Rompió una vidriera con una piedra y se robó varios celulares y accesorios por un valor de 80 mil pesos

Rompió una vidriera con una piedra  y se robó varios celulares y accesorios por un valor de 80 mil pesos

Fue detenido y procesado sin prisión

Iba caminando, cuando dijo que “no sabe por qué”, pero se le dio por romper el vidrio de un local que vende teléfonos celulares. Hacerlo no fue fácil y al conseguirlo sonó la alarma, lo que dio lugar a que se retirara de allí. Por lo tanto, dio la vuelta manzana y después de asegurarse que había logrado su cometido y que el vidrio estaba roto pero que además la alarma había dejado de sonar, ingresó y se llevó varios aparatos para su casa.
Más tarde activó uno de ellos y lo utilizó por varios días, hasta que la Policía pudo dar con él, detenerlo y llevarlo ante el juez que lo procesó sin prisión.
PROCESAMIENTO SIN
PRISIÓN. HURTO
Fue el pasado 16 del presente, cuando la Policía recibió la denuncia de una mujer mayor de edad, en representación de una sucursal de venta de celulares por el daño en su local y el posterior robo de celulares; dando cuenta que tras dañar un ventanal, le robaron más de 9 equipos de celulares de distintas marcas y colores, en un valor aproximado de los celulares de $10.000 cada uno, siendo 6 estuches de valor de cada uno de $ 490, 3 auriculares valor de cada uno $ 500, varios accesorios. Avaluando el perjuicio en la suma de $U 80.000 pesos.
Pero el personal de la Policía Científica realizó un relevamiento junto al de la Unidad de Investigaciones, al estar abocados al esclarecimiento del hecho, donde procedieron a la detención de un sujeto mayor de edad quien reconoció la autoría del hecho.
El hombre manifestó que andaba caminando solo por el lugar y que “desconoce” por qué motivo se le ocurrió hurtar ese local, aduciendo que posiblemente “fue por la bebida”. Declaró que ese día “tomó una piedra que estaba sobre el zócalo de la vidriera y con ella le pegó un poco sobre el vidrio y se astilló un poco más, pero aún no se rompía. Por lo cual después se levantó y agarró una bolsa grande negra de residuos que estaba en un tacho frente a la parada, se acercó a la vidriera nuevamente y se afirmó fuerte, haciendo fuerza con las manos también, en donde logra que se estalle el vidrio pero que no se quiebra, cayendo una parte del mismo para adentro del local, por lo que quedó una parte abierta”.
Pero dijo que en ese momento “en donde se activa la alarma y empieza a sonar, se asustó y caminó dando la vuelta manzana, pero al llegar al local nuevamente ya no sonaba más la alarma y estaba todo tranquilo”, por lo cual dijo que decidió entrar, haciéndolo por el vidrio que había roto anteriormente.
Una vez dentro del local, se dirigió hacia un estante de madera y tomó unas cuantas cajas de celulares y otros accesorios, en el momento y dijo que “no sabía bien qué estaba agarrando. Al llegar a su casa, sacó todos los celulares de la bolsa y los guardó en una caja cuadrada y la dejó debajo de una mesa en su dormitorio”.
Aunque aclaró que “pasaron unos dos días y fue en donde activó uno de los celulares, el Samsung J7 de color blanco”, en donde le compró un chip antel y lo estaba usando hasta el día de hoy. En la finca se incautaron 6 celulares de los hurtados.
Enterado del asunto el Juez Penal de Cuarto Turno de Salto, dispuso la conducción de esta persona a su despacho y una vez culminadas las actuaciones determinó el procesamiento sin prisión de la persona de iniciales L.G.M.Q como presunto autor de un delito de hurto.