Funcionarios del INAU se oponen a bajar la edad de imputabilidad

Funcionarios del INAU se oponen a bajar la edad de imputabilidad

Mientras para Vamos Uruguay “el INAU no cumple sus cometidos

El sector “Vamos Uruguay” del Partido Colorado está en plena campaña de recolección de firmas para lograr que en las próximas elecciones nacionales de 2014 se pueda reformar la Constitución de la República y establecer en 16 años la edad de imputabilidad penal, y los adolescentes de dicha edad puedan ser juzgados y penados como adultos. Pero ya se está armando la denominada “contracampaña” que según dirigentes sindicales cuenta con el respaldo del Instituto Nacional del Niño y Adolescente (INAU) y que la propuesta del Partido Colorado no es mas que un “oportunismo político” que “no soluciona absolutamente nada”. Por su parte los promotores entienden que “el INAU no está cumpliendo con sus cometidos”. El diputado colorado Marcelo Bistolfi expresó que “no estamos en contra de la juventud, por el contrario, queremos recuperar a aquellos que por distintas razones sociales desvían su conducta”.

Promotor de la campaña de firmas dice que “no están en contra de los jóvenes”

Diputado colorado Marcelo Bistolfi acusó que el INAU “no está cumpliendo con sus cometidos”

1-2Ahora la minoridad pasó a un segundo plano y los políticos debaten por ver quien tiene la razón. Al menos algo de esto es lo que está sucediendo en nuestra ciudad, ya que mientras el Partido Colorado aduce estar teniendo una campaña de recolección de firmas para lograr plebiscitar la baja de la edad de imputabilidad a los 16 años, campaña que según ellos viene siendo “exitosa” en Salto, el Frente Amplio hace una declaración donde sale al cruce de esta propuesta calificándola de falta de contenido.

Pero más allá de las tiendas político partidarias, los funcionarios del Instituto del Niño y el Adolescente (INAU), en sintonía con el Frente Amplio, criticaron duramente la propuesta del sector que lidera el senador Pedro Bordaberry, Vamos Uruguay, y esgrimen que con esta idea se pone en cuestionamiento la existencia del propio INAU, ya que esta propuesta de reforma constitucional prevé la creación de nuevo centros de rehabilitación, con la atención de personal calificado.

Aunque más allá de las críticas, en Salto, el sector del intendente Germán Coutinho lanzó la recolección de firmas para alcanzar el objetivo de plebiscitar  la reforma constitucional, y con un respaldo popular por el momento a favor, ya alcanzaron las 5 mil firmas aunque van por más.

Consultados por EL PUEBLO el encargado de llevar adelante la campaña de recolección de firmas en Salto, el diputado colorado Marcelo Bistolfi, dijo que las discusiones sobre el tema “han sido sacadas de contexto” al punto que aduce que “solo tratan el tema de la baja de la edad de imputabilidad cuando el tema tiene tres aristas importantes”.

En ese sentido, Bistolfi manifestó que entre los aspectos a destacar de esta medida está la “creación de un centro de rehabilitación” para recuperar a los jóvenes y “mantener el legajo de los infractores que cometan delitos graves siendo menores de edad, para cuando sean mayores de edad”.

Cuando fue cuestionado por el sindicato del INAU por la creación de este centro, dijo que “el INAU no está cumpliendo con sus cometidos”.

El representante nacional por Salto, sostuvo que “no estamos en contra de la juventud, por el contrario, queremos recuperar a aquellos que por distintas razones sociales desvían su conducta”. Y argumentó que “la mayoría de quienes están metidos en la juntada de firmas son jóvenes y es por eso que queremos protegerlos a todos”.

Bistolfi insistió en que el problema de la seguridad “es un tema que nos afecta a todos como sociedad y no puede ser solamente un problema de un partido político”. Y respondió en ese sentido a los dichos del oficialismo que “esta es una de las medidas que Pedro Bordaberry le presentó al Gobierno Nacional en su momento y como no fue tenido en cuenta y el problema de la seguridad sigue creciendo, ahora tomamos esta medida”.

CON TODO

Los colorados están midiendo fuerzas y el resto de la sociedad ya no los mira con tanta apatía. Al menos eso parece, luego que en pocos días de haber lanzado a la opinión pública un tema tan sensible como el de la seguridad pública, hayan conseguido que más de 5 mil personas se adhirieran a la campaña y firmaran para alcanzar plebiscitar en las elecciones nacionales del 2014, reformar la Constitución de la República y así bajar la edad de imputabilidad a 16 años de edad, crear un centro de rehabilitación para menores infractores y mantener el legajo de los menores infractores cuando éstos accedan a la mayoría de edad, para que los mismos sean tenidos como antecedentes por parte de los magistrados y endurezcan las penas.

En una sociedad como la de Salto donde se cuenta con un índice de delitos en el que entre el 60 y el 70 por ciento de los mismos, están vinculadas personas menores de 18 años de edad, los colorados apuntan a alcanzar el respaldo popular que además los podrá dejar en la cima del éxito, llegando al 2014, con un respaldo extra a la de su candidatura que es la de ser los impulsores de esta campaña.

Es que el de la minoridad infractora “no es solamente un problema de Vamos Uruguay, sino que se trata de un problema de toda la sociedad uruguaya. Lo que hace Vamos Uruguay es dar un puntapié inicial, es lograr la iniciativa, es dar un punto de partida a un tema que ya hemos solicitado por todos los caminos para que el Gobierno Nacional tome medidas y no nos han prestado la debida atención por eso recurrimos a la ciudadanía”.

El diputado colorado por Salto, manifestó que en este tema “no estamos en contra de la juventud, si quienes están tras la junta de firmas también son jóvenes, pero quieren vivir en un país en paz”.

EL INAU

Por su parte, el diputado Bistolfi se refirió a las expresiones vertidas por los funcionarios del INAU quienes aducen que el instituto se opone a esta campaña porque “hasta pierde su razón de ser si se instala un centro de rehabilitación de esta naturaleza”.

El legislador contestó a esto diciendo que en los últimos tiempos “el INAU no está cumpliendo con sus cometidos y que si ahora se procesa a un menor por delincuente, éste es derivado hacia un hogar del INAU, y entra por una puerta y sale por la otra. Entonces ¿de qué estamos hablando? Si el menor que llega para ser internado en un local del INAU a los tres días vuelve a estar en su casa otra vez y sigue delinquiendo”, acusó el legislador.

El diputado fue más allá y planteó “quizás logrando esta reforma constitucional podremos mejorar el INAU y logremos transformarlo en algo mejor de lo que es hoy”, sostuvo redoblando la apuesta.

 

Baja de la edad de imputabilidad: 6 de abril se lanza “contracampaña” nacional

Lo dicen los trabajadores: “el INAU saldrá en contra de la campaña de firmas y del planteo del sector de Bordaberry

2-2

Dirigente Gonzalo Acuña (INAU), primero a la derecha del lector, criticó recolección de firmas de “Vamos Uruguay”.

Para Gonzalo Acuña, uno de los coordinadores del Plenario Departamental del PIT CNT y trabajador del Instituto Nacional del Niño y del Adolescente (INAU), el sector “Vamos Uruguay” utiliza la campaña de recolección de firmas para bajar a 16 años la edad de imputabilidad como un “oportunismo político” ya que no soluciona absolutamente nada. Expresa que el 6 de marzo se lanzará, en la capital, la denominada contracampaña, que cuenta con el apoyo del propio INAU. 

EL 6 DE ABRIL SE LANZA LA CONTRACAMPAÑA

La mesa departamental del Sindicato de trabajadores del INAU y el plenario nacional de delegados  (en setiembre de 2010) se opone abiertamente a la medida de juntar firmas con el objetivo de la rebaja de edad de imputabilidad. Acuña expresó que “comenzamos a tejer acuerdos con el INAU y con todo el movimiento sindical porque nos preocupa que se junten firmas. No es todo el Partido Colorado, sino solo un sector, Vamos Uruguay, encabezado por Pedro Bordaberry”. En ese sentido agregó que “el próximo 6 de abril se va a realizar el lanzamiento nacional de lo que se denomina la “contracampaña”, contra la juntada de firmas. No es que estemos en contra de que la gente junte las firmas, que quede claro porque es un derecho constitucional. Lo que si estamos en contra es de el hecho de que apuntar a que un problema tan grave, como lo es la adolescencia infractora sea tratado con la liviandad que lo plantea este sector político.  Vemos oportunismo político absolutamente y nada más. No tiene para nosotros mayor fundamento. Es un capricho político que no tiene otro fin que el oportunismo.

Ese 6 de abril estará en el panel del lanzamiento el ministro Eduardo Bonomi y el presidente del INAU, Javier Salsamendi, el presidente del sindicato de trabajadores de INAU, Joselo López, un abogado defensor de adolescentes infractores, el diputado del Partido Nacional Julio Bango, y Gustavo Signorelli por el PIT CNT. Acuña destacó como importante “dejar en claro que es la institución como tal la que saldrá en contra de esta campaña  de firmas y del planteo del sector de Bordaberry”.

ESTÁ EN JUEGO LA EXISTENCIA DEL INAU

“No estamos en contra de que la gente firme, sí vamos a poner en la calle y en los medios de prensa y en todos los lugares donde podamos ir, el planteo de que no es el modelo de país que nosotros queremos”. Entiende que “este modelo de país que plantea el sector de Vamos Uruguay ha fracasado a nivel mundial. Los ejemplos de la baja de imputabilidad en países como Chile han terminado demostrando que aquellos adolescentes que se transforman en mayores de edad en una situación en la la biológicamente no están preparados para asumir, más allá de su capacidad para delinquir, ha sido totalmente desastrosa. La reincidencia supera el 70 % de los casos en los adolescentes a raíz de la baja de edad imputabilidad. No soluciona absolutamente nada”.

Acuña entiende que también está en “juego la existencia del propio INAU, porque con esto se pone en juego que la institución que se ocupa de los derechos de los niños y los adolescentes pierda sentido de funcionar, porque se la está cuestionando sin ser consultada de qué es lo que piensan sus trabajadores y el mismo directorio de INAU. Tampoco hay una consulta a los protagonistas directos que somos los trabajadores de cómo se ve la situación”.

NO SE PUEDE TRATAR EL TEMA CON LIVIANDAD

El tema es bien complejo y profundo, tiene muchas aristas, y “no se puede manejar con la liviandad de decir que acá se baja la edad y se soluciona el problema”. Para el dirigente local “el INAU ha tenido carencias y el directorio anterior ha sido desastroso”, pero considera que “hoy hay un directorio serio y comprometido con los trabajadores y la problemática de los niños y adolescentes”. Hay un proyecto de ley que ha tenido el apoyo de todos los sectores políticos, que está en el Parlamento, en el que se establecen las pautas de trabajo para empezar a mejorar lo que es la institución. Uno de los problemas que más grande que existen en caso de la reincidencia es la cantidad de fugas que ha habido en los últimos años. Y en el proyecto de ley, que también apoyó el Partido Colorado, está “el reforzar la seguridad en los centros de contención, profundizar las tareas de formación de los adolescentes y permitirle que en ese proceso que esté cumpliendo, también se le den las garantías de que va a recibir una formación mínima que le permita salir con una herramienta a la calle.

ACUÑA: “NO SE BAJA LA EDAD, SINO QUE SE SUBE”

Hay otro detalle que no es nada pequeño, según el trabajador, ya que “en realidad no se baja sino que se sube la edad de imputabilidad. Parece que no leyeron el Código de la Niñez y de la Adolescencia que establece que la imputabilidad de los adolescentes arranca a partir de los 13 años con una pena de hasta 5 años de privación de libertad. Y todos sabemos lo que significa que a los 13 años lleven en cana a un adolescente en una edad en que tiene todas sus facultades intelectuales para desarrollar”. De aprobarse la propuesta “van  a ser necesarias reformas legales por todos lados. Hoy si un adolescente comete un error se come dos meses en el INAU, y la mayoría de las veces no reincide”. Reconoce que hay un núcleo de adolescentes infractores graves que no son más de 300 en todo el Uruguay, y en Salto no son más de 25. Tampoco, agrega, “podemos exagerar cosas que no son, pero sí tenemos que buscarle entre todos la solución, porque la alternativa no es la represión”.

ESTA NO ES ALTERNATIVA

Otro tema central es que “las medidas represivas de encarcelar no hacen más que alentar la reincidencia hasta un 60 %, pero en otros sistemas que establecen la mediación, negociación, acercamiento, buscando mecanismos alternativos como la libertad asistida, o medidas socioeducativas no privativas de la libertad, no pasa el 13 % de reincidencia. Entonces ¿Qué se pretende? ¿Qué un chiquilín de 13 años cometa un error y lo metamos 10 años preso? No creemos que sea para nada la alternativa. Además se profundiza la estigmatización de un sector social, atentando contra la población más marginada y más carenciada del Uruguay”.

ESTO EMPEZÓ HACE 20 AÑOS

Caricaturizó Acuña que “si yo salgo a juntar firmas por un sueldo mínimo de 40 mil pesos junto un montón”. Y en este caso “es parecido, solo que se sale a juntar firmas contra adolescentes. Acá está en disputa un debate sobre el modelo social del país que queremos”. En el INAU tenemos “hijos de delincuentes que cometieron delitos hace 20 años, lo que nos habla de un proceso de degradación de la sociedad. El proceso de pauperización nació cuando los gobiernos neoliberales de Lacalle, Sanguinetti y Batlle estaban en el poder. Hoy los mismos que generaron esa degradación vienen a plantear este tipo de soluciones extremas. Nos debemos un serio debate sobre el modelo de sociedad que queremos, más allá de los partidos políticos.  El trasfondo de esta propuesta tiene como trasfondo las elecciones del año 2015.

AUTOCRÍTICA COMO SOCIEDAD

Finalizando Acuña se interroga: “¿Estamos preparados para un acercamiento con la parte de la sociedad excluida? No podemos hablar de rehabilitación cuando alguien nunca estuvo habilitado socialmente. Hay generaciones que nacieron sin cobertura de luz, sin agua, sin la alimentación y eso afecta el desarrollo intelectual. El proceso es mucho más profundo y no tiene una solución única, sino en conjunto, y hay que hacerse una autocrítica como sociedad. Hemos sido indiferentes y hemos dado la respuesta de construir rejas, queremos meter más gente presa, vamos a tener que pagar más impuestos”. La sociedad tiene que debatir entre todos respuestas responsables, porque “la culpa las tenemos todos, desde el vecino hasta el presidente”.  Sabe que es un tema sensible y no ignora que los problemas de delincuencia han aumentado sensiblemente pero se pregunta ¿hasta cuándo vamos a hacernos los indiferentes y asumir la responsabilidad que tenemos como sociedad? Lo más fácil es firmar para que los metan a todos presos ¿y después? Con esta propuesta se va a generar un odio más profundo entre los sectores sociales, con una propuesta que no responde a toda la sociedad”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...