Los tres denunciados por violación negaron el hecho en la sede policial y ahora el caso pasó a la órbita judicial

Los tres denunciados por violación negaron el hecho en  la sede policial y ahora el caso pasó a la órbita judicial

Hace dos semanas, una joven de 29 años denunció haber sido violada por tres sujetos, y en las últimas horas la Policía logró dar con el paradero del tercer denunciado, quien al ser indagado negó los hechos que se le imputan, siguiendo el mismo camino que los otros dos individuos, que también contradijeron la versión de la denunciada.

Ahora el caso pasó a la órbita judicial, donde los tres implicados deberán contar su versión de los hechos ante el magistrado actuante.

Como informó oportunamente EL PUEBLO, la presunta víctima se presentó en la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía para denunciar que había sido abusada por tres sujetos conocidos -incluso había trabajado para uno de ellos-, luego de abandonar un boliche bailable junto a ellos. La joven salió con el trío con la intención de ir a otro baile, pero al parecer perdió el conocimiento, según la versión que brindó, y cuando se despertó se encontraba en un hotel de alta rotatividad con los hombres en cuestión.

La denunciante agregó que los tres abusaron sexualmente de ella mientras estaba inconsciente, hecho que atribuyó al posible consumo de alcohol o a un suministro encubierto de alguna droga, dado que afirmó no haber consumido sustancias alucinógenas por voluntad propia.

ROBARON EN LA ESCUELA 92

La escuela 92 fue visitada por los ladrones, quienes se llevaron todo lo que pudieron. Mediante la rotura del vidrio de una claraboya del techo, los maleantes ingresaron al interior del centro de estudio para revolver todo y robar lo que encontraron en el salón comedor: 20 litros de leche, tres paquetes de mayonesa, dos paquetes de manteca, un horno microondas James y una bandeja con 10 vasos.

También tuvieron la intención de llevarse una garrafa de 13 kilos, pero tras sacarla del comedor y cargarla hasta la claraboya por donde habían ingresado, se dieron cuenta de que la misma era más grande que el orificio que habían hecho, por lo que tuvieron que dejarla en el lugar.

Tras ser realizada la denuncia respectiva en la seccional 3ª, actualmente los efectivos de dicha dependencia policial se encuentran abocados a intentar identificar a los malvivientes que robaron en la escuela. El hecho ocurrió el pasado fin de semana, dado que el centro permaneció cerrado desde las siete de la tarde del viernes hasta las ocho de la mañana del lunes.

HURTO EN INTERIOR DE VEHÍCULO

Un automóvil que se encontraba estacionado en un garaje ubicado en calle Morquio al 200 fue visitado por los “amigos de lo ajeno”, según pudo comprobar el dueño del vehículo. Cuando el hombre fue a utilizarlo para ir a trabajar, a las 8.30 de la mañana del lunes, se encontró con la desagradable sorpresa de que la ventana izquierda del asiento delantero había sido dañada.

Del interior del auto faltaban un parlante Pionner, un pendrive, una pinza de corte, una pinza universal, una linga de auto, un par de chicotes y un buzo de lana. El perjuicio se evalúo en 6.000 pesos.

Los funcionarios policiales de la seccional 2ª practicaron las averiguaciones del caso con los vecinos de la zona, con resultados negativos.

A PRISIÓN POR RECEPTACIÓN

Un móvil de la seccional 5a. concurrió a la intersección de las calles Charrúa y Viera, alertados de que se había registrado un hurto en el interior de un camión que se encontraba estacionado allí. Al practicarse las averiguaciones correspondientes con los vecinos de la zona, estos manifestaron haber visto a un hombre salir del interior del vehículo en cuestión.

Efectuada una recorrida por las inmediaciones, se logró visualizar a un sujeto con características similares a las aportadas por los testigos. Éste, al percatarse de la presencia policial, se dio inmediatamente a la fuga, pero tras una rápida persecución fue localizado detrás de un muro de piedra. El delincuente, que se encontraba boca abajo para pasar desapercibido, fue detenido y trasladado a la sede policial para ser indagado. Tras efectuársele una minuciosa revista de rutina, se incautaron varios objetos que tenía escondidos entre sus ropas: el frente desmontable de una radio marca Pioneer, un pendrive del Plan Ceibal, un adaptador de USB y un parlante, todos producto del hurto del camión.

Tras ser puesto en conocimiento del caso y concluir sus actuaciones, el magistrado actuante dispuso el procesamiento con prisión de J. G. S. S. por la comisión de un delito de receptación en calidad de autor.