Seis delincuentes terminaron ayer en prisión, cuatro de ellos vinculados a diferentes hurtos de motocicletas

Seis delincuentes terminaron ayer en prisión, cuatro de  ellos vinculados a diferentes hurtos de motocicletas
En la víspera hubo un movimiento inusual en el Juzgado Penal, para estar en plena feria judicial. El magistrado actuante tuvo que atender varios casos, a través de los cuales decidió procesar a ocho delincuentes, seis de ellos con prisión.
El delito común fue el robo de motocicletas. En los últimos días fueron aclarados varios hurtos de birrodados, por lo que los responsables de los mismos fueron puestos ayer a disposición de la justicia. Como resultado, cuatro hombres fueron a parar a la cárcel.
Los procesados con prisión fueron F. D. B. P. por un delito de hurto especialmente agravado y dos delitos de receptación, uno de ellos especialmente agravado y en reiteración real; G. N. A. C. por un delito de hurto especialmente agravado; S. N. S. por un delito de receptación y C. R. F. D. por el mismo delito.
Otro sujeto, de iniciales E. E. M. S. terminó tras las rejas por un caso de violencia doméstica. Este individuo tenía una prohibición de acercamiento a su expareja, que incumplió en reiteradas ocasiones, lo que derivó en varias denuncias de parte de la víctima. Ayer, el delincuente volvió al Juzgado y fue procesado con prisión por un delito de violación de domicilio en concurrencia formal y un delito de desacato.
El último hombre que terminó en la cárcel fue S. D. D. L. S., a quien le tipificaron el delito de autoevasión.
Además, hubo dos procesados sin prisión: J. V. P. A. por tres delitos de receptación en reiteración real y L. P. T. por dos delitos de receptación en reiteración real. Estos dos delincuentes también fueron vinculados a los casos de robos de motos.
INTENTO DE HURTO
EN ESCUELA 107
A las 6.40 de la mañana del martes, una auxiliar de cocina que trabaja en la escuela Nº 107, cuando llegaba al centro de estudios vio desde lejos que un joven ingresaba al mismo. Cuando la susodicha procedió a ingresar al lugar junto a otro funcionario, se topó con el visitante, quien amagó con pegarle a los dos dependientes, antes de darse a la fuga.
El joven había acondicionado varios comestibles para llevarse con él, pero su intención quedó frustrada. El ladrón había apartado carne, latas de durazno, mermeladas, arroz, fideos, aceite, choclos, leche en polvo, latas de pescado y dos garrafas de 13 kilos con sus respectivas válvulas, para llevárselos con él.
El hecho fue denunciado en la seccional 4ª, donde la denunciante acotó haber encontrado rastros de que el visitante había comido choclo con mayonesa en el lugar. También se constató la falta de la bisagra del placard donde se encontraban guardados los comestibles.
ROBO EN LA PUERTA
DEL HOSPITAL
Un hombre se encontraba esperando en la puerta principal del Hospital, en la madrugada del martes, para sacar números de atención para diferentes médicos del nosocomio público
En determinado momento, el damnificado se percató de que alguien se había llevado la mochila que había dejado al lado suyo. En el interior de la misma había varias prendas de vestir y ocho cédulas de identidad de las personas a las que iba a sacarles número.
Al hacer la denuncia en la seccional 1ª, la víctima aseguró que el hurto debió haberse consumado cerca de las 2.30 horas.
Tras practicar las averiguaciones del caso, la Policía recabó el testimonio de algunos testigos que manifestaron haber visto a un hombre cerca de la Plaza Artigas portando una mochila que podría ser la robada.
Los policías se trasladaron a dicho lugar, donde divisaron a un masculino cerca de la garita de taxi allí existente. En la propia garita, escondida debajo de unos cartones, se descubrió la mochila en cuestión.
Una vez detenido, el sujeto fue llevado al Hospital para realizar los trámites de rigor, pero al llegar al nosocomio, se desacató con los funcionarios policiales, por lo que fue inmediatamente trasladado y alojado en la seccional 1ª, donde al ser averiguado al respecto, confesó la autoría del robo.
Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso la internación del sujeto en el Hospital para determinar su “salud mental”.
ROBO EN VILLA
CONSTITUCIÓN
El salón comunal de Villa Constitución fue visitado por los “amigos de lo ajeno”, quienes rompieron el vidrio de una de las ventanas del lugar y se llevaron un amplificador con parlante de 15 pulgadas, de color negro.
El hecho fue denunciado en la seccional 7ª, de dicha localidad, donde se practican las averiguaciones del caso en pos de identificar a los ladrones.
RECUPERACIÓN DE
BICICLETAS ROBADAS
Personal de Investigaciones de la Jefatura de Policía concurrió a una finca del barrio Jardines, luego de ser enterados de que allí se encontraban algunos objetos que habían sido hurtados. Al realizar una inspección, los policías descubrieron dos bicicletas (una GT Agressor 3.0 y una Mérida) que habían sido denunciadas como robadas, por lo que se procedió a incautar ambos birrodados y a detener a la dueña de casa. Al ser indagada, la mujer manifestó haber comprado las bicicletas a un hombre por 1.500 pesos, por lo que ahora se intenta dar con el paradero de dicho sujeto para indagarlo al respecto.

En la víspera hubo un movimiento inusual en el Juzgado Penal, para estar en plena feria judicial. El magistrado actuante tuvo que atender varios casos, a través de los cuales decidió procesar a ocho delincuentes, seis de ellos con prisión.

El delito común fue el robo de motocicletas. En los últimos días fueron aclarados varios hurtos de birrodados, por lo que los responsables de los mismos fueron puestos ayer a disposición de la justicia. Como resultado, cuatro hombres fueron a parar a la cárcel.

Los procesados con prisión fueron F. D. B. P. por un delito de hurto especialmente agravado y dos delitos de receptación, uno de ellos especialmente agravado y en reiteración real; G. N. A. C. por un delito de hurto especialmente agravado; S. N. S. por un delito de receptación y C. R. F. D. por el mismo delito.

Otro sujeto, de iniciales E. E. M. S. terminó tras las rejas por un caso de violencia doméstica. Este individuo tenía una prohibición de acercamiento a su expareja, que incumplió en reiteradas ocasiones, lo que derivó en varias denuncias de parte de la víctima. Ayer, el delincuente volvió al Juzgado y fue procesado con prisión por un delito de violación de domicilio en concurrencia formal y un delito de desacato.

El último hombre que terminó en la cárcel fue S. D. D. L. S., a quien le tipificaron el delito de autoevasión.

Además, hubo dos procesados sin prisión: J. V. P. A. por tres delitos de receptación en reiteración real y L. P. T. por dos delitos de receptación en reiteración real. Estos dos delincuentes también fueron vinculados a los casos de robos de motos.

INTENTO DE HURTO EN ESCUELA 107

A las 6.40 de la mañana del martes, una auxiliar de cocina que trabaja en la escuela Nº 107, cuando llegaba al centro de estudios vio desde lejos que un joven ingresaba al mismo. Cuando la susodicha procedió a ingresar al lugar junto a otro funcionario, se topó con el visitante, quien amagó con pegarle a los dos dependientes, antes de darse a la fuga.

El joven había acondicionado varios comestibles para llevarse con él, pero su intención quedó frustrada. El ladrón había apartado carne, latas de durazno, mermeladas, arroz, fideos, aceite, choclos, leche en polvo, latas de pescado y dos garrafas de 13 kilos con sus respectivas válvulas, para llevárselos con él.

El hecho fue denunciado en la seccional 4ª, donde la denunciante acotó haber encontrado rastros de que el visitante había comido choclo con mayonesa en el lugar. También se constató la falta de la bisagra del placard donde se encontraban guardados los comestibles.

ROBO EN LA PUERTA DEL HOSPITAL

Un hombre se encontraba esperando en la puerta principal del Hospital, en la madrugada del martes, para sacar números de atención para diferentes médicos del nosocomio público

En determinado momento, el damnificado se percató de que alguien se había llevado la mochila que había dejado al lado suyo. En el interior de la misma había varias prendas de vestir y ocho cédulas de identidad de las personas a las que iba a sacarles número.

Al hacer la denuncia en la seccional 1ª, la víctima aseguró que el hurto debió haberse consumado cerca de las 2.30 horas.

Tras practicar las averiguaciones del caso, la Policía recabó el testimonio de algunos testigos que manifestaron haber visto a un hombre cerca de la Plaza Artigas portando una mochila que podría ser la robada.

Los policías se trasladaron a dicho lugar, donde divisaron a un masculino cerca de la garita de taxi allí existente. En la propia garita, escondida debajo de unos cartones, se descubrió la mochila en cuestión.

Una vez detenido, el sujeto fue llevado al Hospital para realizar los trámites de rigor, pero al llegar al nosocomio, se desacató con los funcionarios policiales, por lo que fue inmediatamente trasladado y alojado en la seccional 1ª, donde al ser averiguado al respecto, confesó la autoría del robo.

Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso la internación del sujeto en el Hospital para determinar su “salud mental”.

ROBO EN VILLA CONSTITUCIÓN

El salón comunal de Villa Constitución fue visitado por los “amigos de lo ajeno”, quienes rompieron el vidrio de una de las ventanas del lugar y se llevaron un amplificador con parlante de 15 pulgadas, de color negro.

El hecho fue denunciado en la seccional 7ª, de dicha localidad, donde se practican las averiguaciones del caso en pos de identificar a los ladrones.

RECUPERACIÓN DE BICICLETAS ROBADAS

Personal de Investigaciones de la Jefatura de Policía concurrió a una finca del barrio Jardines, luego de ser enterados de que allí se encontraban algunos objetos que habían sido hurtados. Al realizar una inspección, los policías descubrieron dos bicicletas (una GT Agressor 3.0 y una Mérida) que habían sido denunciadas como robadas, por lo que se procedió a incautar ambos birrodados y a detener a la dueña de casa. Al ser indagada, la mujer manifestó haber comprado las bicicletas a un hombre por 1.500 pesos, por lo que ahora se intenta dar con el paradero de dicho sujeto para indagarlo al respecto.