Tres mujeres y un hombre procesados por la venta

Tres mujeres y un hombre procesados por la venta

Tres mujeres y un hombre procesados por la venta

de estupefacientes

Cuatro personas fueron enviadas a la cárcel, tres de ellas son mujeres, por estar vinculadas al tráfico de drogas. Se trata de una boca de venta de estupefacientes que operaba desde hace mucho tiempo en el interior del barrio Fátima. Quienes la originaron, ya están presos desde hace tiempo por esta misma causa. Pero el negocio lo continuaron sus familiares, los que ayer cayeron y ahora todos se reunirán en la cárcel local.

El procedimiento se llevó a cabo en la jornada del jueves 10 en la casa de un delincuente reincidente que vive en ese lugar y que ya está recluido desde hace varios meses. Sin embargo, la boca de venta de drogas que tenía en su casa siguió funcionando. Allí comercializaban marihuana básicamente.

Luego de un procedimiento policial, el segundo realizado en poco tiempo en el mismo lugar, la policía pudo allanar el lugar encontrando una cantidad interesante de estupefacientes y en ese sentido pudieron detener a varias personas, todas ellas familiares del dueño de casa que está preso justamente por haber originado ese negocio ilícito.

Luego de haber prestado declaraciones ante la jueza penal de 4º turno, Marcela Vargas, las tres mujeres, familiares entre sí, y un hombre joven fueron procesados con prisión. Se trata de las personas identificadas con las iniciales M.S.S.V., G.G.A.C., SB.P y J.M.P.S. a quienes la justicia les tipificó un delito continuado de comercialización de estupefacientes.

Con todo, fuentes extraoficiales informaron a EL PUEBLO que debido a la continuidad con la que se ha desarrollado esa boca de venta de drogas, no descartan que en los próximos días esa boca de venta de drogas vuelva a ponerse en funcionamiento.

Ayer por la tarde fueron alojadas las tres mujeres en la cárcel, aumentando ahora el número de reclusas a 17. Mientras que en total el número de presos en la Cárcel Departamental se aproxima a los 190, en un centro de reclusión con capacidad para albergar a 120 personas.