La batalla entre narcos sigue y ahora la balacera fue en el barrio Fátima

La batalla entre narcos sigue y ahora  la balacera fue en el barrio Fátima

Prosiguen los episodios de violencia y no cesan los ataques con arma de fuego, esta vez estos casos de violencia extrema se trasladaron hasta el barrio Fátima, donde reside otro de los capos narcos pero que actualmente se encuentra fugado ya que sobre él, según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO pesa una orden de captura, emitida por la jueza penal que está a cargo de la investigación.

Al tiroteo ocurrido el lunes en el barrio Lazareto y al que ocurrió en Don Atilio, prosiguieron los ataques en los dos lugares donde existen bandas de narcos que tienen para sí lo que en la jerga policial denominan “perros” o “sicarios” que asesinan por encargo. En este caso, según afirmó la Policía los autores del caso circulaban en dos motos y los investigadores, no descartan el relacionamiento con los episodios de violencia vividos la semana pasada.

DISPAROS DE ARMA DE FUEGO EN BARRIO FÁTIMA

Un nuevo tiroteo se registró en la pasada jornada del viernes, esta vez fue en el barrio Fátima, por lo que la Policía no descarta que los motivos se encuentren ligados a los hechos similares ocurridos la semana pasada, en los que se vieron involucrados varios actores conocidos como integrantes del mundo narco.

Si bien los procesamientos dictaminados por la Justicia, tipificaron delitos como hurto de energía y de agua, o de porte ilegal de armas, a quienes presuntamente estarían implicados en las balaceras, los casos ostentan un claro perfil de que el móvil detrás de esto es el del ajustes de cuenta.

De acuerdo a la información a la que accedió EL PUEBLO, la Policía investiga si éste último hecho tiene relacionamiento directo con los anteriores, al haberse producido en las cercanías de un importante punto de comercialización de drogas. En el marco de las arduas investigaciones que tienen atareados tanto a la Policía como a la Justicia, para esclarecer la ola de violencia que viene ocurriendo y que alarma a la comunidad, ningún hilo conductor es dejado de lado, al estarse ante una problemática seria y que preocupa.