Una estación de servicio fue ahora el blanco de una rapiña a mano armada; los malhechores se llevaron 10.000 pesos

Una estación de servicio fue ahora el blanco de una rapiña a mano armada; los malhechores se llevaron 10.000 pesos
En la mañana de ayer, un sujeto ingresó a una estación de servicio y, esgrimiendo un arma de fuego, redujo al empleado del autoservicio del comercio para llevarse los cerca de 10.000 pesos que había en la caja registradora.
El hecho sucedió a las 11.45 en la estación sita en calle Blandengues esquina Enrique Amorim. A pocas cuadras del lugar, dos días antes había sido rapiñada la farmacia Dos Naciones, que está ubicada en la intersección de Enrique Amorim e Invernizzi.
La Policía no descarta que ambos hechos estén conectados, dado que la descripción del ladrón que aportaron los testigos de ambos robos es muy parecida, como también las características de la motocicleta en la que se dio a la fuga.
Ayer, el malhechor ingresó con un casco en la cabeza a la estación de servicio (igual que había sucedido en la rapiña anterior) y un cómplice suyo lo esperó en la puerta del autoservicio, también con casco colocado. En cuestión de segundos, según se observó en la filmación obtenida por las cámaras de seguridad del establecimiento, el ladrón se apoderó de todo el dinero que había en la caja y se retiró del lugar junto a su compañero, por calle Enrique Amorim rumbo al Este.
Por estas horas, los funcionarios policiales intensifican las averiguaciones del caso, para poder dar con los responsables de ambas rapiñas.
UNA MUJER OLVIDÓ
JOYAS Y DINERO
EN UN ÓMNIBUS
Un mujer que viajaba en un ómnibus urbano de pasajeros tuvo un olvido increíble. A las 6.15 del viernes, la susodicho se bajó en la parada ubicada en calle Agraciada casi Blandengues, y recién cuando el ómnibus había retomado la marcha se percató de que se había olvidado en el asiento una caja de acrílico con varias joyas de oro y plata, 20.050 pesos en efectivo y seis timbres profesionales, y también un sobre de color marrón que contenía varios papeles personales.
La dama realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1ª, donde tras realizarse las averiguaciones del caso se logró ubicar al hombre que se había apropiado de los objetos en cuestión. Tras ser indagado, el sujeto admitió haber encontrado las pertenencias de la denunciante en un asiento del ómnibus, y luego devolvió las joyas y parte del dinero, ya que había gastado algunos miles de pesos en provecho propio.
Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso la libertad del individuo con las advertencias del caso.
ROBO EN
UN CUMPLEAÑOS
Otro hurto ocurrió en la zona céntrica de la ciudad, donde se llevó a cabo un cumpleaños infantil. Luego de que se fueran todos los invitados, la madre del cumpleañero se dispuso a limpiar la finca donde se había desarrollado la fiesta y constató que del living de la casa alguien se había llevado una notebook Sony plateada, un celular Iphone de 32 gigas y un celular Nokia de color rojo.
La dama efectuó la denuncia correspondiente en la seccional 1ª, donde se realizan las investigaciones del caso.

En la mañana de ayer, un sujeto ingresó a una estación de servicio y, esgrimiendo un arma de fuego, redujo al empleado del autoservicio del comercio para llevarse los cerca de 10.000 pesos que había en la caja registradora.

El hecho sucedió a las 11.45 en la estación sita en calle Blandengues esquina Enrique Amorim. A pocas cuadras del lugar, dos días antes había sido rapiñada la farmacia Dos Naciones, que está ubicada en la intersección de Enrique Amorim e Invernizzi.

La Policía no descarta que ambos hechos estén conectados, dado que la descripción del ladrón que aportaron los testigos de ambos robos es muy parecida, como también las características de la motocicleta en la que se dio a la fuga.

Ayer, el malhechor ingresó con un casco en la cabeza a la estación de servicio (igual que había sucedido en la rapiña anterior) y un cómplice suyo lo esperó en la puerta del autoservicio, también con casco colocado. En cuestión de segundos, según se observó en la filmación obtenida por las cámaras de seguridad del establecimiento, el ladrón se apoderó de todo el dinero que había en la caja y se retiró del lugar junto a su compañero, por calle Enrique Amorim rumbo al Este.

Por estas horas, los funcionarios policiales intensifican las averiguaciones del caso, para poder dar con los responsables de ambas rapiñas.

UNA MUJER OLVIDÓ JOYAS Y DINERO EN UN ÓMNIBUS

Un mujer que viajaba en un ómnibus urbano de pasajeros tuvo un olvido increíble. A las 6.15 del viernes, la susodicho se bajó en la parada ubicada en calle Agraciada casi Blandengues, y recién cuando el ómnibus había retomado la marcha se percató de que se había olvidado en el asiento una caja de acrílico con varias joyas de oro y plata, 20.050 pesos en efectivo y seis timbres profesionales, y también un sobre de color marrón que contenía varios papeles personales.

La dama realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1ª, donde tras realizarse las averiguaciones del caso se logró ubicar al hombre que se había apropiado de los objetos en cuestión. Tras ser indagado, el sujeto admitió haber encontrado las pertenencias de la denunciante en un asiento del ómnibus, y luego devolvió las joyas y parte del dinero, ya que había gastado algunos miles de pesos en provecho propio.

Enterado del caso, el magistrado actuante dispuso la libertad del individuo con las advertencias del caso.

ROBO EN UN CUMPLEAÑOS

Otro hurto ocurrió en la zona céntrica de la ciudad, donde se llevó a cabo un cumpleaños infantil. Luego de que se fueran todos los invitados, la madre del cumpleañero se dispuso a limpiar la finca donde se había desarrollado la fiesta y constató que del living de la casa alguien se había llevado una notebook Sony plateada, un celular Iphone de 32 gigas y un celular Nokia de color rojo.

La dama efectuó la denuncia correspondiente en la seccional 1ª, donde se realizan las investigaciones del caso.