Ediles coutinhistas sumarían los votos de los disidentes del FA para poner a un colorado en la presidencia de la Junta

Ediles coutinhistas sumarían los votos de los disidentes del FA para poner a un colorado en la presidencia de la Junta

El Coordinador de la Bancada de Ediles del Partido Colorado, Alberto Villas Boas, podría convertirse en el próximo Presidente de la Junta Departamental de Salto, si los ediles disidentes del Frente Amplio y los de Vamos Salto, sector que lidera el exintendente Germán Coutinho, lo proponen para presidir la corporación legislativa.
Al menos esa es la información que trasciende en los pasillos de la Junta, ante el advenimiento de la fecha límite para la votación del próximo titular del órgano legislativo comunal, informaron a EL PUEBLO fuentes políticas.
Ediles del Frente Amplio indicaron a este diario que si bien correspondería que las autoridades del órgano legislativo fueran del partido que está en el gobierno, como ha sucedido en los últimos lustros desde la época post dictadura, el hecho de que cuatro ediles que fueron electos por la Lista 888, Agrupación Humanista “Armando Aguirre”, que encabeza el intendente de Salto, Andrés Lima, hayan renunciado a ese sector y al Frente Amplio por haber sido acusados por el jefe comunal de adulterar boletas para sacar provecho de los gastos a rendir entregados a tres de ellos cuando participaron de un encuentro nacional de ediles en Rivera, motivó la salida de los mismos y de la madre de quien ostenta actualmente el cargo de Presidente de la corporación, que era la cuarta edil titular de esa agrupación.
Lo cual dejó al gobierno departamental sin mayorías en la Junta y comprometió seriamente las propuestas de su gestión, al punto que no logró la aprobación del Presupuesto Quinquenal Departamental, eje central de la gestión económica de un gobierno.
Los cuatro ediles se definieron como independientes pero según afirmaron a este diario ediles del oficialismo el hecho de que “la edila Dayana Añasco para su defensa legal haya sido acompañada y promovida por los abogados del exintendente Germán Coutinho, que ocuparon cargos de confianza en la anterior administración y que integraron listas del Vamos Salto en las últimas elecciones, dice mucho, porque refleja que por lo menos ella está siendo asesorada por gente de confianza del exintendente y actual senador. Y esa influencia puede trasladarse a los otros tres ediles renunciantes, por lo cual nos quedamos sin mayorías”.
LOS BLANCOS NO
Por otro lado, fuentes del Partido Nacional consultadas a estos efectos por EL PUEBLO señalaron que “hay conversaciones entre los ediles declarados independientes y los de Vamos Salto para proponer a Villas Boas como presidente de la Junta Departamental para el período 2016 – 2017 y nosotros no aceptamos ser parte de esa votación, porque seguramente nos abstendremos de participar de esa votación”.
Dijeron además que “no sabemos si el día de la votación plantear una mesa del Partido Nacional o si lisa y llanamente no entrar a la votación porque no compartimos la postura de aprovecharse de los problemas que tuvo el Frente Amplio en su interna para robarle la presidencia, es algo que analizaremos cuando nos reunamos entre los ediles blancos”.
MOLESTOS
Por otro lado, desde el Frente Amplio entienden que lo que busca el Partido Colorado “es un revanchismo con lo que les pasó en las elecciones y por eso se aprovechan de los problemas internos que tenemos en el Frente Amplio para quedarse con los principales cargos, que en realidad tendrían que corresponder a nuestra fuerza política, porque somos los que gobernamos el departamento”.
Los ediles oficialistas consultados sobre la votación de los cargos informaron que “sabemos que tienen intenciones incluso de quedarse con la mesa y con los dos cargos rentados, el de la asesoría letrada y el de secretario general, porque quieren plantear una mesa con la gente de ellos, lo que no pudieron ganar en la cancha con las urnas, quieren ganarlo en la Liga”.
GOLPE DE EFECTO
De lograr su cometido, el Partido Colorado estaría haciendo un golpe de efecto al gobierno departamental ya que plantearía una Junta Departamental, que es el órgano legislativo del gobierno, que quedaría en manos de la oposición, y en cierta medida plantearía un enfrentamiento político con el ejecutivo comunal.
Las voces consultadas por EL PUEBLO hasta el momento sostienen que hay “quórum, para que el próximo presidente de la corporación sea el edil colorado Alberto Villas Boas”. El nuevo presidente deberá asumir el cargo el 15 de julio.