Saravia firme contra proyecto interpretativo de Caducidad

El senador frenteamplista afirmó que no dejará su bancada a un suplente el día de la votación, como lo sugirió el presidente de la fuerza política, Jorge Brovetto.

La comisión de Constitución y Códigos de Diputados decidió este viernes pasar para el próximo lunes 18 de octubre la votación del proyecto interpretativo de la ley de Caducidad, impulsado por el Frente Amplio.

Esta decisión se debe a que los diputados oficialistas y los integrantes de la Comisión de Constitución y Códigos decidieron prestar atención a los planteos realizados por distintos catedráticos y juristas sobre el texto.

El senador frenteamplista, Jorge Saravia, dijo a El Espectador que mantiene su postura en contra del proyecto y aseguró que las críticas “hicieron pedazos” y que no apuntaron sólo a modificaciones de redacción.

“Viendo el informe de uno de los especialistas en Derecho Constitucional lo que dice es que sería tan inconstitucional como la inconstitucionalidad de la ley de Caducidad. Y esto pasaría al Poder Legislativo inmiscuirse en el Poder Judicial. Pero el tema de fondo no pasa por ahí, no cambia, lo que nosotros cuestionamos es que se trate de derogar la ley de Caducidad cuando hay dos plebiscitos confirmatorios”, dijo Saravia.

El legislador afirmó que “todos sabemos que la ley de Caducidad es una aberración del derecho”, pero recalcó que el plebiscito es una decisión superior y que está por encima de cualquier decisión parlamentaria.

Por otra parte, señaló que el Plenario del Frente Amplio no declaró este tema como asunto político y, por lo tanto, no mandata nada al respecto. Saravia advirtió que “hay otros compañeros que están en esta misma posición. Cada uno después verá qué decide […] Yo me siento en libertad de acción, vi algunas declaraciones públicas de algunos dirigentes del Frente –incluso el presidente- que habla del que no esté el voto, habría que pedir licencia. Yo no acepto imposiciones públicas de esa manera”.

El legislador aseguró que aunque llegado el caso se mandate, votará por disciplina partidaria, pero no dejará su banca a un suplente.