Policía detuvo a cuatro personas por tenencia de drogas

Policía detuvo a cuatro personas por tenencia de drogas
Mientras las bocas de venta de droga siguen siendo un problema social de brutal importancia en el Uruguay de hoy, en nuestra ciudad desde hace tiempo que las mismas pululan en los barrios y la situación sigue creciendo a pasos agigantados.
En Salto ya van decenas de estas “bocas” cerradas por la Policía y otros tantos procesados, entre hombres y mujeres, que se dedican a vender drogas aduciendo que se trata de “una forma de vida por no tener otra manera de salir adelante”. Le endilgan la situación a la falta de trabajo y asumen que hacer el contacto para vender estupefacientes en sus casas, es una tarea más, preferible a la de tener que trabajar a la intemperie, sin comodidad alguna y por mucho menos plata.
Pero el narcotráfico está instalado desde hace décadas y mientras el aparato represor del Estado, en este caso la Policía, ha intentado acabar con este asunto, no ha podido y aún décadas después, está lejos de poder hacerlo.
Aunque es ahí cuando aparece la idea del gobierno de hacerse cargo de la venta de la marihuana, porque si piensa que todos la tienen, ya no es un problema, y encima si el Estado regula su venta y controla la cantidad de consumidores, la situación podrá ir mejorando.
Ayer en una entrevista central publicada por el diario El País de Madrid, realizada nada más y nada menos que por el director de éste prestigioso periódico mundial, Javier Moreno, el presidente José Mujica se refiere a esta realidad. Que no cesa y que por más combatible que se vuelva, la Policía invierte recursos y tiempo de por vida en una actividad, que seguirá existiendo, por la simple razón de que hay consumidores.
“¿Por qué lo planteamos? (dijo Mujica en relación a su propuesta de controlar el mercado de la marihuana) Porque somos uruguayos, porque estamos en la historia. Allí discutieron en la década de 1910 el asunto del alcohol. ¿Sabe lo que hizo el Estado? Monopolizó la fabricación de alcohol de boca para eliminar los que entreveraron alcoholes de madera. Lo entró a cobrar caro. Y ahí sacaron una rentabilidad para atender salud pública. ¿Qué hicieron los craks del mundo? La ley seca de Estados Unidos mire como le fue y hasta Stalin quiso prohibir el alcohol. Chuparon más que nunca. No. En mi país con la marihuana queremos hacer un camino de ese tipo. Ahora, ¿Hay solución contra el narcotráfico? No sabemos. Es un experimento. Es un experimento por lo siguiente: esto lleva casi 100 años que estamos reprimiendo. ¿Y? ¿Dónde están los triunfos? Les ganamos todas las batallas: tantos kilos acá, el barquito este, lo otro, pero sigue funcionando. Y esa es la batalla. Yo creo que es una actitud conservadora. Se echaron a vivir aparatos de combate, fuertes, que viven de eso. Y ahora tienen esa lógica, también presionan. Se transforman en instrumentos de presión política. ¿Perdemos, no perdemos? No importa. Nos parece que hay que tener el coraje de plantear esta discusión. Y veremos hasta donde llegamos”, dijo Mujica en la entrevista con el director de El País de Madrid el pasado jueves por la mañana en la capital española.
Mientras todo esto se plantea a nivel filosófico y político, en la madrugada del domingo en Salto, la policía capturó a cuatro hombres jóvenes, entre veinte y pico y treinta años de edad, porque “andaban con mucha droga” encima como para el mero consumo como ellos alegaron y daba para pensar que la tenían para la venta.
El operativo lo llevó a cabo la Dirección de Investigaciones, a través del departamento de Narcóticos. Ellos ya sabían que estas personas estaban vinculadas a la droga. No sabían si vendían, pero sí que tenían encima estas sustancias y habrá que aclarar el caso.
Ayer, se encontraban detenidos en distintas dependencias policiales con la finalidad de que se contactaran entre ellos como para arreglar una versión de lo ocurrido. Pero a partir de la una y media de la tarde de hoy, deberán presentarse ante el juez penal de 4º turno, Alejandro Asteggiante, quien con los elementos de prueba ante la mesa resolverá si existe mérito como para atribuir eventuales responsabilidades a estas personas.
No está claro todavía, si se trataba de vendedores de drogas o de consumidores de alto vuelo, ya que les fue encontrada droga como para ser consumida entre varias personas.

Mientras las bocas de venta de droga siguen siendo un problema social de brutal importancia en el Uruguay de hoy, en nuestra ciudad desde hace tiempo que las mismas pululan en los barrios y la situación sigue creciendo a pasos agigantados.

En Salto ya van decenas de estas “bocas” cerradas por la Policía y otros tantos procesados, entre hombres y mujeres, que se dedican a vender drogas aduciendo que se trata de “una forma de vida por no tener otra manera de salir adelante”. Le endilgan la situación a la falta de trabajo y asumen que hacer el contacto para vender estupefacientes en sus casas, es una tarea más, preferible a la de tener que trabajar a la intemperie, sin comodidad alguna y por mucho menos plata.

Pero el narcotráfico está instalado desde hace décadas y mientras el aparato represor del Estado, en este caso la Policía, ha intentado acabar con este asunto, no ha podido y aún décadas después, está lejos de poder hacerlo.

Aunque es ahí cuando aparece la idea del gobierno de hacerse cargo de la venta de la marihuana, porque si piensa que todos la tienen, ya no es un problema, y encima si el Estado regula su venta y controla la cantidad de consumidores, la situación podrá ir mejorando.

Ayer en una entrevista central publicada por el diario El País de Madrid, realizada nada más y nada menos que por el director de éste prestigioso periódico mundial, Javier Moreno, el presidente José Mujica se refiere a esta realidad. Que no cesa y que por más combatible que se vuelva, la Policía invierte recursos y tiempo de por vida en una actividad, que seguirá existiendo, por la simple razón de que hay consumidores.

“¿Por qué lo planteamos? (dijo Mujica en relación a su propuesta de controlar el mercado de la marihuana) Porque somos uruguayos, porque estamos en la historia. Allí discutieron en la década de 1910 el asunto del alcohol. ¿Sabe lo que hizo el Estado? Monopolizó la fabricación de alcohol de boca para eliminar los que entreveraron alcoholes de madera. Lo entró a cobrar caro. Y ahí sacaron una rentabilidad para atender salud pública. ¿Qué hicieron los craks del mundo? La ley seca de Estados Unidos mire como le fue y hasta Stalin quiso prohibir el alcohol. Chuparon más que nunca. No. En mi país con la marihuana queremos hacer un camino de ese tipo. Ahora, ¿Hay solución contra el narcotráfico? No sabemos. Es un experimento. Es un experimento por lo siguiente: esto lleva casi 100 años que estamos reprimiendo. ¿Y? ¿Dónde están los triunfos? Les ganamos todas las batallas: tantos kilos acá, el barquito este, lo otro, pero sigue funcionando. Y esa es la batalla. Yo creo que es una actitud conservadora. Se echaron a vivir aparatos de combate, fuertes, que viven de eso. Y ahora tienen esa lógica, también presionan. Se transforman en instrumentos de presión política. ¿Perdemos, no perdemos? No importa. Nos parece que hay que tener el coraje de plantear esta discusión. Y veremos hasta donde llegamos”, dijo Mujica en la entrevista con el director de El País de Madrid el pasado jueves por la mañana en la capital española.

Mientras todo esto se plantea a nivel filosófico y político, en la madrugada del domingo en Salto, la policía capturó a cuatro hombres jóvenes, entre veinte y pico y treinta años de edad, porque “andaban con mucha droga” encima como para el mero consumo como ellos alegaron y daba para pensar que la tenían para la venta.

El operativo lo llevó a cabo la Dirección de Investigaciones, a través del departamento de Narcóticos. Ellos ya sabían que estas personas estaban vinculadas a la droga. No sabían si vendían, pero sí que tenían encima estas sustancias y habrá que aclarar el caso.

Ayer, se encontraban detenidos en distintas dependencias policiales con la finalidad de que se contactaran entre ellos como para arreglar una versión de lo ocurrido. Pero a partir de la una y media de la tarde de hoy, deberán presentarse ante el juez penal de 4º turno, Alejandro Asteggiante, quien con los elementos de prueba ante la mesa resolverá si existe mérito como para atribuir eventuales responsabilidades a estas personas.

No está claro todavía, si se trataba de vendedores de drogas o de consumidores de alto vuelo, ya que les fue encontrada droga como para ser consumida entre varias personas.