Tras denunciar a su hijo por agresiones, una madre fue procesada por omisión a los deberes de la Patria Potestad

Tras denunciar a su hijo por agresiones, una madre fue procesada por omisión a los deberes de la Patria Potestad

La Policía dio con el cómplice del rapiñero del taxista, los procesaron sin prisión

Un adolescente fue denunciado por su madre ante la Policía debido a su estado de agresividad, algo que ocurrió al menos dos veces en tan solo un mes. El joven aparecía como violento y amenazante e incluso, la Policía llegó a incautarle un cuchillo. Sin embargo, cuando las cosas pasaron al juzgado tuvieron otro final.
El magistrado entendió que la que había provocado esta situación era la madre del adolescente a quien le termina procesando por omisión a los deberes inherentes a la Patria Potestad.
EL CASO
El pasado 30 de julio, el personal policial concurrió a atender un llamado por un problema familiar donde una mujer denunció que su hijo adolescente, en reiteradas ocasiones llega a su casa en actitud agresiva intentando violentar físicamente a los integrantes de la familia, dañando los objetos de la casa.
Por esta razón la mujer solicita a las autoridades que se le conmine al joven al cese de las agresiones y a la convivencia pacífica. Una vez puesto en conocimiento de los hechos el Juez de Familia del 7o. Turno de Salto, Dr. Benjamín Raimondo dispuso: que los padres se encarguen de sacar hora con la prestadora de salud par ser atendido por un psicólogo, intimar al menor a cumplir con el art. 17 del Código de la Niñez y la Adolescencia que establece con especial énfasis “respetar y obedecer a sus padres o encargados, siempre que sus ordenes no lesionen sus derechos o contravengan las leyes, bajo apercibimiento”.
Pero el hecho fue que el pasado 27 de agosto, los progenitores del menor en cuestión realizaron otro llamado a la Policía para señalar que el adolescente amenazaba de muerte a sus padres o se lesionaría él mismo, por lo cual la Policía procedió a incautarle un cuchillo, siendo trasladados hasta la unidad de violencia doméstica. Denunciando nuevamente la madre los hechos.
Al volver a ser puesto en conocimiento del caso, el Dr. Raimondo dispuso dar cuenta del caso al juzgado penal, que el adolescente fuera detenido en un establecimiento del INAU con custodia policial y que posteriormente sea conducido al juzgado.
Allí pidió que concurrieran sus padres emplazados con abogados, que se presente un relevamiento fotográfico de los daños producidos con el cuchillo por parte del joven en su casa, enterar del caso al fiscal Ricardo Lackner y enviar parte con todo.
Culminadas las actuaciones el magistrado dispuso: el procesamiento sin prisión de A.M.M.A. como presunta autora de un delito de omisión de los deberes inherentes a la patria potestad. A quien se le impuso como medida sustitutiva la obligación de concurrir a la seccional policial de su domicilio una vez por semana sin obligación de permanencia, por el término de sesenta días. Intervino dirección departamental de violencia Doméstica.
RAPIÑA
Un hombre denunció que caminaba por la calle Treinta y Tres Orientales y Artigas cuando dos sujetos lo encerraron contra una pared y le exigieron por medio de amenazas que les diera dinero, logrando el denunciante salir del lugar.
Dándole aviso a personal de la Guardia Republicana quienes proceden a la detención de los masculinos. Consultado el Magistrado dispuso: que las dos personas queden alojados en seccional y que una vez recuperen su estado normal se les labre acta.
SOBRE LA RAPIÑA
A UN TAXISTA
Continuando con las actuaciones sobre el caso de una rapiña a un taxista, en la jornada del lunes el personal de la Unidad de Investigaciones de la Jefatura, concurrió hasta una vivienda del Barrio Salto Nuevo, donde procedieron a la detención de un masculino de 25 años, quien estaría involucrado en la rapiña denunciada.
Averiguado por la Policía el detenido, el mismo reconoció su participación en los hechos, manifestando que ese día andaba con su hermana y con el individuo que ya se encuentra procesado por este hecho, ingiriendo pasta base en la Zona Este.
Pero en un momento se acercaron al taxista a quien le solicitaron un viaje quien accedió a esto, pero expresó que en ningún momento tuvo conocimiento que el procesado fuera a rapiñar al taxista, aunque cuando sacó el cuchillo y se lo puso en el cuello al conductor exigiéndole el dinero, él por temor al hecho no reaccionó y únicamente tomó el celular de la víctima, el que después vendió en $U 300 (pesos), lo que repartieron entre todos. Su dinero lo gastó en pasta base.
Enterado el Juez Penal de Cuarto Turno, dispuso la conducción del detenido, al culminar las actuaciones dictó el procesamiento sin prisión de la persona de iniciales J.E.T.R como presunto autor de un delito de hurto; imponiéndole como medida sustitutiva la obligación de someterse a tratamiento por su adicción a los estupefacientes por el lapso de 6 meses.