Pudo ser tragedia

Pudo ser tragedia

Felizmente no lo fue. Ayer a la mañana una recolectora de la Intendencia que se había quedado sin freno era remolcada por una barométrica hacia los talleres municipales de Uruguay y Blanes, cuando en la subida de calle Uruguay, entre Ituzaingó y 25 de Mayo, en determinado momento reventó la cadena que unía ambos vehículos yéndose el camión cuesta abajo para atrás. Una maniobra del conductor habría evitado que el vehículo continuara con su alocada carrera, haciéndolo chocar contra el muro de una casa al que derribó, luego de impactar con un automóvil que venía atrás. Felizmente no hubo lesionados y la Intendencia se hará cargo de los daños materiales.