La Suprema Corte concedió prisión domiciliaria al matador del Dr. Pablo Gaudín, por razones de edad y de salud

La Suprema Corte concedió prisión domiciliaria al  matador del Dr. Pablo Gaudín, por razones de edad y de salud

La Suprema Corte de Justicia concedió ayer la prisión domiciliaria, a un hombre de 70 años de edad, que está cumpliendo prisión al imputársele el homicidio del médico Pablo Gaudín, ocurrido el 11 de enero del año 2009. La decisión de los altos magistrados fue adoptada durante el Acuerdo de Ministros y estuvo fundada en las razones de edad y de salud del recluso, además de su condición de primario y que ya lleva tres años y cuatro meses cumpliendo prisión en el recinto carcelario.

Asimismo, los cinco ministros que integran la máxima corporación judicial, se reunieron ayer por la tarde para tratar entre otros temas, un análisis pormenorizado del procesamiento de los doce procesados entre funcionarios públicos y contrabandistas, que cumplen prisión preventiva hasta el momento, imputados de un delito de asociación para delinquir en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de contrabando.

Al revisar los antecedentes, los ministros pudieron ver que uno de los funcionarios mantiene un antecedente por contrabando, de apenas dos meses antes de haber caído en esta redada en marzo del 2011. Por lo tanto, decidieron solicitar un informe al Juzgado de Crimen Organizado para conocer el estado de la causa, lo que a su vez motivó, que todas las causas en estudio, sean aplazadas para una decisión posiblemente la semana próxima.

A CASA

Tras la reunión del Acuerdo de Ministros, que se llevó a cabo en la tarde de ayer en la sede de la Suprema Corte de Justicia, los cinco ministros abordaron distintos casos que estaban pendientes de resolución, entre ellos, el del matador del médico Pablo Gaudín, identificado como S.S. de 70 años de edad.

A esta persona le fue imputado un delito de homicidio simple, que prevé una sanción de entre 20 meses de prisión a 12 años de penitenciaria, y ya lleva cumpliendo tres años y cuatro meses de reclusión.

Pero el pasado 7 de mayo, en ocasión de la visita anual de cárceles, el sujeto desfiló ante los magistrados para solicitarles la libertad por el instituto de la Gracia. Pero ayer, tras analizar la causa y su situación, los ministros resolvieron otorgarle la prisión domiciliaria, debiendo cumplir en ese lugar el resto de la condena imputada.

Para esta situación, fueron determinantes los problemas de salud invocados, además de su condición de primario y la avanzada edad del recluso, indicó a EL PUEBLO el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat.

CAUSA ABIERTA

En tanto, la causa de los doce procesados entre contrabandistas y funcionarios públicos que cayeron en una redada por contrabando, que llevaron a cabo funcionarios de asuntos internos de la Aduana en marzo del 2011 y a los que le fue imputado el duro delito de asociación para delinquir en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de contrabando, también fue analizada.

Días pasados, los altos magistrados solicitaron que el prosecretario de la Corte, les elevara una evaluación de cada una de las causas para estudio de los mismos, lo que efectivamente se llevó a cabo en la pasada jornada.

Pero uno de los procesados, un funcionario de aduanas que revestía funciones en el puente de Salto Grande, mantiene abierta además otra causa por contrabando, con apenas dos meses de anterioridad a la última por la cual se encuentra en reclusión.

Esta situación, demoró la decisión del resto de las causas, ya que los ministros decidieron solicitar al Juzgado de Crimen Organizado un informe sobre esa situación en particular. Por lo cual, ahora los ministros volverán a tratar estos temas la semana próxima si es que el informe solicitado les es elevado tal como lo solicitaron.

En esa ocasión, aclaró el vocero de la Corte a este diario, los magistrados volverán a analizar cada una de las causas y resolverán si los encausados seguirán en reclusión hasta un estado más avanzado de las mismas o deciden otorgar al menos algunas libertades.

Desde que cayeron en prisión, hace 14 meses, solamente uno de los funcionarios aduaneros fue liberado por la misma Suprema Corte de Justicia, y el resto de las peticiones de libertad recibidas fueron denegadas hasta el momento.

Los funcionarios y contrabandistas recluidos por esta causa, se encuentran todos juntos en la chacra policial, lindera al edificio principal de la cárcel local y no tienen el beneficio de las salidas transitorias, ni siquiera por ocasiones especiales, debido a la gravedad del delito que les ha sido imputado en primera instancia. Pero según añadió Oxandabarat sobre este caso, en los próximos días podría haber novedades.