Los principales líderes políticos ven con preocupación la situación económica internacional y sus impactos en Uruguay

A la oposición le preocupa la crisis internacional

PPara Jorge Larrañaga el país “no está blindado” y la “economía es un barco de papel en medio del océano”, lamentando gastos innecesarios. Pedro Bordaberry exhortó a “apoyar al Gobierno” a la hora de tomar las  medidas necesarias pero recordó que la actitud que están asumiendo, no fue la misma que adoptó el Frente Amplio en el pasado. Desde el Gobierno se sostiene que la situación es de “preocupación pero de ocupación” y envió mensajes de tranquilidad.

Al tiempo que los mercados mundiales mantuvieron una semana de sobresaltos y en la noche del viernes la calificadora Standar&Poor`s bajó la nota de EEUU, la preocupación por los efectos de la ola expansiva se sienten en toda la región.

El presidente José Mujica sostuvo que la Unasur debería tomar medidas en esa dirección y los ministros de Economía se reúnen en Perú para abordar el tema.

A todo esto la oposición ve nubarrones en el horizonte pero cierra filas a la hora de hablar del tema.

La visión nacionalista

P2Jorge Larrañaga sostuvo que observa la situación con una “enorme preocupación” y dijo que ve a la economía con muchísimas debilidades en Uruguay como consecuencia de la rigidez del gasto público y la no aplicación de políticas contracíclicas.

Sostuvo que pese al crecimiento desde 2003, hay un déficit del 1.6% del PBI, y recordó que de haber seguido una política fiscal más austera el país estaría en una posición más fuerte desde el punto de vista fiscal.

“Tenemos una enorme debilidad. En vez de pedir préstamos hubiéramos construido recursos propios”, dijo el senador.

El líder nacionalista advirtió que si continúa la rigidez del gasto público y descienden los recursos, el país tendrá dificultades, a lo que se agrega el dólar a 18 pesos que genera complicaciones a la competitividad de los sectores exportadores.

Larrañaga afirmó que “teme” que los cambios en la situación económica mundial sean permanentes y exhortó al ajuste del gasto público.

La visión colorada

Desde el Partido Colorado, su líder, Pedro Bordaberry, reclamó “madurez” al sistema político para apoyar al Gobierno en esta etapa, fundamentalmente a los que tienen que tomar medidas para salir adelante.

Agregó que no hay que discutir con quien tiene el timón en medio de una tormenta, aunque se discrepe.

Recordó que el país no está en la misma situación del año 2001 y 2002, donde el Gobierno, que él integraba soportó una dura crisis y comparó comportamientos, amén de sugerir medidas y reconocer que el ministro Fernando Lorenzo dijo “cosas sensatas”.

“Toda la oposición está dispuesta a apoyar al Gobierno”, señaló el senador.

Para Bordaberry hay que tener cuidado con los “gasto innecesarios”. Los definió como “los no sociales” y expresó que es donde se debe recortar cuando llega una crisis.

Opinión desde el Gobierno

El secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, recordó que el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, dijo hace 20 días que no era tan optimista cuando los economistas hablaban de un período de bonanza de tres o cuatro años en las finanzas mundiales.

Dijo que el país se ha manejado con mucha prudencia buscando créditos a nivel mundial.

Afirmó que Lorenzo les transmitió que el país está “súper protegido” contra esta situación. Por tanto, dijo, “en el Gobierno la vemos con preocupación, pero tranquilidad a nivel país”.

Sobre el debate político que se generó en el entendido de que el Gobierno gastó demasiado en cargos y aumentó el gasto público, Breccia evitó ingresar en la polémica, aunque dijo: “El Gobierno hizo algo milagroso: ha atendido una deuda social brutal que fue heredada”.

El secretario de la presidencia agregó que Uruguay tiene un “blindaje que es envidia de los países de la región”.