Hubo otra rapiña armada ayer, esta vez contra una provisión en Ceibal

Hubo otra rapiña armada ayer, esta  vez contra una provisión en Ceibal
La acción de los denominados “motochorros” tiene a maltraer a la jerarquía policial. Ayer se concretó una nueva rapiña armada, esta vez en perjuicio de una provisión de barrio Ceibal.
De acuerdo a la información obtenida por EL PUEBLO, a media tarde se hicieron presentes dos individuos en la provisión existente en Ituzaingó y Valentín. Habían llegado en moto e ingresaron sin quitarse los cascos protectores.
En ese momento en el interior del comercio se hallaban la dueña del local y una cliente, las que fueron reducidas mediante un arma de fuego que portaba uno de los individuos.
Empuñando el arma exigieron la recaudación a la comerciante, la que la proporcionó sin resistirse. Inmediatamente  de obtenido el botín, los motochorros se retiraron en el mismo vehículo en el que habían llegado.
La policía trabajaba en este nuevo caso de rapiña armada, acciones que preocupan a los jerarcas policiales,  porque se están sucediendo con una frecuencia inusitada.

FOTO: Archivos EL PUEBLO

La acción de los denominados “motochorros” tiene a maltraer a la jerarquía policial. Ayer se concretó una nueva rapiña armada, esta vez en perjuicio de una provisión de barrio Ceibal.

De acuerdo a la información obtenida por EL PUEBLO, a media tarde se hicieron presentes dos individuos en la provisión existente en Ituzaingó y Valentín. Habían llegado en moto e ingresaron sin quitarse los cascos protectores.

En ese momento en el interior del comercio se hallaban la dueña del local y una cliente, las que fueron reducidas mediante un arma de fuego que portaba uno de los individuos.

Empuñando el arma exigieron la recaudación a la comerciante, la que la proporcionó sin resistirse. Inmediatamente  de obtenido el botín, los motochorros se retiraron en el mismo vehículo en el que habían llegado.

La policía trabajaba en este nuevo caso de rapiña armada, acciones que preocupan a los jerarcas policiales,  porque se están sucediendo con una frecuencia inusitada.