Mujica reunió en forma urgente ayer a sus ministros y les pidió que no se peleen

El presidente de la República José Mujica dijo que el gobierno debe “lograr que los compañeros vuelvan a trabajar como un equipo” tras el enfrentamiento entre sectores astoristas y mujiquistas por la política económica, y aunque dijo que “no hay ningún cambio de carácter esencial” en el gobierno, reconoció que “hay la necesidad de emparchar el alma y querernos un poco más entre los compañeros”.
Las declaraciones del presidente se dieron luego del Consejo de Ministros convocado ayer miércoles de forma urgente en la residencia de Suárez, luego de las diferencias públicas expresadas en torneo al impuesto a las grandes extensiones rurales (ICIR).
“Quedamos en un cuarto intermedio porque el tiempo no nos da. La vamos a proseguir, pero como en cualquier frente de lucha, a veces quienes integran ese frente de lucha se lastiman, y por la salud del gobierno nos pareció hacer un alto en el camino y conversar con los compañeros. Estamos en ese proceso”, dijo Mujica, único orador al término de la reunión de más de tres horas
“No hay ningún cambio de rumbo, no tenemos ningún cambio fantástico en política económica, fiscal, tenemos que lograr que los compañeros vuelvan a funcionar como equipo, y ese es el empeño que tiene el Ejecutivo en ese momento. En la medida que tengamos más novedades las vamos a comunicar”, agregó el presidente.
“Hay factores hijos de la naturaleza de la tarea de gobernar, que no es un lecho de rosas. Son en general algunos malestares y algunas heridas entre la gente que trabaja. En cualquier ámbito laboral puede suceder. Necesitábamos decirnos unas cuantas cosas. Porque nos damos cuenta que se está utilizando la prensa y no conversaciones entre compañeros”, indicó el presidente.
“Podría haber dicho otra cosa pero lo mejor es acercarse a la verdad y reconocer que tenemos problemas, de comunicación entre nosotros. Reconocer que públicamente se han lastimado algunos compañeros. Reconocer que la tarea de gobernar no significa andar con tornillos, sino con seres humanos, y que estas cosas a veces pueden ser desgastantes y general dolor. Pero no hay ningún cambio de carácter esencial, hay la necesidad de emparchar el alma y querernos un poco más entre los compañeros”, agregó el mandatario.
(EL OBSERVADOR)

El presidente de la República José Mujica dijo que el gobierno debe “lograr que los compañeros vuelvan a trabajar como un equipo” tras el enfrentamiento entre sectores astoristas y mujiquistas por la política económica, y aunque dijo que “no hay ningún cambio de carácter esencial” en el gobierno, reconoció que “hay la necesidad de emparchar el alma y querernos un poco más entre los compañeros”.

Las declaraciones del presidente se dieron luego del Consejo de Ministros convocado ayer miércoles de forma urgente en la residencia de Suárez, luego de las diferencias públicas expresadas en torneo al impuesto a las grandes extensiones rurales (ICIR).

“Quedamos en un cuarto intermedio porque el tiempo no nos da. La vamos a proseguir, pero como en cualquier frente de lucha, a veces quienes integran ese frente de lucha se lastiman, y por la salud del gobierno nos pareció hacer un alto en el camino y conversar con los compañeros. Estamos en ese proceso”, dijo Mujica, único orador al término de la reunión de más de tres horas

“No hay ningún cambio de rumbo, no tenemos ningún cambio fantástico en política económica, fiscal, tenemos que lograr que los compañeros vuelvan a funcionar como equipo, y ese es el empeño que tiene el Ejecutivo en ese momento. En la medida que tengamos más novedades las vamos a comunicar”, agregó el presidente.

“Hay factores hijos de la naturaleza de la tarea de gobernar, que no es un lecho de rosas. Son en general algunos malestares y algunas heridas entre la gente que trabaja. En cualquier ámbito laboral puede suceder. Necesitábamos decirnos unas cuantas cosas. Porque nos damos cuenta que se está utilizando la prensa y no conversaciones entre compañeros”, indicó el presidente.

“Podría haber dicho otra cosa pero lo mejor es acercarse a la verdad y reconocer que tenemos problemas, de comunicación entre nosotros. Reconocer que públicamente se han lastimado algunos compañeros. Reconocer que la tarea de gobernar no significa andar con tornillos, sino con seres humanos, y que estas cosas a veces pueden ser desgastantes y general dolor. Pero no hay ningún cambio de carácter esencial, hay la necesidad de emparchar el alma y querernos un poco más entre los compañeros”, agregó el mandatario.

(EL OBSERVADOR)