Mujica justificó “tragar sapos” por el trabajo uruguayo

El presidente uruguayo, José Mujica, dijo este jueves que la relación con Argentina es la que es porque no conoce otro camino para cuidar fuentes laborales uruguayas.
A la salida de la asunción de las nuevas autoridades de la Unión de Exportadores del Uruguay, en el 45 aniversario de la institución, Mujica dijo que “la inversión inmobiliaria y el alud turístico” argentino son dos factores relevantes para la economía uruguaya.
Dentro de este contexto argumentó que la manera de encarar la relación con el país vecino tiene como fin “el trabajo de los uruguayos”. “No tenemos otra receta, y si alguno tiene alguna otra, que nos la dé”, publicó El País.
Valoró que no tiene sentido marcar posiciones “para ver quién es más guapo” y bajo estos parámetros es que tiene “la obligación, como Gobierno, de pensar en el trabajo de los uruguayos y tragarme las culebras y los sapos que me tenga que tragar, siempre y cuando esté priorizando el interés de la gente que trabaja”. Apuntó además que la crisis con epicentro en Europa está mostrando algunos coletazos en la región, pero a la vez desdramatizó que “no nos golpean con la virulencia que nos golpeaban antes, ¿o yo estoy loco?”

El presidente uruguayo, José Mujica, dijo este jueves que la relación con Argentina es la que es porque no conoce otro camino para cuidar fuentes laborales uruguayas.

A la salida de la asunción de las nuevas autoridades de la Unión de Exportadores del Uruguay, en el 45 aniversario de la institución, Mujica dijo que “la inversión inmobiliaria y el alud turístico” argentino son dos factores relevantes para la economía uruguaya.

Dentro de este contexto argumentó que la manera de encarar la relación con el país vecino tiene como fin “el trabajo de los uruguayos”. “No tenemos otra receta, y si alguno tiene alguna otra, que nos la dé”, publicó El País.

Valoró que no tiene sentido marcar posiciones “para ver quién es más guapo” y bajo estos parámetros es que tiene “la obligación, como Gobierno, de pensar en el trabajo de los uruguayos y tragarme las culebras y los sapos que me tenga que tragar, siempre y cuando esté priorizando el interés de la gente que trabaja”. Apuntó además que la crisis con epicentro en Europa está mostrando algunos coletazos en la región, pero a la vez desdramatizó que “no nos golpean con la virulencia que nos golpeaban antes, ¿o yo estoy loco?”