Justicia sanducera liberó a tres policías y cinco hombres, todos de Salto vinculados al decomiso de un contrabando

Justicia sanducera liberó a tres policías y cinco hombres,  todos de Salto vinculados al decomiso de un contrabando
Finalmente fueron liberados los tres funcionarios de la Policía Caminera y los cinco particulares que, reconociendo su calidad de contrabandistas, denunciaron que habían ingresado mercadería ilegal al país y que al serle incautadas las mismas por parte de los efectivos de la Caminera, el volumen de contrabando declarado en las actas “era sensiblemente inferior” al que les habría sido decomisado.
El hecho había ocurrido días pasados, cuando la mercadería fue ingresada desde la República Argentina a la altura del río Uruguay, por un campo de las inmediaciones de la zona de la Meseta de Artigas en Paysandú.
Pero al contar con una denuncia sobre este asunto, los funcionarios de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Salto, ayudados por el personal del Grupo de Represión e Inteligencia Aduanera (GRIA), llevaron a cabo diversos procedimientos donde detuvieron a los supuestos pasadores de la mercadería, al propietario del establecimiento y a tres funcionarios del destacamento de Salto de la Policía Caminera.
En total, eran ocho personas las que fueron detenidas y sometidas a una investigación judicial, que por la zona donde ocurrió el procedimiento fue derivada al Juzgado Penal de turno del departamento de Paysandú. Los efectivos trabajaron con fuerte hermetismo en el caso durante las últimas 48 horas.
A todos ellos, les fueron tomadas las declaraciones sobre lo ocurrido y la policía aportó las actas, además de la mercadería que figura como incautada. Los detenidos fueron trasladados a Paysandú el viernes, traídos a Salto nuevamente para permanecer detenidos y nuevamente llevados hasta la capital sanducera ayer sábado por la mañana, para declarar ante el magistrado actuante.
TODOS LIBERADOS
Sin embargo, ayer por la tarde, todos los particulares y los funcionarios policiales que se encontraban detenidos recobraron su libertad. Es que como elemento de prueba, solamente apareció la mercadería que había sido incautada cuando la misma pretendía ser cargada en un camión para ser trasladada a nuestra ciudad para su comercialización.
Aunque según los contrabandistas, había mucho más volumen de mercadería entre lo incautado que no fue declarado, pero ese excedente no fue encontrado por la Policía y por lo tanto, la denuncia que ameritó esta investigación cayó por su propio peso.
MUCHOS LLAMADOS
Por otro lado, anoche se registraron una serie de llamados policiales que determinaron la intervención de las fuerzas del orden en distintos puntos de la ciudad. Si bien no se registraron casos graves, la policía aduce que por distintos factores durante los fines de semana los llamados se incrementan notablemente.   En ese aspecto, es que al menos dos accidentes de tránsito ocurrieron en la noche de ayer, uno de ellos a la altura de la avenida Luis Batlle Berres y Herrera y Obes. En ese lugar, una motocicleta, chocó contra un automóvil que pretendía ingresar por esta calle.
Se trataba de una moto marca Winner 110 cc matrícula HKJ 310 y un automóvil Suzuki modelo Alto matrícula HBA 641, pese a que el impacto fue importante, el motonetista resultó con politraumatismos leves y fue atendido en un centro asistencial para mayor seguridad, siendo trasladado por una unidad de emergencia.
Minutos después, otro hecho de similar naturaleza se registró en la calle José Amorín entre Brasil y 19 de Abril. Allí un motonetista perdió el dominio de su birrodado y chocó contra otro vehículo que circulaba por el lugar. El conductor de la moto terminó lesionado.
Al tiempo que algunos minutos más tarde, un accidente de tránsito que involucró a un funcionario policial se registró en el cruce de la avenida Rodó y calle Maciel. Allí un funcionario de la policía circulaba en moto cuando se dirigía a tomar el turno, pero al llegar al mencionado cruce chocó contra un automóvil que circulaba por las inmediaciones.
El funcionario terminó con lesiones que no revistieron gravedad pero igualmente fue trasladado hacia un centro asistencial por una unidad de emergencia.
Asimismo, al caer la tarde, la policía concurrió hasta una vivienda del complejo Santa Teresa, en las inmediaciones del barrio Salto Nuevo, para asistir a un llamado donde un hombre denunció que unos individuos, ingresaron a su domicilio por la fuerza y tras golpearlo, le robaron algunos objetos retirándose de la zona. Los funcionarios realizaron un rastrillaje por la zona con la finalidad de poder encontrar a los autores de este hecho, pero no pudieron dar con los responsables. Asimismo, algunos minutos más tarde, la policía volvió a la zona sur de la ciudad, pero esta vez, porque los cables del tendido eléctrico de UTE se encontraban en cortocircuito y tomaron fuego, lo que alertó a los lugareños que trasladaron la inquietud al servicio policial, el que a su vez dio cuenta a los funcionarios de UTE del asunto.
LA TROPILLA
Por otro lado, otro de los hechos que convocó ayer a la policía fue la aparición en un importante cruce de la ciudad de al menos una docena de caballos que se encontraban sueltos en el lugar. El hecho se registró al caer la tarde de ayer en el cruce de las calles Rivera y Colón, zona donde ingresan los vehículos que provienen desde la Costanera Sur, además de existir una parada de ómnibus en esa esquina.
Los animales habían sido ahuyentados del lugar por los funcionarios policiales, pero regresaron al punto y generaron un foco de preocupación por la posibilidad de dar lugar a una situación peligrosa.
Aunque rato después lograron la dispersión de los animales y el hecho no pasó a mayores.
Además la policía fue convocada en reiteradas oportunidades a distintos puntos de la ciudad donde se registraron incidentes, en algunos casos los hechos se registraron en clubes deportivos barriales.

Finalmente fueron liberados los tres funcionarios de la Policía Caminera y los cinco particulares que, reconociendo su calidad de contrabandistas, denunciaron que habían ingresado mercadería ilegal al país y que al serle incautadas las mismas por parte de los efectivos de la Caminera, el volumen de contrabando declarado en las actas “era sensiblemente inferior” al que les habría sido decomisado.

El hecho había ocurrido días pasados, cuando la mercadería fue ingresada desde la República Argentina a la altura del río Uruguay, por un campo de las inmediaciones de la zona de la Meseta de Artigas en Paysandú.

Pero al contar con una denuncia sobre este asunto, los funcionarios de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Salto, ayudados por el personal del Grupo de Represión e Inteligencia Aduanera (GRIA), llevaron a cabo diversos procedimientos donde detuvieron a los supuestos pasadores de la mercadería, al propietario del establecimiento y a tres funcionarios del destacamento de Salto de la Policía Caminera.

En total, eran ocho personas las que fueron detenidas y sometidas a una investigación judicial, que por la zona donde ocurrió el procedimiento fue derivada al Juzgado Penal de turno del departamento de Paysandú. Los efectivos trabajaron con fuerte hermetismo en el caso durante las últimas 48 horas.

A todos ellos, les fueron tomadas las declaraciones sobre lo ocurrido y la policía aportó las actas, además de la mercadería que figura como incautada. Los detenidos fueron trasladados a Paysandú el viernes, traídos a Salto nuevamente para permanecer detenidos y nuevamente llevados hasta la capital sanducera ayer sábado por la mañana, para declarar ante el magistrado actuante.

TODOS LIBERADOS

Sin embargo, ayer por la tarde, todos los particulares y los funcionarios policiales que se encontraban detenidos recobraron su libertad. Es que como elemento de prueba, solamente apareció la mercadería que había sido incautada cuando la misma pretendía ser cargada en un camión para ser trasladada a nuestra ciudad para su comercialización.

Aunque según los contrabandistas, había mucho más volumen de mercadería entre lo incautado que no fue declarado, pero ese excedente no fue encontrado por la Policía y por lo tanto, la denuncia que ameritó esta investigación cayó por su propio peso.

MUCHOS LLAMADOS

Por otro lado, anoche se registraron una serie de llamados policiales que determinaron la intervención de las fuerzas del orden en distintos puntos de la ciudad. Si bien no se registraron casos graves, la policía aduce que por distintos factores durante los fines de semana los llamados se incrementan notablemente.   En ese aspecto, es que al menos dos accidentes de tránsito ocurrieron en la noche de ayer, uno de ellos a la altura de la avenida Luis Batlle Berres y Herrera y Obes. En ese lugar, una motocicleta, chocó contra un automóvil que pretendía ingresar por esta calle.

Se trataba de una moto marca Winner 110 cc matrícula HKJ 310 y un automóvil Suzuki modelo Alto matrícula HBA 641, pese a que el impacto fue importante, el motonetista resultó con politraumatismos leves y fue atendido en un centro asistencial para mayor seguridad, siendo trasladado por una unidad de emergencia.

Minutos después, otro hecho de similar naturaleza se registró en la calle José Amorín entre Brasil y 19 de Abril. Allí un motonetista perdió el dominio de su birrodado y chocó contra otro vehículo que circulaba por el lugar. El conductor de la moto terminó lesionado.

Al tiempo que algunos minutos más tarde, un accidente de tránsito que involucró a un funcionario policial se registró en el cruce de la avenida Rodó y calle Maciel. Allí un funcionario de la policía circulaba en moto cuando se dirigía a tomar el turno, pero al llegar al mencionado cruce chocó contra un automóvil que circulaba por las inmediaciones.

El funcionario terminó con lesiones que no revistieron gravedad pero igualmente fue trasladado hacia un centro asistencial por una unidad de emergencia.

Asimismo, al caer la tarde, la policía concurrió hasta una vivienda del complejo Santa Teresa, en las inmediaciones del barrio Salto Nuevo, para asistir a un llamado donde un hombre denunció que unos individuos, ingresaron a su domicilio por la fuerza y tras golpearlo, le robaron algunos objetos retirándose de la zona. Los funcionarios realizaron un rastrillaje por la zona con la finalidad de poder encontrar a los autores de este hecho, pero no pudieron dar con los responsables. Asimismo, algunos minutos más tarde, la policía volvió a la zona sur de la ciudad, pero esta vez, porque los cables del tendido eléctrico de UTE se encontraban en cortocircuito y tomaron fuego, lo que alertó a los lugareños que trasladaron la inquietud al servicio policial, el que a su vez dio cuenta a los funcionarios de UTE del asunto.

LA TROPILLA

Por otro lado, otro de los hechos que convocó ayer a la policía fue la aparición en un importante cruce de la ciudad de al menos una docena de caballos que se encontraban sueltos en el lugar. El hecho se registró al caer la tarde de ayer en el cruce de las calles Rivera y Colón, zona donde ingresan los vehículos que provienen desde la Costanera Sur, además de existir una parada de ómnibus en esa esquina.

Los animales habían sido ahuyentados del lugar por los funcionarios policiales, pero regresaron al punto y generaron un foco de preocupación por la posibilidad de dar lugar a una situación peligrosa.

Aunque rato después lograron la dispersión de los animales y el hecho no pasó a mayores.

Además la policía fue convocada en reiteradas oportunidades a distintos puntos de la ciudad donde se registraron incidentes, en algunos casos los hechos se registraron en clubes deportivos barriales.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...