Un auto frenó de imprevisto y la moto que venía detrás lo chocó violentamente: una mujer terminó en el CTI

Un auto frenó de imprevisto y la moto que venía detrás  lo chocó violentamente: una mujer terminó en el CTI
Una mujer de 30 años de edad, debió ser derivada al CTI del Sanatorio Uruguay con politraumatismos graves, tras protagonizar un violento accidente. La susodicha iba de acompañante de un motociclista de 25 años, que padeció fractura de clavícula en el mismo incidente.
El siniestro ocurrió en la tarde de ayer, cuando un móvil del Centro Médico que se dirigía a atender un llamado de emergencia circulaba por la Avenida Manuel Oribe, y al llegar a Calle 10, tuvo que frenar de imprevisto porque se le cruzó una motocicleta que transitaba por esa arteria.
La maniobra inesperada del automóvil hizo que la motocicleta que viajaba detrás, que era ocupada por la mujer y el hombre indicados al inicio, chocara violentamente contra la parte trasera del propio auto, resultando lesionados sus dos ocupantes.
La peor parte se la llevó la treintañera, cuyas heridas requirieron la internación en el Centro de Tratamiento Intensivo del Sanatorio Uruguay en estado delicado.
HURTO EN LOCAL
DE INFORMÁTICA
En la madrugada de la víspera se registró un importante hurto en un local de informática ubicado en frente del Sanatorio Uruguay. Dicho establecimiento fue visitado por los “amigos de lo ajeno”, quienes rompieron el ventanal que da a la calle, para poder acceder al interior del comercio, en el que se llevaron notebooks, networks y teléfonos celulares.
El robo fue valuado en 2.900 dólares.
Curiosamente, el local no contaba con cámaras de seguridad instaladas, pese a que sí tenían cámaras para vender.
UN CASO INSÓLITO
Un hombre de 65 años de edad, fue protagonista de un hecho peculiar. El sexagenario denunció que cuando salía de un alojamiento para adultos mayores y estaba a punto de subirse a su automóvil, se le cayó su celular Iphone, y cuando se agachó para agarrarlo, vio que un joven lo levantaba del suelo y salía corriendo.
Tras seguir al adolescente con su vehículo, se percató que el mismo había ingresado en una finca del barrio Fátima, por lo que se dirigió a esa casa y habló con la madre del joven, ofreciéndole dinero a cambio de la devolución del celular.
Pero la dama le comentó que su hijo no tenía el objeto en cuestión, por lo que el damnificado decidió hacer la denuncia policial respectiva.
LA VIOLENCIA
DOMÉSTICA
GANA ESPACIO
En la semana que pasó, la violencia doméstica fue el delito más repetido, de acuerdo a las denuncias recibidas por las diferentes seccionales de nuestra ciudad.
Como ejemplo, vale resumir el número de delitos cometidos el jueves pasado. Ese día hubo nueve denuncias de violencia doméstica, cuatro hurtos varios, cuatro hurtos de vehículos, tres hurtos en el interior de un vehículo, tres hurtos en casa de familia, dos denuncias por daños, una amenaza a un familiar, un desorden en la vía pública y un fugado del hogar.

Una mujer de 30 años de edad, debió ser derivada al CTI del Sanatorio Uruguay con politraumatismos graves, tras protagonizar un violento accidente. La susodicha iba de acompañante de un motociclista de 25 años, que padeció fractura de clavícula en el mismo incidente.

El siniestro ocurrió en la tarde de ayer, cuando un móvil del Centro Médico que se dirigía a atender un llamado de emergencia circulaba por la Avenida Manuel Oribe, y al llegar a Calle 10, tuvo que frenar de imprevisto porque se le cruzó una motocicleta que transitaba por esa arteria.

La maniobra inesperada del automóvil hizo que la motocicleta que viajaba detrás, que era ocupada por la mujer y el hombre indicados al inicio, chocara violentamente contra la parte trasera del propio auto, resultando lesionados sus dos ocupantes.

La peor parte se la llevó la treintañera, cuyas heridas requirieron la internación en el Centro de Tratamiento Intensivo del Sanatorio Uruguay en estado delicado.

HURTO EN LOCAL DE INFORMÁTICA

En la madrugada de la víspera se registró un importante hurto en un local de informática ubicado en frente del Sanatorio Uruguay. Dicho establecimiento fue visitado por los “amigos de lo ajeno”, quienes rompieron el ventanal que da a la calle, para poder acceder al interior del comercio, en el que se llevaron notebooks, networks y teléfonos celulares.

El robo fue valuado en 2.900 dólares.

Curiosamente, el local no contaba con cámaras de seguridad instaladas, pese a que sí tenían cámaras para vender.

UN CASO INSÓLITO

Un hombre de 65 años de edad, fue protagonista de un hecho peculiar. El sexagenario denunció que cuando salía de un alojamiento para adultos mayores y estaba a punto de subirse a su automóvil, se le cayó su celular Iphone, y cuando se agachó para agarrarlo, vio que un joven lo levantaba del suelo y salía corriendo.

Tras seguir al adolescente con su vehículo, se percató que el mismo había ingresado en una finca del barrio Fátima, por lo que se dirigió a esa casa y habló con la madre del joven, ofreciéndole dinero a cambio de la devolución del celular.

Pero la dama le comentó que su hijo no tenía el objeto en cuestión, por lo que el damnificado decidió hacer la denuncia policial respectiva.

LA VIOLENCIA DOMÉSTICA GANA ESPACIO

En la semana que pasó, la violencia doméstica fue el delito más repetido, de acuerdo a las denuncias recibidas por las diferentes seccionales de nuestra ciudad.

Como ejemplo, vale resumir el número de delitos cometidos el jueves pasado. Ese día hubo nueve denuncias de violencia doméstica, cuatro hurtos varios, cuatro hurtos de vehículos, tres hurtos en el interior de un vehículo, tres hurtos en casa de familia, dos denuncias por daños, una amenaza a un familiar, un desorden en la vía pública y un fugado del hogar.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...