Solitario asaltante se llevó cerca de 70 mil pesos de un comercio de las inmediaciones de la Zona Este

Solitario asaltante se llevó cerca de 70 mil pesos de un comercio de las inmediaciones de la Zona Este
La Policía viene investigando intensamente un atraco a mano armada ocurrido ayer por la mañana en un establecimiento comercial de nuestra ciudad. Al parecer, el asaltante llegó solo,  amenazando con su arma al único empleado que estaba en el lugar en ese momento.
El delincuente se habría llevado consigo una suma considerable de dinero del lugar y la policía desconoce si el sujeto actuó sólo, o si alguien más lo estaba esperando en las inmediaciones del lugar. Hay varios sospechosos y por estas horas planifican actuaciones tendientes a darles captura.
MAÑANA
TRANQUILA
La de ayer se trataba de una mañana tranquila. Sobre todo en la calle Agraciada en la cuadra del 1600, donde el tránsito sobre las diez y media de la mañana era calmo. Había poca gente en la calle y el establecimiento que se dedica a producir y comercializar gases para la industria, la salud y el medio ambiente, que está ubicado en esa zona de la ciudad se encontraba sin clientes y con un solo empleado en el lugar.
Este mismo fue el que radicó la denuncia en la Seccional Segunda que actuó de inmediato, y al llegar al lugar se encontró con el empleado que le dio a conocer la situación.
El hombre dijo que pasadas las diez y media de la mañana, estando solo en el lugar, llegó hasta allí un hombre con un casco protector colocado. Como si se hubiera bajado hacía instantes desde una moto, entró por la puerta principal que está a varios metros de la entrada al comercio y apuntándolo con un arma de fuego, lo amenazó exigiéndole la entrega del dinero que tenía en la caja.
El trabajador dijo que obedeció y le entregó una suma que ronda entre los 50 mil pesos uruguayos y los mil dólares estadounidenses (unos 19.900 pesos), que era todo el dinero que tenía consigo.
Tras hacer esto, el hombre se retiró del lugar y la víctima llamó a la Policía, la que llegó a los pocos minutos. También arribaron al lugar los jerarcas de la Jefatura.
OPERATIVO
El caso fue derivado a la Dirección de Investigaciones y a la Seccional Segunda, quienes trabajaron en los dos casos similares ocurridos el pasado mes de setiembre, y que fueron aclarados a los pocos días.
En ese sentido, los funcionarios vienen llevando adelante una investigación identificando a algunos posibles sospechosos, entre los que se encuentran delincuentes habituales, algunos que tiempo atrás recuperaron su libertad y otros que podrían haber estado en régimen de salidas transitorias.
Aunque por el momento, los efectivos consultados por este diario indicaron que “prefieren no descartar nada”, ya que la situación cómo se dieron los hechos, les resulta “un poco confusa” y por lo tanto, amerita un análisis más profundo del tema.
Ayer, los informantes de la policía señalaron a este diario que están diseñando un operativo que implica una investigación en varios frentes, ya que este tipo de casos “preocupa” a las autoridades, por tratarse de hechos inusuales de violencia a los que nuestro medio “no está acostumbrado”.
Hasta anoche no había personas detenidas en relación a este caso, pero la policía es optimista en que puede contar con novedades sobre este asunto en poco tiempo.
LOS
ANTERIORES
Los últimos dos casos similares que se registraron en el mes de setiembre, fueron aclarados por los funcionarios policiales. Uno de ellos, fue cometido en una estación de servicio por personas vinculadas al tráfico de pasta base, uno de ellos fue detenido y el autor material se fugó a Montevideo pero ya capturado y procesado.
Mientras que el asalto que ocurrió tres días después de éste, en una casa de electricidad, terminó con todos sus responsables identificados y la gran mayoría de ellos procesados. Solamente uno aún no pudo ser detenido, aunque la policía confía en capturarlo en poco tiempo, ya que conocen su paradero.
En los últimos tiempos se incrementó el número de hechos delictivos con uso de arma de fuego. Si bien se trata de una modalidad violenta con la que la policía no está acostumbrada a lidiar en Salto, donde los casos que predominan son los de hurto, violencia doméstica y venta de estupefacientes, la situación comienza a inquietar a las autoridades de la fuerza.
n

La Policía viene investigando intensamente un atraco a mano armada ocurrido ayer por la mañana en un establecimiento comercial de nuestra ciudad. Al parecer, el asaltante llegó solo,  amenazando con su arma al único empleado que estaba en el lugar en ese momento.

El delincuente se habría llevado consigo una suma considerable de dinero del lugar y la policía desconoce si el sujeto actuó sólo, o si alguien más lo estaba esperando en las inmediaciones del lugar. Hay varios sospechosos y por estas horas planifican actuaciones tendientes a darles captura.

MAÑANA TRANQUILA

La de ayer se trataba de una mañana tranquila. Sobre todo en la calle Agraciada en la cuadra del 1600, donde el tránsito sobre las diez y media de la mañana era calmo. Había poca gente en la calle y el establecimiento que se dedica a producir y comercializar gases para la industria, la salud y el medio ambiente, que está ubicado en esa zona de la ciudad se encontraba sin clientes y con un solo empleado en el lugar.

Este mismo fue el que radicó la denuncia en la Seccional Segunda que actuó de inmediato, y al llegar al lugar se encontró con el empleado que le dio a conocer la situación.

El hombre dijo que pasadas las diez y media de la mañana, estando solo en el lugar, llegó hasta allí un hombre con un casco protector colocado. Como si se hubiera bajado hacía instantes desde una moto, entró por la puerta principal que está a varios metros de la entrada al comercio y apuntándolo con un arma de fuego, lo amenazó exigiéndole la entrega del dinero que tenía en la caja.

El trabajador dijo que obedeció y le entregó una suma que ronda entre los 50 mil pesos uruguayos y los mil dólares estadounidenses (unos 19.900 pesos), que era todo el dinero que tenía consigo.

Tras hacer esto, el hombre se retiró del lugar y la víctima llamó a la Policía, la que llegó a los pocos minutos. También arribaron al lugar los jerarcas de la Jefatura.

OPERATIVO

El caso fue derivado a la Dirección de Investigaciones y a la Seccional Segunda, quienes trabajaron en los dos casos similares ocurridos el pasado mes de setiembre, y que fueron aclarados a los pocos días.

En ese sentido, los funcionarios vienen llevando adelante una investigación identificando a algunos posibles sospechosos, entre los que se encuentran delincuentes habituales, algunos que tiempo atrás recuperaron su libertad y otros que podrían haber estado en régimen de salidas transitorias.

Aunque por el momento, los efectivos consultados por este diario indicaron que “prefieren no descartar nada”, ya que la situación cómo se dieron los hechos, les resulta “un poco confusa” y por lo tanto, amerita un análisis más profundo del tema.

Ayer, los informantes de la policía señalaron a este diario que están diseñando un operativo que implica una investigación en varios frentes, ya que este tipo de casos “preocupa” a las autoridades, por tratarse de hechos inusuales de violencia a los que nuestro medio “no está acostumbrado”.

Hasta anoche no había personas detenidas en relación a este caso, pero la policía es optimista en que puede contar con novedades sobre este asunto en poco tiempo.

LOS

ANTERIORES

Los últimos dos casos similares que se registraron en el mes de setiembre, fueron aclarados por los funcionarios policiales. Uno de ellos, fue cometido en una estación de servicio por personas vinculadas al tráfico de pasta base, uno de ellos fue detenido y el autor material se fugó a Montevideo pero ya capturado y procesado.

Mientras que el asalto que ocurrió tres días después de éste, en una casa de electricidad, terminó con todos sus responsables identificados y la gran mayoría de ellos procesados. Solamente uno aún no pudo ser detenido, aunque la policía confía en capturarlo en poco tiempo, ya que conocen su paradero.

En los últimos tiempos se incrementó el número de hechos delictivos con uso de arma de fuego. Si bien se trata de una modalidad violenta con la que la policía no está acostumbrada a lidiar en Salto, donde los casos que predominan son los de hurto, violencia doméstica y venta de estupefacientes, la situación comienza a inquietar a las autoridades de la fuerza.







Recepción de Avisos Clasificados