Mujica: es al santo botón pelear por origen del dinero para obras

Mujica: es al santo botón pelear por origen del dinero para obras

AUSTERIDAD

Ayer en Salto, el presidente fue entrevistado por EL PUEBLO cuando visitó las obras del Plan Juntos en el barrio Ceibal Sur. Allí dijo que la gente debe ser más austera «porque andamos pelados por vivir para pagar cuotas». Alrededor del mandatario la gente aprovechaba para fotografiarse y pedirle autógrafo

Al dialogar con EL PUEBLO el presidente

sostiene que “no se puede vivir para pagar

cuotas”

Mujica considera que es “al santo botón” reivindicar el dinero de las obras, dijo que “a la plata la pone la gente”

Luego de haber recorrido la planta solar fotovoltaica y de dialogar en forma íntima con el Intendente de Salto, a modo de despedida, el presidente de la República salió entre el tumulto de gente que se agolpaba con la finalidad de obtener de él, una foto, o un saludo. Allí hubo paso a la pregunta de algunos periodistas mientras caminaba para subirse al automóvil Mitsubishi modelo Lancer de color oscuro, que lo llevaría hasta el barrio Ceibal Sur, donde visitaría un complejo de viviendas construidas a través del Plan Juntos, financiado principalmente con gran parte de su sueldo de presidente que dona Mujica.

¿POR QUÉ NO LOS METE PRESO?

En el momento de la salida de la planta solar recientemente inaugurada, Mujica fue abordado por EL PUEBLO y consultado sobre la preocupación de los comerciantes locales ante el intenso pasaje de salteños hacia Concordia, lo que genera un impacto negativo en la economía local. En ese momento, el presidente respondió con su particular impronta “atájenlos ustedes, porque ustedes tienen que frenar esto”, refiriéndose a que a su juicio, es la misma comunidad la que debe medir el resultado negativo del consumo en los comercios de la ciudad argentina.

Al ser repreguntado por este diario, sobre cómo va a operar el Estado en ese sentido, respondió en forma irónica “¿qué quiere que haga?, usted quiere meterlos a todos presos”. Al insistirle sobre si el gobierno tomará medidas a través de la Aduana para frenar la situación, se limitó a contestar con un “eso puede ser, pero si usted los quiere meter presos, se mete en el puente y los mete presos” y molesto con la situación, se subió al automóvil que lo trasladó hasta el barrio Ceibal.

MÁS TRANQUILO

Dos cuadras antes de llegar, por la avenida Patulé y Yatay, un convoy de al menos diez policías fuertemente armados alertaban que algo pasaba. De saco y pantalón gris, y con las clásicas camisas cuello mao, a rayas, Mujica recorría al fondo del barrio Ceibal Sur, el complejo de viviendas construidas a través del Plan Juntos. Pero luego de hablar con los obreros que lo esperaban en el lugar, junto a parte de la militancia de la izquierda que le sacaba fotos y de varios de los lugareños que lo aguardaban con tortas fritas calientes y niños que le pedían autógrafos, Mujica ingresó al interior de una de las viviendas y observó con mucho cuidado su construcción. “¿Esta es de Peñarol?”, le dijo a un niño que le acercó una camiseta del manya. “Yo te la firmo, pero mirá que soy hincha de Cerro”, le dijo entre risas.

Antes, hizo mención a que “ahora el Papa es argentino y tal vez nos ayude” bromeaba en el anhelo de poder seguir ejecutando las obras de más viviendas sociales como esas. En ese momento, sin la presión del protocolo, el presidente de la República, José Mujica, dialogó con EL PUEBLO.

DIVISIONISMOS

Al ser consultado por este diario sobre la reivindicación que hace el Frente Amplio sobre el origen de los fondos, cuando en el caso de Salto la Intendencia inaugura una obra, el mandatario se lamentó y dijo “es una tontería que pase eso, son cosas sin sentido, al santo botón. Porque la burra (la plata) es toda la misma, sale del lomo de la gente. Porque los gobiernos no fabrican plata, la que fabrica plata es la gente que pone el lomo y paga impuestos y chau”.

Y siguió hablando en relación a este tema: “me parece una tontería y es lamentable que suceda, pero siempre hay un divisionismo absurdo como éste. Aunque eso es fruto de las limitaciones que tenemos los hombres, porque queremos realzar aquello en lo que participamos. Los hombres debemos estar peleando con la muerte, tenemos un sentido del honor, entonces queremos resaltar. No pasa nada, porque nos morimos, nos vamos de acá, el mundo sigue dando vueltas y no pasa nada. Pero los seres humanos somos un poco vanidosos, lo digo en genérico. No digo que fulano de tal sea así y el otro no. Todos somos un poco así y está mal, por eso pasan esas cosas sin sentido”, dijo el presidente.

CHÁVEZ

Con el fallecimiento del presidente de Venezuela, Hugo Chavez, el actual mandatario uruguayo es visto por analistas internacionales como un referente a nivel continental. Aunque él no se ve de esa manera. En ese sentido, al ser consultado por EL PUEBLO, Mujica dijo que “me queda muy grande eso hermano. Me queda grande. Ese loco (por Chávez) es irrepetible”. Pero al hacerle referencia que el periódico británico The Guardian deseó en un editorial, que Mujica fuera el Primer Ministro de Inglaterra, el presidente respondió “Dios me libre, Dios me libre. Mirá, no puedo con el barrio éste, te imaginás con todo eso”.

Y siguió: “sabes lo que pasa, en el mundo, el hipercapitalismo ha desarrollado una cosa, parece que todo se vende y todo se compra. Entonces cuando aparece algún tipo raro como yo, que no se vende, ni se compra, y que puede meter la pata y equivocarse, porque no es ningún Dios, porque no tiene precio, entonces parece una cosa bárbara. Pero eso tendría que ser lo normal”.

PAGAR CUOTAS

Su aparición en medios internacionales como The New York Times, apuntó a que la gente vea su austeridad y la aplique. “Yo creo que la gente pierde felicidad, por ser atrapada en la sociedad de consumo. Con esto no quiero hacer una apología de la pobreza, ni de la miseria, ni mucho menos del pobrismo. No es eso. Pero no se puede vivir para pagar cuotas. Y andar siempre pelado pagando cuotas. No, no, en la vida hay que tener tiempo para vivirla. Tiempo para andar con los hijos, para las relaciones humanas, los seres humanos tienen que trabajar, todos tenemos que trabajar, pero no podemos vivir solamente para trabajar, porque la vida se nos va”.

Y acotó: “yo ahora soy un viejo (78), tengo mis limitaciones, y veo que a cantidad de gente se le escapa la vida y no tienen otro horizonte. Fijate el caso de los obreros de la salud que lograron trabajar 6 horas, están peor que antes. Porque consiguieron dos trabajos, ahora trabajan 12 horas en lugar de trabajar 8. Y dicen ‘lo que pasa que no nos alcanza’. Sí, sí, sí. Y si ganas el doble tampoco te alcanza, porque es el consumismo que nos agarra del cogote y nos mete pa’ dentro”.

Sostiene que en las sociedades “muy desarrolladas como el caso de Noruega, hay una reacción contra el consumismo. Allá no podés distinguir lo que es un hombre rico de un hombre pobre, es todo más o menos así. Parece que están devuelta los tipos”.

Al ser consultado sobre su deseo de que el nuevo Papa, Francisco, el argentino, visite el país, el presidente dijo: “nosotros somos un país laico, una gran construcción de José Batlle y Ordoñez, pero si viene, bienvenido”.