Dirigentes del FA satisfechos porque Coutinho “sabe reconocer” cuando las obras son del Gobierno Nacional

Polémica por autoría de logros para Salto en debate de militantes

“La esperanza es lo último que se pierde”, dijo a EL PUEBLO un vecino de la estación Midland que aguardaba con entusiasmo la llegada del denominado “tren de los pueblos libres”, el viernes haciendo referencia a la ilusión que le generaba volver a ver movimiento ferroviario en esa antigua estación.

“Pero a esto se le ha puesto mucho de político”, decía el hombre de sesenta y pico largo de edad y “al final uno sabe si eso es a favor o en contra, pero al parecer las cosas van saliendo”, reflexionaba este hombre emocionado por volver a ver movimiento en las vías.

El 29 de agosto, cuando los presidentes de Uruguay, José Mujica y de Argentina, Cristina Fernández, se encontraron en Salto, donde realizaron un acto proselitista que tuvo mucho de campaña electoral para Cristina Fernández, un grupo de militantes del Frente Amplio que estaban entre el público uruguayo, llevaron un cartel que decía “Sapo (en alusión a Germán Coutinho) no te subas a este tren”.

Ese cartel fue bajado minutos después cuando el propio jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, fue a hablar con los jóvenes que lo llevaban y les pidió que evitaran hacer pasar un mal rato al jefe comunal salteño y los militantes políticos con buen tino, accedieron.

Pero en ese momento ya se dejaba entrever que tanto en ese tema como en otros, existe una pica importante entre los frenteamplistas y defensores del Gobierno Nacional, con la presencia del Intendente Germán Coutinho en cada acto donde el gobierno de Mujica anuncia una obra y tratan de reivindicar lo que entienden que debe ser atribuido al Poder Ejecutivo para distanciarlo de las políticas departamentales.

Aunque integrantes del Frente Amplio admitieron a EL PUEBLO que “el propio Coutinho ha reconocido y ha salido de él, decir cuando una obra como el caso del tren o las políticas de viviendas son a instancias del Gobierno Nacional y eso está bien”, expresó la integrante de la Mesa Política Departamental del Frente Amplio, Mónica Cabrera.

“Como también está bien que el Intendente canalice todas estas actividades que hasta protocolarmente tienen que pasar por manos de la Intendencia, porque son obras para Salto y el Intendente, que es el gobernante, tiene que saber y entender sobre estos temas, pero en el caso de Coutinho él ha sabido marcar cuándo algo proviene del Gobierno central porque así lo ha hecho”, afirmó Cabrera, que pertenece al grupo de Mujica el Movimiento de Participación Popular.

En los últimos tiempos varios militantes y ediles del Frente Amplio han salido a manifestar públicamente que obras como la de la Plaza de Deportes, las viviendas anunciadas para Salto e incluso la interconexión ferroviaria, son “gracias al gobierno de Mujica”, con la intención de desmarcar al Gobierno Departamental de esto y desde el ángulo de hacer campaña política. Pero aún así no han logrado generar un impacto en la opinión pública suficiente como para revertir la incertidumbre que se teje en la interna del Frente Amplio, que hasta el momento no se posiciona como oposición firme y tenaz del gobierno a nivel local.  

LA ENCUESTA    

Tras una encuesta que fue dada a conocer días pasados sobre la imagen que tienen el Intendente de Salto ante la opinión pública, elaborada por la consultora capitalina Equipos Mori y contratada por la Intendencia de Salto, donde se establece que Coutinho tiene el 61 por ciento de aprobación por parte de la población, la representante del máximo órgano de conducción partidaria de la coalición de izquierdas, dijo que “no puede opinar sobre una encuesta que no conoce”.

“Habría que ver qué es lo que dice toda la encuesta, porque por ahí hay aspectos positivos y negativos que resaltar y no me puedo quedar con los titulares de los diarios”, afirmó, y no arriesga a esgrimir una opinión sobre los números que arroja el estudio de opinión.

UN HECHO POLÍTICO

No obstante, Cabrera señaló que las denuncias que elevó la Intendencia de Salto a la Justicia con respecto a los resultados de la auditoria elaborada por el Tribunal de Cuenta de la República, que establece al menos “desprolijidades” en la oficina de Turismo, durante la gestión del ex Intendente Ramón Fonticiella, aseguró que “no me quedan dudas que fue un hecho político”.

Con referencia a esa tormenta política coincidió con lo que en su momento dijo el presidente del Frente Amplio, Eduardo Muguruza, de que el accionar de esa fuerza política frente a esto fue escuchar al ex Intendente Fonticiella y sugerir a sus integrantes “acompañarlo en la declaración pública” que realizó éste días después.

“La Mesa Política como tal nunca trató ese informe. Solamente le pedimos al Intendente de Salto que presentara el tema a la Justicia y que sea ésta quien dilucide si existen culpables de algo y que determine quiénes en caso de que los haya. Pero dentro de la fuerza política, hubo quienes analizaron el tema en profundidad y hubo quienes lo sobrevolaron y no lo tomaron más que como un dictamen técnico. Pero a mí me queda claro que solo es un hecho político”, sostuvo la segunda vicepresidente de la Mesa Política Departamental del Frente Amplio, y ex asesora jurídica de la Junta Departamental, la abogada Mónica Cabrera.