Presunto ajuste de cuentas entre dos mujeres terminó con una de ellas baleada, fue en el barrio La Tablada

Presunto ajuste de cuentas entre dos mujeres terminó con una de ellas baleada, fue en el barrio La Tablada

El barrio La Tablada fue escenario de un presunto ajuste de cuentas en la tarde de ayer. El hecho fue protagonizado por dos mujeres con antecedentes penales, de acuerdo a lo que pudo saber EL PUEBLO. Cerca de las 19.00 horas, la agresora llegó a la calle Brasil casi Verocay con un arma de fuego escondida entre su ropa y al ver a la agredida, sacó el revólver y disparó con dirección a las piernas de la víctima, ingresando la bala en uno de sus muslos.
La agresora se dio rápidamente a la fuga, al tiempo que la agredida quedó tendida en el piso, aturdida por el incidente que acababa de ocurrir. Una llamada anónima a la línea 911 alertó a la Policía del hecho y un móvil de la Seccional Segunda llegó al lugar a los pocos minutos, encontrándose con el panorama descripto anteriormente.
La herida fue inmediatamente trasladada al Hospital, donde se le brindó la atención médica de rigor. En el nosocomio se constató que la paciente también había sufrido una pedrada en la cara que había provocado un corte.
Tras ser entrevistada por los funcionarios policiales, la víctima logró identificar a la agresora, por lo que comenzó la búsqueda. Luego de escuchar el nombre de la sospechosa, la Policía constató que se trataba de una mujer de 27 años con varios antecedentes penales, que vestía un buzo blanco y una calza floreada cuando cometió la agresión.
DETUVIERON A LA AGRESORA
La Policía dispuso un importante operativo en el interior del barrio La Tablada, con el objetivo de atrapar a la agresora. Los datos que recabaron los jerarcas policiales daban cuenta de que la mujer no había salido de la zona, por lo que se enviaron varias patrullas al lugar.
Finalmente y tras algunos minutos, la búsqueda dio sus frutos y la mujer cayó en manos de la Policía. Tras ser indagada, en primera instancia la sospechosa negó los hechos que se le imputaban.
Al cierre de esta edición, los policías continuaban interrogándola, con la intención de confirmar que se trataba de la autora del disparo y de lograr que revele el lugar donde se encuentra el arma de fuego utilizada, con lo que se cerraría el círculo de la investigación.
Enterado del caso el magistrado actuante dispuso que la mujer permanezca detenida y que en esta jornada sea conducida a la sede judicial.
LA HIPÓTESIS DEL AJUSTE DE CUENTAS
Pese a que la presunta agresora no había brindado datos útiles a la Policía, en la noche de ayer se manejaba el ajuste de cuentas como principal hipótesis para explicar el móvil de la agresión.
La forma en que actuó la agresora se adapta perfectamente a este tipo de delitos: la mujer fue a buscar a la agredida y sin mediar palabras, le disparó. Otro punto a tener en cuenta es que las víctimas de los ajustes de cuenta, salvo rarísimas excepciones, poseen antecedentes penales, como en este caso.
LOS HECHOS ANTERIORES
Salto ha sufrido varios ajustes de cuentas en los últimos tiempos. Este año, sin ir más lejos, se dieron cuatro casos. En el mes de enero falleció un sujeto de 33 años con profusos antecedentes penales. Este hombre se encontraba en una finca ubicada en calle Invenizzi casi 6 de Abril, cuando de repente aparecieron dos hombres en una motocicleta y le dispararon varias veces. Una de las balas terminó alojada en su pecho, no pudiendo ser extraída por el personal médico que lo atendió, lo que resultó fatal.
En febrero, un hombre que estaba desaparecido fue encontrado dentro de un pozo, en unos pastizales próximos al camino Apaulazza, en un predio de chacras ubicado detrás de los silos de Bortagaray y las postrimerías del Autódromo. El occiso estaba maniatado, dentro de una bolsa negra que lo cubría totalmente. El cuerpo fue hallado en estado de descomposición, por lo que el asesinato se había consumado varios días antes. El fallecido tenía antecedentes penales por casos de contrabando y faena clandestina.
En julio, un hombre fue baleado en una pierna en el frente de una finca ubicada en la calle Industria entre Itapebí y Boycuá. El sujeto estaba en la vía pública cuando apareció una motocicleta con un sujeto, quien le efectuó tres disparos y se dio inmediatamente a la fuga. Una de las balas ingresó en la pierna derecha de la víctima.
Días más tarde, un conocido delincuente de 26 años fue asesinado de dos balazos, cuando transitaba por la calle Industria casi Catalán, en un hecho que estaría estar vinculado con el caso anterior, de acuerdo a la información que maneja la Policía.