- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Se tiró al río escapando de la policía y presumen que se ahogó

Un adolescente de 17 años que era perseguido por la policía tras cometer un robo, no tuvo mejor idea que arrojarse al río Uruguay para no ser atrapado. El hecho ocurrió en la noche del domingo, en la Costanera Sur, cerca de la antigua ubicación del boliche La Bámbola.
El menor está sindicado como autor del hurto de varios artículos de un automóvil estacionado en el lugar, junto a un cómplice. Cuando llegó la policía, ambos delincuentes se dieron a la fuga, pero rápidamente fueron cercados por los agentes del orden. El joven de 17 años decidió tirarse al río para escapar, al tiempo que su compañero fue atrapado. A través de este último se logró identificar al primero, quien resultó ser un ladrón que estaba requerido por la policía por sus múltiples fechorías.
Tras lanzarse al río, el joven se perdió de la vista de los oficiales de policía, pero al poco tiempo empezó a pedir ayuda, al grito de “auxilio, auxilio”. Al haberse arrojado de un sitio alto, donde el río presenta una importante profundidad, se pensó lo peor, por lo que se dio rápido aviso del caso a los funcionarios de Prefectura, quienes llegaron al lugar en cuestión de minutos y realizaron una exhaustiva búsqueda por el río, sin éxito.
En ese momento quedó la incertidumbre de si el joven logró salir del río por sus propios medios o murió en el intento. Esta última hipótesis empezó a tomar aún mayor fuerza, luego de que el desaparecido no apareciera más por los lugares que frecuentaba. No volvió a su casa, sita en el barrio Horacio Quiroga, y nadie más supo de él.
A medida que pasan las horas, las posibilidades de que el joven haya pagado con su vida la audacia de tirarse al río, se acrecientan. Una fuente policial consultada por EL PUEBLO, confirmó que el menor ha cometido “más de 10 robos”.
PROCESADO POR
DOS ROBOS
Un joven de 18 años fue procesado sin prisión por dos delitos de hurto, luego de haber sido atrapado con las manos en la masa.
En la mañana del lunes, un móvil de la seccional 3ª fue enviado a un local ubicado frente al Altar del Papa por un posible hurto en proceso, de acuerdo a una denuncia telefónica recibida por la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía.
Al llegar al lugar, los efectivos policiales divisaron a un joven en actitud sospechosa. El sujeto, al percatarse de la presencia policial, intentó darse a la fuga en bicicleta, llevando consigo una ventana de aluminio.
El joven fue detenido tras una corta persecución. Posteriormente, se le incautó una bicicleta Graziella rodado 26 de dama y una ventana de aluminio de dos hojas de 1,00 por 0,60 metros, con sus respectivos vidrios.
Al ser indagado, el implicado confesó ser el autor del hecho, agregando que anteriormente había hurtado “unos cables” en la misma zona, por lo que el magistrado actuante decidió procesarlo por ambos hurtos.
DOS HURTOS
EN BELÉN
Un obrero que realiza conexiones telefónicas para la empresa ANTEL denunció que el pasado miércoles desapareció “una fuente”, que se encontraba colgada en una columna de la línea de ANTEL, en la calle Solís esquina Nicolás Balbela de Pueblo Belén. El denunciante acotó que la fuente es utilizada para “chequear las líneas”, por lo que solicitó la intervención de la seccional 8ª para investigar el hecho.
Otro hurto ocurrido en dicha localidad fue cometido en perjuicio de un carrito de comidas. El mismo está ubicado frente a la casa de su propietario, en el barrio Cerro de Pueblo Belén. Al ir a revisar el carrito, un familiar del dueño constató que el mismo estaba abierto y que del interior alguien se había llevado dos damajuanas vacías, cuatro whiskys, varios artículos de higiene y varios comestibles.
Se practicaron las averiguaciones del caso con vecinos de la zona, con resultados negativos.
UN ROBO
INCREÍBLE
Un hecho insólito ocurrió en una finca del barrio Patulé, a las cuatro de la tarde del lunes. A esa hora, un hombre mayor retornó a su domicilio luego de cobrar su jubilación. Apenas ingresó a la finca, el susodicho se quitó la ropa porque se encontraba transpirada. Se sacó la camiseta, el pantalón y los zapatos.
De repente, dos mujeres desconocidas ingresaron al interior de la vivienda y agarraron el pantalón que contenía los 18.000 pesos que el jubilado acababa de cobrar, para luego darse a la fuga.
El hecho fue denunciado en la seccional 3ª, donde se practican las averiguaciones del caso.
UN ROBO DE MOTO
Los hurtos de motocicletas nunca se detienen. Como muestra, vale referir el caso de un joven que estacionó su birrodado Yumbo Max en calle Diego Lamas casi José Raffo a las 10 de la noche del lunes.
Dos horas más tarde, cuando el damnificado intentó volver a utilizar el vehículo, el mismo había desaparecido sin dejar rastros, por lo que realizó la denuncia respectiva en la seccional 2ª.

Un adolescente de 17 años que se lanzó al río Uruguay para  evitar ser atrapado por la policía podría haberse ahogado

Un adolescente de 17 años que era perseguido por la policía tras cometer un robo, no tuvo mejor idea que arrojarse al río Uruguay para no ser atrapado. El hecho ocurrió en la noche del domingo, en la Costanera Sur, cerca de la antigua ubicación del boliche La Bámbola.

El menor está sindicado como autor del hurto de varios artículos de un automóvil estacionado en el lugar, junto a un cómplice. Cuando llegó la policía, ambos delincuentes se dieron a la fuga, pero rápidamente fueron cercados por los agentes del orden. El joven de 17 años decidió tirarse al río para escapar, al tiempo que su compañero fue atrapado. A través de este último se logró identificar al primero, quien resultó ser un ladrón que estaba requerido por la policía por sus múltiples fechorías.

Tras lanzarse al río, el joven se perdió de la vista de los oficiales de policía, pero al poco tiempo empezó a pedir ayuda, al grito de “auxilio, auxilio”. Al haberse arrojado de un sitio alto, donde el río presenta una importante profundidad, se pensó lo peor, por lo que se dio rápido aviso del caso a los funcionarios de Prefectura, quienes llegaron al lugar en cuestión de minutos y realizaron una exhaustiva búsqueda por el río, sin éxito.

En ese momento quedó la incertidumbre de si el joven logró salir del río por sus propios medios o murió en el intento. Esta última hipótesis empezó a tomar aún mayor fuerza, luego de que el desaparecido no apareciera más por los lugares que frecuentaba. No volvió a su casa, sita en el barrio Horacio Quiroga, y nadie más supo de él.

A medida que pasan las horas, las posibilidades de que el joven haya pagado con su vida la audacia de tirarse al río, se acrecientan. Una fuente policial consultada por EL PUEBLO, confirmó que el menor ha cometido “más de 10 robos”.

PROCESADO POR DOS ROBOS

Un joven de 18 años fue procesado sin prisión por dos delitos de hurto, luego de haber sido atrapado con las manos en la masa.

En la mañana del lunes, un móvil de la seccional 3ª fue enviado a un local ubicado frente al Altar del Papa por un posible hurto en proceso, de acuerdo a una denuncia telefónica recibida por la Mesa Central de Operaciones de la Jefatura de Policía.

Al llegar al lugar, los efectivos policiales divisaron a un joven en actitud sospechosa. El sujeto, al percatarse de la presencia policial, intentó darse a la fuga en bicicleta, llevando consigo una ventana de aluminio.

El joven fue detenido tras una corta persecución. Posteriormente, se le incautó una bicicleta Graziella rodado 26 de dama y una ventana de aluminio de dos hojas de 1,00 por 0,60 metros, con sus respectivos vidrios.

Al ser indagado, el implicado confesó ser el autor del hecho, agregando que anteriormente había hurtado “unos cables” en la misma zona, por lo que el magistrado actuante decidió procesarlo por ambos hurtos.

DOS HURTOS EN BELÉN

Un obrero que realiza conexiones telefónicas para la empresa ANTEL denunció que el pasado miércoles desapareció “una fuente”, que se encontraba colgada en una columna de la línea de ANTEL, en la calle Solís esquina Nicolás Balbela de Pueblo Belén. El denunciante acotó que la fuente es utilizada para “chequear las líneas”, por lo que solicitó la intervención de la seccional 8ª para investigar el hecho.

Otro hurto ocurrido en dicha localidad fue cometido en perjuicio de un carrito de comidas. El mismo está ubicado frente a la casa de su propietario, en el barrio Cerro de Pueblo Belén. Al ir a revisar el carrito, un familiar del dueño constató que el mismo estaba abierto y que del interior alguien se había llevado dos damajuanas vacías, cuatro whiskys, varios artículos de higiene y varios comestibles.

Se practicaron las averiguaciones del caso con vecinos de la zona, con resultados negativos.

UN ROBO INCREÍBLE

Un hecho insólito ocurrió en una finca del barrio Patulé, a las cuatro de la tarde del lunes. A esa hora, un hombre mayor retornó a su domicilio luego de cobrar su jubilación. Apenas ingresó a la finca, el susodicho se quitó la ropa porque se encontraba transpirada. Se sacó la camiseta, el pantalón y los zapatos.

De repente, dos mujeres desconocidas ingresaron al interior de la vivienda y agarraron el pantalón que contenía los 18.000 pesos que el jubilado acababa de cobrar, para luego darse a la fuga.

El hecho fue denunciado en la seccional 3ª, donde se practican las averiguaciones del caso.

UN ROBO DE MOTO

Los hurtos de motocicletas nunca se detienen. Como muestra, vale referir el caso de un joven que estacionó su birrodado Yumbo Max en calle Diego Lamas casi José Raffo a las 10 de la noche del lunes.

Dos horas más tarde, cuando el damnificado intentó volver a utilizar el vehículo, el mismo había desaparecido sin dejar rastros, por lo que realizó la denuncia respectiva en la seccional 2ª.