Astori ganó pulseada sobre cambios en política económica

Aprueban el decreto de inversiones sin cambios y Danilo Astori gana otra pulseada. El texto ya fue firmado por varios ministros y el presidente José Mujica. En los próximos días será promulgado tal como lo redactó el Ministerio de Economía pese a los pedidos de cambios del PCU y el MPP.

El astorismo se anotó otro punto en la discusión interna sobre cambios a la política económica, en este caso referidos a la forma como el Gobierno incentiva la inversión privada a través de exoneraciones impositivas.

Tras más de cuatro meses trancado en las oficinas de la Presidencia,  finalmente Mujica firmó el decreto que modifica la promoción de inversiones con los cambios que propuso el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en el marco de un acuerdo con las carteras de Industria, Trabajo, Turismo y Ganadería.

Según El Observador, desde fines de diciembre el decreto ya circula por los despachos de los ministros para su firma. Atrás quedaron las variantes que proponía el Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista del Uruguay (PCU).

Estos sectores pretendían modificar la Ley de Inversiones para focalizar las exoneraciones impositivas en un conjunto previamente identificado de industrias. Estas se definirían de acuerdo a la necesidad que tenga el país de producir determinados bienes o potenciar algún rubro de producción por sobre otro.

De esta forma, además, el MPP y el PCU buscaban disminuir la renuncia fiscal global para utilizar lo ahorrado en nuevas herramientas que mejoren la redistribución del ingreso.

Según los comunistas, la renuncia fiscal anual por concepto de promoción de inversiones supera los 350 millones de dólares.

En ese debate estuvo el Gobierno durante meses luego que el año pasado el Ministerio de Economía redactara el decreto con las modificaciones que entendía convenientes a la reglamentación de Ley de Inversiones.

Básicamente, los cambios pasan por favorecer las inversiones que generen calidad de empleo y no tanto cantidad. Esto implica privilegiar las inversiones que tengan una mayor masa salarial en el conjunto de los trabajadores.







El tiempo


  • Otras Noticias...