Negociaciones entre intendentes blancos y frentistas por la patente única demoraron sesión del Congreso

Negociaciones entre intendentes blancos y frentistas por la patente única  demoraron sesión del Congreso

Si bien muchos de los 18 intendentes del país recorrieron cientos de kilómetros para asistir a la 24º sesión del Congreso de Intendentes, que como pocas veces en su historia se llevó a cabo en Salto en el marco del cierre de las celebraciones por el Bicentenario, pensando que podría tratarse de una reunión amena y distendida, las reuniones de las bancadas de intendentes del Partido Nacional primero y las negociaciones con los cinco intendentes del Frente Amplio después para lograr un acuerdo que permita dar una señal política de unidad, pautaron los entretelones del encuentro.

Los jefes comunales blancos llegaron a Salto con la idea de reunirse y tomar una postura en conjunto, antes de ingresar al plenario del Congreso y que la situación los tome por sorpresa. “Es que se ven poco y por eso aprovechan los momentos antes del plenario para discutir los temas, así después toman las decisiones y eso por lo general da lugar a que las esperas sean largas”, dijo a EL PUEBLO un funcionario del Congreso de Intendentes cuando ya había pasado más de una hora de la convocatoria y la reunión aún no había comenzado.

El tema dominante fue el de la guerra de las patentes, los intendentes quieren dar una señal de unidad política porque el sábado 17, mantendrán una reunión de trabajo con el presidente José Mujica, en la estancia presidencial de Anchorena y no quieren ir divididos.

Las negociaciones entre los 12 intendentes nacionalistas fueron arduas y esto quedó en evidencia, cuando en horas de la mañana, retrasaron al menos en unos 40 minutos su participación en la plantación de árboles Ibirapitá, a la que fueron invitados por la Comisión de Patrimonio Histórico de Salto.

A la tarde pasó lo mismo, la reunión plenaria del Congreso demoró más de una hora y media en comenzar, y esto generó al menos dos contratiempos. Uno, que la intendenta interina de Montevideo, Sara Rivero, tuviera que retirarse antes de que concluyera la reunión, porque ya había pactado su regreso a la capital; y el otro, que el jefe comunal salteño, no pudiera asistir a un acto por el Bicentenario de nuestro país que se llevaría a cabo en la ciudad de Concordia, con autoridades de aquella ciudad.

BUEN CLIMA

Entre los 19 intendentes reinó el buen clima antes y durante la sesión plenaria del Congreso, la que se llevó a cabo en Casa de Gobierno. La convocatoria era a las cuatro de la tarde, pero aún media horas después la mayoría de los intendentes no había llegado. Es que la bancada de jefes comunales blancos se había reunido a las dos de la tarde, en el Hotel Los Naranjos, donde trataron de limar asperezas, buscar acuerdos y acordar votar en bloque una posición respecto al proyecto de patente única que el presidente de la República, José Mujica, propuso para ponerle fin a una guerra que lleva décadas.

Al final llegaron, pero la informalidad seguía y los intendentes aprovecharon para saludarse. Muchos se llamaban por el apodo y entre mate y anécdotas, aguardaban el inicio de la reunión. El Intendente de Soriano, Guillermo Besozzi tomaba mate con el intendente de Maldonado, Oscar de los Santos, mientras la intendenta interina de Montevideo, María Sara Rivero, mandaba mensajes de texto desde su celular. A pocos metros, el intendente de Flores, Armando Castaingdebat, consultaba al secretario general de la Intendencia de Río Negro, Carlos Mazzilli, por el estado de salud del “tufi”, en referencia al Intendente de ese departamento, Omar Lafluff, que se encuentra convaleciente y justificó su asistencia.

Hasta dio tiempo para que Castaingdebat, en un momento tomara una botella de la marca “Su Agua” que se le estaba sirviendo sobre la mesa y consultó al mozo que le servía, si ese producto era hecho en Salto, recibiendo la explicación correspondiente.

Pero cuando todo parecía que iba estar ajustado a lo pactado, los blancos pidieron volver a reunirse y se convocaron en la sala de reuniones, lindera a la de actos, de la Casa de Gobierno Departamental. Tomada la posición por los intendentes nacionalistas aparecen en escena los del Frente Amplio, liderados por el intendente de Canelones, Marcos Carámbula, quien les pidió reunirse para saber por donde venía la mano. Entre tanto, los dos intendentes colorados que tiene el Congreso, el de Rivera, Marne Osorio y el de Salto, Germán Coutinho, quedaron solos charlando en la sala y bromeaban sobre el asunto. “Esto es lo bueno de ser dos”, decían entre risas demostrando que ambos votarían lo mismo.

Tras esto, irrumpe Besozzi en la sala y al ser consultado por EL PUEBLO sobre las deliberaciones entre las bancadas de intendentes nacionalistas y fentistas, dijo: “los blancos estamos prontos, pero el Frente (Amplio) está complicado”.

SALTO MUY FAVORECIDO

Aunque la mayoría quería estar de acuerdo, había intendencias como las de Colonia y Florida que seguían preocupados por el costo económico que implicará este proyecto para sus contribuyentes. “Patentes aumentarán hasta un 200 por ciento en Florida”, decía un titular del diario El Heraldo de aquel departamento, que el intendente Carlos Enciso fotocopió y entregó a cada uno de los jerarcas comunales antes de iniciar la sesión.

“Esto es así, es una de las razones por las cuales Zimmer y Enciso están tratando de ver cómo se alinean al tema, porque este proyecto no les es favorable”, comentó a este diario Germán Coutinho al ser consultado sobre el punto.

Sin embargo, el Intendente sostuvo que en Salto el 75 por ciento de los vehículos automotores sí se verán beneficiados con este proyecto de patente única y hasta dio datos concretos. De los 20.667 automóviles empadronados en Salto, 8.532 pagarán un poco más del 10 por ciento menos de lo que pagan actualmente. Mientras que unos 4.082 abonarán un costo algo menor al 10 por ciento de lo que pagan hoy de patente. Al tiempo que a 3.480 automotores de los empadronados en Salto, el aumento en el costo del precio de la patente será menor al 10 por ciento. Otros 963 pagarán menos del 20 por ciento y 1.088 abonarán menos del 30 por ciento de lo que pagan hoy.

Entre tanto, 2.313 automotores de los que actualmente figuran como empadronados en nuestro departamento, no pagarán más el costo de la patente, confirmó a EL PUEBLO en la previa de la sesión del Congreso, el Intendente de Salto, Germán Coutinho.

De todos los intendentes presentes, la única ausencia fue la de la Intendenta de Lavalleja, Adriana Peña. Una hora y media después de la convocatoria, los jefes comunales comenzaron la reunión, agradecieron la hospitalidad y le pidieron a Coutinho, por ser el intendente anfitrión que presidiera la sesión. Allí comenzaron a dialogar sobre la agenda que le presentarían al presidente Mujica el 17, donde la mayoría de los intendentes abogaban por plantearle temas económicos, como las deudas con el BPS y la obtención de maquinaria para la caminería rural. La reunión se extendió una hora más de lo previsto y terminó con una conferencia de prensa.