Tras 4 años de investigar el caso, la Justicia procesó a dos personas, una con prisión, por robarle al CAIF de la Policía

Tras 4 años de investigar el caso, la Justicia procesó a dos personas, una con prisión, por robarle al CAIF de la Policía
Luego de investigar durante cuatro años la responsabilidad penal de dos personas por su actuación en la administración y el manejo de fondos asignados a un centro CAIF, el cual pertenece a la Jefatura de Policía de Salto y al que asisten muchos niños que son hijos o familiares de funcionarios de la institución, dos personas,  fueron procesados por la Justicia penal por haber sido encontrados responsables de delitos tales como la apropiación indebida y la falsificación de documento privado.
Uno de ellos, fue a la cárcel y el otro deberá cumplir con medidas sustitutivas, con un régimen de arresto en la seccional policial correspondiente a su domicilio.
ANTECEDENTES
El hecho fue dado a conocer en el mes de octubre del 2010, cuando en un caso que fue dado a conocer como muy complejo, con mucha documentación que analizar y con varios organismos públicos involucrados en el asunto, según había admitido en su momento a EL PUEBLO la entonces jueza penal de 4º Turno de Salto, Marcela Vargas (cargo que hoy ocupa el magistrado Alejandro Asteggiante), tres personas habían sido detenidas por la Policía en relación a la investigación de un caso, que en esa oportunidad se manejó como de presuntas estafas contra varios centros CAIF de nuestra ciudad.
La denuncia había partido desde la administración del Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) “Los Gallitos”, el que está ubicado en la Jefatura de Policía. Ya que en aquel momento, adujeron ante la Justicia que habían notado que se venían registrando varias irregularidades en el manejo de los dineros que debían percibir para su habitual y normal funcionamiento. Fue por esto, que en esa oportunidad, habían sido más de uno los centros CAIF que se sintieron afectados, por lo cual sus responsables habían decidido presentar una denuncia ante la Jefatura de Policía, la que luego de una ardua investigación, realizó un procedimiento en el que resultaron detenidas las tres personas en cuestión.
PROCESADOS
Finalmente y tras las extensas investigaciones llevadas a cabo por la justicia, la orden de volver a actuar provino, esta vez, del magistrado penal de 4º Turno, Alejandro Asteggiante. El procedimiento a nivel policial fue efectuado por el personal de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía local.
Los funcionarios detuvieron esta vez a dos de los involucrados en este caso, por delitos de apropiación indebida y falsificación de documentos. Tras ser conducido ante el despacho del juez Asteggiante el sujeto de iniciales R.C.R., mayor de edad, a este se le dictó el procesamiento con prisión, tipificándole un delito continuado de apropiación indebida en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito continuado de falsificación de documento privado.
A su vez, el mismo magistrado dictó el procesamiento sin prisión de la persona de iniciales J.A.R.L,  quien tiene relación de parentesco político con el primero mencionado, a quien se le tipificó coautoría responsable de un delito continuado de falsificación de documento privado.
A esta persona se le impuso como medida sustitutiva a la prisión, el arresto en la Seccional policial correspondiente a su domicilio, desde el sábado a las seis de la tarde hasta las doce de la noche del domingo, por el termino de 90 días.
Ambos fueron fichados por la Policía Científica, pero solamente uno de ellos fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto y el restante luego de ser notificado, se le permitió retirar.

Luego de investigar durante cuatro años la responsabilidad penal de dos personas por su actuación en la administración y el manejo de fondos asignados a un centro CAIF, el cual pertenece a la Jefatura de Policía de Salto y al que asisten muchos niños que son hijos o familiares de funcionarios de la institución, dos personas,  fueron procesados por la Justicia penal por haber sido encontrados responsables de delitos tales como la apropiación indebida y la falsificación de documento privado.

Uno de ellos, fue a la cárcel y el otro deberá cumplir con medidas sustitutivas, con un régimen de arresto en la seccional policial correspondiente a su domicilio.

ANTECEDENTES

El hecho fue dado a conocer en el mes de octubre del 2010, cuando en un caso que fue dado a conocer como muy complejo, con mucha documentación que analizar y con varios organismos públicos involucrados en el asunto, según había admitido en su momento a EL PUEBLO la entonces jueza penal de 4º Turno de Salto, Marcela Vargas (cargo que hoy ocupa el magistrado Alejandro Asteggiante), tres personas habían sido detenidas por la Policía en relación a la investigación de un caso, que en esa oportunidad se manejó como de presuntas estafas contra varios centros CAIF de nuestra ciudad.

La denuncia había partido desde la administración del Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) “Los Gallitos”, el que está ubicado en la Jefatura de Policía. Ya que en aquel momento, adujeron ante la Justicia que habían notado que se venían registrando varias irregularidades en el manejo de los dineros que debían percibir para su habitual y normal funcionamiento. Fue por esto, que en esa oportunidad, habían sido más de uno los centros CAIF que se sintieron afectados, por lo cual sus responsables habían decidido presentar una denuncia ante la Jefatura de Policía, la que luego de una ardua investigación, realizó un procedimiento en el que resultaron detenidas las tres personas en cuestión.

PROCESADOS

Finalmente y tras las extensas investigaciones llevadas a cabo por la justicia, la orden de volver a actuar provino, esta vez, del magistrado penal de 4º Turno, Alejandro Asteggiante. El procedimiento a nivel policial fue efectuado por el personal de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía local.

Los funcionarios detuvieron esta vez a dos de los involucrados en este caso, por delitos de apropiación indebida y falsificación de documentos. Tras ser conducido ante el despacho del juez Asteggiante el sujeto de iniciales R.C.R., mayor de edad, a este se le dictó el procesamiento con prisión, tipificándole un delito continuado de apropiación indebida en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito continuado de falsificación de documento privado.

A su vez, el mismo magistrado dictó el procesamiento sin prisión de la persona de iniciales J.A.R.L,  quien tiene relación de parentesco político con el primero mencionado, a quien se le tipificó coautoría responsable de un delito continuado de falsificación de documento privado.

A esta persona se le impuso como medida sustitutiva a la prisión, el arresto en la Seccional policial correspondiente a su domicilio, desde el sábado a las seis de la tarde hasta las doce de la noche del domingo, por el termino de 90 días.

Ambos fueron fichados por la Policía Científica, pero solamente uno de ellos fue alojado en el Centro de Rehabilitación Salto y el restante luego de ser notificado, se le permitió retirar.