Diputados: faltarían votos para frenar la ley interpretativa que anula la ley de Caducidad

Los sectores del Frente Amplio que buscan evitar la aprobación en Diputados del texto que deja por el camino la ley de caducidad no cuentan con los votos necesarios para hacerlo. Los socialistas confirmaron que votarán el texto tal como vino del Senado mientras que el MPP no adoptó una posición oficial todavía al igual que la CAP-L. La oposición fustiga con dureza a la izquierda.

Este lunes la mesa política del Frente Amplio resolverá si convoca a un plenario nacional que pueda, con los elementos nuevos que hay sobre la mesa, dejar por el camino el mandato (del último plenario)  a efectos que los legisladores no se encolumnen detrás de la aprobación en el senado de la ley interpretativa que tira abajo la ley de caducidad. Aprobación que costara a la izquierda un senador al renunciar Eleuterio Fernández Huidobro.

Sin embargo, no aparecen en el horizonte, nuevas mayorías que puedan torcer la resolución del último Plenario en el sentido de votar la interpretativa sí o sí y sepultar la ley de caducidad.

Fuentes frenteamplistas confiaron a El Espectador que hasta hoy no hay votos para revertir la decisión unánime adoptada el pasado plenario y que se mostrara en el Senado con la aprobación la nueva ley.

«Venimos con la interpretativa unánime, si fueran otras las mayorías se estarían juntando votos, pero no es así», señaló la fuente.

Los sectores:

En el caso del Partido Socialista el ejecutivo resolvió que está en condiciones de ir a la votación el 19 en la Cámara de Diputados del texto tal como viene del Senado. Señalan que las nuevas alternativas levantan algunas objeciones pero no todas, porque no hay solución perfecta, según expresó la senadora Mónica Xavier a El Espectador.

«El proyecto interpretativo no es el más perfecto jurídicamente, pero tampoco lo es la ley de caducidad. Estas son decisiones políticas», dijo Xavier.

En el caso del MPP todavía no se adoptó una resolución.

La senadora Lucía Topolansky explicó a El Espectador que lo que se busca es un ámbito de discusión superior para adoptar las resoluciones pertinentes en las que cada uno se haga responsable de lo que se vota luego.

El ejecutivo del MPP se reunió esta semana y resolvió que no podían mirar para el costado los nuevos elementos que habían aparecido sobre la mesa.

«No podíamos considerar los procesos nuevos de revisión en la Comisión y los dichos del presidente», señaló Topolansky.

Topolansky admitió que algún diputado que integra el Espacio 609 como el caso del PVP vayan acompañar la votación, es parte de la discusión que hay que dar.

La legisladora sostuvo que con los elementos sobre la mesa, el plenario debería adoptar la resolución que entienda, haciéndose cargo cada uno de lo que hace.

Puso como ejemplo la ley de juicios abreviados donde desoyeron a la cátedra y hoy en día la ley está trabada.

«Si se hace el Plenario estaría bueno que los juristas explicaran las actas», explicó.

En cuanto a la CAP-L, sector que perdiera al senador Fernández Huidobro en la cámara alta, define este mediodía en su Dirección Nacional su posición en la Cámara Baja. El objetivo del encuentro, según dijo el diputado Carlos Gamou, es evaluar la renuncia de Fernández Huidobro al Senado.

A todo esto la oposición fustiga al Frente Amplio por este tema.

Los ex presidentes Jorge Batlle y Luis Alberto Lacalle se mostraron sorprendidos por la polémica instalada entorno a la ley de caducidad, sosteniendo que se pierde la virginidad electoral. Lacalle dice que les avisaron antes de las elecciones que «como te digo una cosa te digo la otra»

El ex mandatario colorado, Jorge Batlle dijo que «esto es mucho más grave que lo electoral. Es un problema que afecta desde Artigas hasta acá. Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana, no hay vuelta. Acá no hay que discutir el proceso electoral, si (el Frente Amplio) tiene más votos o menos votos, se verá en su momento. Acá el tema es otro; acá el tema es si hay democracia o no hay democracia» dijo Batlle.

Agregó que fueron «horribles» las expresiones de Mujica en el parlamento respecto a las consecuencias electorales negativas que deberá enfrentar el FA.

 «Según Batlle, el presidente Mujica «metió la pata hasta el cuadril».

Sobre las consecuencias futuras que tendría la aprobación de la ley interpretativa, Batlle se refirió no al caso en sí de la caducidad, sino a los efectos de este procedimiento en la institucionalidad del país.

«Es el principio de pérdida de la virginidad, porque después que usted rompió esa virginidad electoral puede romper cualquier cosa. Si se empiezan a anular leyes es un caos. ¿Qué le parece si se anula el matrimonio?, se preguntó el ex mandatario en declaraciones que reproduce Primera Hora de San José.

Lacalle azorado criticó a Mujica.

En tanto, Luis Alberto Lacalle dijo estar «azorado». Al referirse a la posibilidad que el Plenario del Frente Amplio revoque el mandato de votar el proyecto anulatorio de la ley de caducidad.

Lacalle dijo ser espectador azorado de lo que acontece en la izquierda. «Nos asombramos pero nos olvidamos que nos avisaron», agregó en alusión a «la histórica e increíble frase de: lo mismo que te digo una cosa te digo la otra».

«Cambiar es atributo de toda actividad, pero cuando durante 20 años se nos acatarró con los muertos, los hijos de los muertos, los padres de los muertos, los desaparecidos, parecía que nosotros éramos una gente desprovista de valores.