Un adolescente de 17 años falleció ahogado cuando se bañaba en las crecidas aguas del arroyo Ceibal

Un adolescente de 17 años falleció ahogado cuando se bañaba en las crecidas aguas del arroyo Ceibal

La importante creciente del Río Uruguay que está afectando a Salto se cobró su primera víctima mortal. El trágico hecho ocurrió en la pasada jornada, donde pese a que el Centro de Emergencias ha advertido del riesgo que supone bañarse en ríos y arroyos crecidos por la peligrosidad de hacerlo, un adolescente junto a sus amigos, desoyendo la advertencia ingresó al agua con las consecuencias lamentables.
El fallecido, es un joven de 17 años de edad, el cual se estaba bañando junto a su hermano y otros amigos en el arroyo Ceibal, por la calle Cuareim entre los puentes Treinta y Tres y Sarandí, lugar donde el arroyo Ceibal se halla desbordado y cubierto toda la vegetación por las inundaciones que están afectando a nuestra ciudad.
Se trata del hijo de un exfuncionario de la Armada Nacional que está jubilado y que socorrió a su hijo junto a algunas de las personas que se encontraban en el lugar, pero al intentar reanimarlo no tuvieron éxito y el desenlace fue fatal.
UN HECHO TRISTE
Era de tarde y hacía calor, por lo cual un grupo de jóvenes decidió zambullirse en la costa sur de las aguas crecidas del arroyo Ceibal, precisamente sobre la calle Cuareim entre los puentes Treinta y Tres y Sarandí, ya que el arroyo desbordó la zona y se encuentra crecido.
En un momento determinado, los jóvenes que se estaban bañando en el lugar perdieron de vista a uno de ellos, de 17 años de edad, el cual estaba nadando y desapareció de la superficie. Presuntamente habría quedado enganchado en una rama de los árboles espinosos que están sumergidos en la zona, aunque el hecho no estaba confirmado sino que eran estimaciones que hacía la Policía sobre el motivo de la desaparición del adolescente mencionado.
Sus amigos alertaron al padre del joven y a los vecinos de la zona que comenzaron a buscarlo en forma inmediata, al tiempo que le dieron aviso a la Prefectura y a la Policía sobre lo ocurrido, además de una unidad de emergencia que concurrió al lugar.
En ese marco, se vivieron momentos de desesperación y mucho nerviosismo en el lugar por el tenso episodio que les tocaba vivir a los familiares del adolescente.
El padre del joven, un marinero jubilado pudo rescatar a su hijo de las aguas junto a otras personas que estaban allí que ayudaron a llevar el cuerpo a la superficie. Estando allí tendido, el médico que arribó en una unidad de emergencia y el padre del joven intentaron reanimarlo, practicándole técnicas de respiración pero no lograron hacerlo, por lo cual el joven fue trasladado en forma inmediata hasta el Hospital.
Sin embargo, al llegar al principal centro asistencial de carácter público de nuestro medio, fue constatado su fallecimiento. El caso fue informado a los familiares, a las autoridades y a la justicia.
Ayer el Comité de Emergencias se encontraba trabajando con las personas afectadas por las inundaciones cuando tomó conocimiento del caso.
LLUVIA
Por su parte, las autoridades del Comité de Emergencias se encontraban trabajando ante la aparición de nuevas personas evacuadas, las que surgieron en el correr de la tarde por el crecimiento del nivel del río Uruguay, ante un caudal hídrico que va en aumento por las fuertes lluvias que se vienen registrando en el sur de Brasil.
En tanto en nuestra ciudad la lluvia de la tarde alcanzó a los 15 milímetros, pero el río Uruguay se encontraba en 13,40 metros de altura ayer y la altura del lago de la represa de Salto Grande se situaba en los 34,80 metros y las autoridades estaban esperando más agua, por lo cual estimaban que podría llegar a la cota máxima de seguridad que es de 36 metros de altura.
Por otro lado, en el correr del día, la cantidad de personas evacuadas pasaron de 455 a 528, las que componen 135 familias. Entre las cuales hay 305 personas mayores de edad y 223 personas menores de edad, entre las que se encuentran evacuadas y autoevacuadas.
La inmensa mayoría son personas que viven en la ribera del río, se encuentran alojadas en los clubes Tigre, Libertad y Salto Uruguay, además de hacerlo en el gimnasio Arnoldo Bernasconi. En tanto, que hay muchos de los damnificados que levantaron campamentos cerca de sus casas, a pocos metros, con la finalidad de vigilar sus pertenencias.
Los pronósticos de lluvia para la presente jornada y para mañana miércoles, son de precipitaciones y tormentas, especialmente intensas en el sur de Brasil, donde se ubica la cuenca media del río Uruguay, que es la que impacta en forma directa en nuestra ciudad.
Por lo que en definitiva, se espera que el río siga subiendo, saque más gente de sus hogares sin contemplaciones y genere mayores inconvenientes hasta al menos entrado el año 2016.







Recepción de Avisos Clasificados