Robaron cuatro armas desde el interior de una casa

El intento de rapiña a un médico en la tarde de ayer mientras cumplía visitas en la zona del Cerro, alertó a la Policía por el hecho de que los delincuentes andan armados y sin problemas de esgrimir un arma para intimidar a sus víctimas, por ahora, a cualquier hora y en cualquier lugar.
Lo mismo ocurrió días pasados cuando en las afueras de una pizzería, un sujeto que intentó practicar un arrebato fue enfrentado por una de sus víctimas y para intimidarlo esgrimió un arma de sus ropas y hasta emitió un disparo que causó temor en los damnificados.
Pero el alerta policial de saber que se está enfrentando a delincuentes armados sigue, cuando en las últimas horas la Policía recibió una denuncia por parte de un hombre que dijo que desde el interior de su casa, le robaron cuatro armas de fuego, mientras se encontraba de vacaciones.
VARIAS ARMAS
Cuatro armas de fuego fueron las hurtadas desde el interior de una casa, ocurrió cuando sus moradores se encontraban de vacaciones afuera del departamento. La denuncia fue radicada en las últimas horas por parte de un hombre de 37 años de edad, quien manifestó a la Policía que estando de vacaciones, su casa quedó sin habitantes, pero que a los pocos días fue alertado por una señora que había concurrido al lugar con su autorización con la finalidad de regar las plantas, quien le dijo que halló la puerta principal violentada.
El sujeto al regresar pudo constatar que desde el interior de su casa le faltaron dos revólveres, una chumbera, un rifle y una alfombra.
SORPRENDIÓ AL LADRÓN EN EL INTERIOR
DE SU CASA
Una mujer sorprendió a un sujeto en el momento que éste ingresó a su casa para hurtarle. La denuncia fue realizada por una mujer de 70 años de edad, domiciliada en calle Entre Ríos; en las inmediaciones del barrio Saladero en la jurisdicción de Seccional Tercera. La misma manifestó que próximo a las cuatro menos veinte de la madrugada, escuchó ruidos en el interior de su casa, y al levantarse, notó que un desconocido había ingresado a la misma, luego de forzar la reja de una ventana, hurtándole la suma de 1 mil pesos.

El intento de rapiña a un médico en la tarde de ayer mientras cumplía visitas en la zona del Cerro, alertó a la Policía por el hecho de que los delincuentes andan armados y sin problemas de esgrimir un arma para intimidar a sus víctimas, por ahora, a cualquier hora y en cualquier lugar.

Lo mismo ocurrió días pasados cuando en las afueras de una pizzería, un sujeto que intentó practicar un arrebato fue enfrentado por una de sus víctimas y para intimidarlo esgrimió un arma de sus ropas y hasta emitió un disparo que causó temor en los damnificados.

Pero el alerta policial de saber que se está enfrentando a delincuentes armados sigue, cuando en las últimas horas la Policía recibió una denuncia por parte de un hombre que dijo que desde el interior de su casa, le robaron cuatro armas de fuego, mientras se encontraba de vacaciones.

VARIAS ARMAS

Cuatro armas de fuego fueron las hurtadas desde el interior de una casa, ocurrió cuando sus moradores se encontraban de vacaciones afuera del departamento. La denuncia fue radicada en las últimas horas por parte de un hombre de 37 años de edad, quien manifestó a la Policía que estando de vacaciones, su casa quedó sin habitantes, pero que a los pocos días fue alertado por una señora que había concurrido al lugar con su autorización con la finalidad de regar las plantas, quien le dijo que halló la puerta principal violentada.

El sujeto al regresar pudo constatar que desde el interior de su casa le faltaron dos revólveres, una chumbera, un rifle y una alfombra.

SORPRENDIÓ AL LADRÓN EN EL INTERIOR DE SU CASA

Una mujer sorprendió a un sujeto en el momento que éste ingresó a su casa para hurtarle. La denuncia fue realizada por una mujer de 70 años de edad, domiciliada en calle Entre Ríos; en las inmediaciones del barrio Saladero en la jurisdicción de Seccional Tercera. La misma manifestó que próximo a las cuatro menos veinte de la madrugada, escuchó ruidos en el interior de su casa, y al levantarse, notó que un desconocido había ingresado a la misma, luego de forzar la reja de una ventana, hurtándole la suma de 1 mil pesos.