La Policía prevé operativos en los barrios salteños pero con la firmeza “adecuada” a la realidad local

La Policía prevé operativos en los barrios salteños pero con la firmeza “adecuada” a la realidad local

Jefe de Policía relativiza denuncias por “abusos”

Pese a la creciente cantidad de denuncias por falta de seguridad en muchos barrios de la ciudad y al reclamo constante de ciudadanos de todas las edades contra los menores infractores, que según la Policía de Salto, son los autores de más del 60 por ciento de los delitos que se cometen en nuestro medio, las autoridades de la Jefatura de Policía local no tienen pensado aplicar una política de mano dura contra la delincuencia, como la que se está llevando a cabo en distintos barrios considerados “problemáticos” de Montevideo.

Al menos, así lo manifestó a EL PUEBLO, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, en oportunidad de dialogar con este diario sobre la andanada de procedimientos que está llevando a cabo la policía capitalina, con la intención de poder dar con los delincuentes peligrosos que se ocultan en los diferentes cantegriles y barrios periféricos de la capital del país.

Pero Ayuto cree que ese tipo de operativos en Salto “no es necesario”, porque aduce que si bien existe una presencia de delitos que “por momentos preocupan” a la población, “la situación “es manejable” y no creen que deban registrarse allanamientos como sí ocurren en la capital. Por otro lado, y ante una ola de críticas que fueron conocidas públicamente en los últimos días a raíz de algunas publicaciones en los medios, por parte de vecinos de diferentes barrios de la ciudad, contra lo que consideraron fueron casos de “abusos” cometidos por la Policía, el jefe de Policía dijo a EL PUEBLO que “hay un equilibrio entre el manejo de la función policial y lo que puede considerarse un abuso” y que la Policía “no puede entrar a los barrios” como si fuera “de paseo”.

MOLESTOS

En los últimos días, hubo una andanada de críticas contra la Policía salteña por su accionar en diversos operativos en distintos puntos de la ciudad. Las autoridades dicen que “no pueden dejarse llevar” por lo que pueda opinar la gente en algunos casos, porque por lo general “opera la subjetividad” de los involucrados que se sienten perjudicados por el accionar de la policía.

“Cuando nosotros entramos a un barrio a hacer un rastrillaje, es porque las cosas no andan bien. Por supuesto que sabemos que no todos los que viven en ese lugar son delincuentes, pero no podemos entrar como si anduviéramos de paseo, como si fuéramos a llegar a charlar con el vecino, entramos imponiendo nuestra presencia y que los delincuentes sepan que estamos ahí y que estamos detrás de ellos”, aseguró a este diario el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto.

Consultado por un caso en el que un joven estudiante universitario, acusa a la Policía de “estigmatizar” al barrio donde él vive y de ingresar en forma “violenta” al punto que “ningún vecino puede salir a la calle” porque puede ser pasible de “un abuso policial”, Ayuto dice que “lamenta” que esto sea así.

“Nosotros no queremos ni asustar a la gente del barrio ni molestarlos, ni mucho menos maltratar a nadie, pero sí hacemos nuestro trabajo y los vecinos tienen que entender que así cuando nos llaman porque hay algún tipo de problemas que amerita nuestra presencia, nosotros concurrimos cuando entendemos que debemos llevar a cabo un procedimiento para disuadir a los delincuentes y eso no lo podemos hacer de mano blanda”, comentó.

Se mostró “preocupado porque puedan existir excesos” contra la población y reiteró que “siempre hay aspectos a corregir”. Pero aseguró que tiene presente la premisa que marcaba la ex ministra del interior cuando hablaba del “policía propio” que pedía la gente para evitar que les roben.

“Pero por otro lado, cuando estamos ahí, cuando marcamos presencia es cuando más nos critican, y bueno. Tendremos que saber actuar con prudencia sí, pero con la firmeza necesaria también”, aclaró el jerarca.

LOS OPERATIVOS

Por otro lado, el máximo jerarca de la policía salteña, esgrimió que los procedimientos que se están llevando a cabo en diferentes barrios de la ciudad, vienen a colación de las denuncias que se han registrado en los últimos tiempos.

Aunque descartó por otra parte, que en Salto se lleven a cabo operativos de la magnitud de los que se vienen realizando en Montevideo. Sostuvo que las condiciones para que algo así se ejecute en nuestro medio “no están dadas”, y que ninguno de los barrios más conflictivos de Salto “representa el peligro” que algunos de los “medianamente problemáticos” de la capital del país.

“Aquí se dan delitos y hechos de violencia, eso lo sabemos y no lo ocultamos. Pero de ahí a que haya un lugar al que la Policía no ingrese y no pueda actuar con la severidad y firmeza que le requiera en ese momento, no existe. Siempre vamos y hacemos nuestro trabajo donde sea. Y se van a llevar a cabo operativos de seguridad en algunos lugares, claro. Aunque lo haremos a nuestro modo y con la mayor de las rigurosidades pero adecuadas a nuestra realidad, para dar con los delincuentes”, expresó Ayuto.