Justicia hará investigación interna sobre robo en el juzgado de Salto

Justicia hará investigación interna  sobre robo en el juzgado de Salto
Mientras la Policía sigue buscando pistas en relación al robo del juzgado penal de nuestro medio, hecho ocurrido el pasado viernes por la madrugada, las autoridades de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), fueron enteradas del asunto y delegaron en manos del superintendente de los juzgados penales de Salto, el Dr. Ismael Falco, la supervisión de las actuaciones entorno a la investigación que busca dar con los responsables del caso.
Si bien por el momento la policía solamente tiene personas sospechosas ya identificadas, las actuaciones en torno a este caso siguen. Aunque para las autoridades judiciales, llama la atención el hecho de que en el juzgado hubiera dinero, joyas y armas, todo lo cual debería estar en un depósito y no en una sede administrativa como son los juzgados.
Consultado por ELPUEBLO sobre este asunto, el vocero de la SCJ, Raúl Oxandabarat, dijo que el caso “está en conocimiento de los ministros” pero que en estos casos, al no haber un juez implicado, la Corte “delega el caso en manos del superintendente de los juzgados de Salto, el Dr. Ismael Falco para que se lleven a cabo las actuaciones administrativas correspondientes”.
Asimismo, dijo que dentro de las potestades que tiene el Dr. Falco está el hecho de realizar una investigación destinada a aclarar el caso y a encontrar posibles responsables, sobre todo investigando a las personas que tienen acceso a los juzgados, entre los cuales, por una cuestión de rutina podrían ser investigados los propios funcionarios.
Aunque señaló que una vez que la policía pueda encontrar a los responsables del hecho, las actuaciones las tomará el juez penal que esté de turno. El vocero de la Corte dijo que el dinero que se llevaron los delincuentes pudo haber sido el de la “caja chica”, que es “un monto mensual, que además es escaso y es utilizado para gastos de oficina”.
Destacó asimismo que “no entiende que deba haber otro tipo de montos de dinero en una sede judicial, ya que cuando hay una incautación de dinero por un caso determinado, el mismo debe ser depositado en forma inmediata en el Banco República bajo el rubro de autos en el tiempo más breve posible al de la incautación”.
Señaló que esto es así, ya que tras el caso de la ex jueza penal Anabella Damasco, que está cumpliendo prisión por haberse apropiado de sumas de dinero que pertenecían a casos que la justicia investigaba, la SCJ emitió un “un instructivo muy preciso sobre la actuación que tiene que tener cualquier sede judicial con dineros que son de los casos en los que se está trabajando”.
Asimismo, Oxandabarat dijo que tampoco “sabe porqué había joyas y armas en la sede judicial, ya que no es de estilo tenerlas en esos lugares”.
Dijo que generalmente los hay cuando los jueces están trabajando en esos momentos y los objetos referidos son remitidos por la Policía como elementos de prueba, pero no se utiliza a los juzgados en calidad de depósito.
Por el momento la Policía viene trabajando en el caso y sigue pistas tras algunos sospechosos. Mientras tanto, la SCJ preferirá esperar los resultados de las investigaciones antes de emitir una opinión sobre el caso.

Mientras la Policía sigue buscando pistas en relación al robo del juzgado penal de nuestro medio, hecho ocurrido el pasado viernes por la madrugada, las autoridades de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), fueron enteradas del asunto y delegaron en manos del superintendente de los juzgados penales de Salto, el Dr. Ismael Falco, la supervisión de las actuaciones entorno a la investigación que busca dar con los responsables del caso.

Si bien por el momento la policía solamente tiene personas sospechosas ya identificadas, las actuaciones en torno a este caso siguen. Aunque para las autoridades judiciales, llama la atención el hecho de que en el juzgado hubiera dinero, joyas y armas, todo lo cual debería estar en un depósito y no en una sede administrativa como son los juzgados.

Consultado por ELPUEBLO sobre este asunto, el vocero de la SCJ, Raúl Oxandabarat, dijo que el caso “está en conocimiento de los ministros” pero que en estos casos, al no haber un juez implicado, la Corte “delega el caso en manos del superintendente de los juzgados de Salto, el Dr. Ismael Falco para que se lleven a cabo las actuaciones administrativas correspondientes”.

Asimismo, dijo que dentro de las potestades que tiene el Dr. Falco está el hecho de realizar una investigación destinada a aclarar el caso y a encontrar posibles responsables, sobre todo investigando a las personas que tienen acceso a los juzgados, entre los cuales, por una cuestión de rutina podrían ser investigados los propios funcionarios.

Aunque señaló que una vez que la policía pueda encontrar a los responsables del hecho, las actuaciones las tomará el juez penal que esté de turno. El vocero de la Corte dijo que el dinero que se llevaron los delincuentes pudo haber sido el de la “caja chica”, que es “un monto mensual, que además es escaso y es utilizado para gastos de oficina”.

Destacó asimismo que “no entiende que deba haber otro tipo de montos de dinero en una sede judicial, ya que cuando hay una incautación de dinero por un caso determinado, el mismo debe ser depositado en forma inmediata en el Banco República bajo el rubro de autos en el tiempo más breve posible al de la incautación”.

Señaló que esto es así, ya que tras el caso de la ex jueza penal Anabella Damasco, que está cumpliendo prisión por haberse apropiado de sumas de dinero que pertenecían a casos que la justicia investigaba, la SCJ emitió un “un instructivo muy preciso sobre la actuación que tiene que tener cualquier sede judicial con dineros que son de los casos en los que se está trabajando”.

Asimismo, Oxandabarat dijo que tampoco “sabe porqué había joyas y armas en la sede judicial, ya que no es de estilo tenerlas en esos lugares”.

Dijo que generalmente los hay cuando los jueces están trabajando en esos momentos y los objetos referidos son remitidos por la Policía como elementos de prueba, pero no se utiliza a los juzgados en calidad de depósito.

Por el momento la Policía viene trabajando en el caso y sigue pistas tras algunos sospechosos. Mientras tanto, la SCJ preferirá esperar los resultados de las investigaciones antes de emitir una opinión sobre el caso.