Si bien el contrabando crece los casos llevados ante los juzgados penales de Salto han sido relativamente pocos

Si bien el contrabando crece los casos llevados ante los juzgados penales de Salto han sido relativamente pocos
Pese a que el delito de contrabando ha crecido en los últimos tiempos y que en ese sentido, se ha visto el incremento notorio de la cantidad de puestos y de variedad de mercaderías en el Paseo de Compras, popularmente conocido como Bagashopping, donde el grueso de lo que allí se expende en los distintos puestos del lugar, es ingresado en forma irregular al país, porque no paga impuestos lo que permite ofertarlo a un bajo precio al consumidor final, y pese a los operativos en conjunto que la Policía y la Dirección Nacional de Aduanas anuncian realizar desde hace tiempo para frenar esta ola delictiva, los casos de contrabando que terminan con desenlace judicial en nuestro medio, siguen siendo pocos.
LOS CASOS
Según el registro con el que cuenta la Suprema Corte de Justicia, entre los años 2009 y 2010, en Salto fueron iniciados apenas 40 casos entre los dos años. Mientras que culminaron con procesamientos solamente 31 casos, según indica la Corte en su sitio web.
En ese sentido, en Salto solamente se registraron 40 asuntos iniciados por infracciones aduaneras entre los años 2009 y 2010. En el juzgado Penal y Aduanero de 2º Turno, fueron iniciados 14 asuntos en el año 2009 y solamente 6 durante el año 2010. mientras que en juzgado penal y aduanero de 4º Turno de Salto, los asuntos iniciados en el año 2009 fueron 12 y los iniciados en el año siguiente fueron apenas 8.
Al tiempo que los asuntos concluidos de los que fueron llevados ante la justicia ese mismo año, estos son aquellos en los que la justicia encontró responsables para determinar en la investigación, fueron 8 casos concluidos en el juzgado penal de 2º Turno durante el 2009 y apenas 2 durante el año 2010.
En tanto, los casos concluidos para el juzgado penal de 4º Turno fueron 18 en el año 2009 y apenas 3 durante el año 2010. Importando una merma altamente significativa de los casos concluidos.
LA DURACION
DE LOS CASOS
Mientras que, según informa la Suprema Corte de Justicia a través de su sitio web (www.poderjudicial.gub.uy), la duración promedio en los dos juzgados de Salto de este tipo de casos de contrabando, en el juzgado penal de 2º Turno, la duración de este tipo de casos en promedio ha sido de 22, 3 meses, la duración mínima de un caso de esta naturaleza ha sido de 13,8 meses y la máxima de casos de esta materia ha llegado a ser de 30,8 meses.
En tanto que en el juzgado penal de 4º Turno, la duración de los casos aduaneros que se dilucidaron en esa sede judicial, ha sido de 17 meses en promedio, de 19,7 meses la duración media, de 2,5 meses la mínima duración y de 28,7 meses la máxima duración de este tipo de casos entre los dos años mencionados.
AUMENTO
En tanto, en el año 2011, los casos aduaneros han tenido un leve incremento, siendo uno de los casos más conocidos, la detención de una red que se dedicaba a este tipo de delitos, los que junto a varios funcionarios públicos de las distintas reparticiones que trabajan en el lugar fueron procesados y permanecieron por más de 14 meses en prisión hasta que fueron liberados.
Asimismo, la investigación del caso continúa, ya que ahora la justicia debe probar que quienes estuvieron presos por este hecho, realmente tienen responsabilidad en los delitos que les fueron imputados, o caso contrario, deberán ser sobreseídos y les habilita a demandar al Estado por prisión indebida.
No obstante, el contrabando es una práctica habitual en la zona de frontera y como tal Salto, no está ajeno a este tipo de casos. Hace algunos meses, una embarcación que pretendía cruzar equipamiento de última generación como contrabando en una lancha, fue capturada por funcionarios de la Prefectura, al tiempo que los mismos fueron posteriormente procesados con prisión al pretender adueñarse de la mercadería y vender los objetos incautados en su provecho.
En otro caso más reciente, un contrabando de cigarrillos se pretendió ingresar al país a través de una lancha por la zona de la Piedra Alta en la Costanera Sur de nuestra ciudad, pero información recibida por la Policía le permitió actuar rápidamente en conjunto con la Prefectura, para poder frenar esta maniobra y quedarse con la mercadería.
Al ser sorprendidos por los efectivos actuantes, los responsables de estos objetos que ingresaban como contrabando, pudieron darse a la fuga, lo que no permitió a la policía poder llevar ante la justicia a los responsables para que se iniciara un procedimiento judicial.
En tanto, la mercadería que ingresa al conocido “paseo de compras” no cesa y el stock es “renovado” asiduamente, ante la queja permanente de distintos comerciantes formalmente establecidos que siguen exigiendo a las autoridades fiscales y aduaneras del país, que haya “lealtad comercial” y el mismo nivel de “formalismo” para todos.

Pese a que el delito de contrabando ha crecido en los últimos tiempos y que en ese sentido, se ha visto el incremento notorio de la cantidad de puestos y de variedad de mercaderías en el Paseo de Compras, popularmente conocido como Bagashopping, donde el grueso de lo que allí se expende en los distintos puestos del lugar, es ingresado en forma irregular al país, porque no paga impuestos lo que permite ofertarlo a un bajo precio al consumidor final, y pese a los operativos en conjunto que la Policía y la Dirección Nacional de Aduanas anuncian realizar desde hace tiempo para frenar esta ola delictiva, los casos de contrabando que terminan con desenlace judicial en nuestro medio, siguen siendo pocos.

LOS CASOS

Según el registro con el que cuenta la Suprema Corte de Justicia, entre los años 2009 y 2010, en Salto fueron iniciados apenas 40 casos entre los dos años. Mientras que culminaron con procesamientos solamente 31 casos, según indica la Corte en su sitio web.

En ese sentido, en Salto solamente se registraron 40 asuntos iniciados por infracciones aduaneras entre los años 2009 y 2010. En el juzgado Penal y Aduanero de 2º Turno, fueron iniciados 14 asuntos en el año 2009 y solamente 6 durante el año 2010. mientras que en juzgado penal y aduanero de 4º Turno de Salto, los asuntos iniciados en el año 2009 fueron 12 y los iniciados en el año siguiente fueron apenas 8.

Al tiempo que los asuntos concluidos de los que fueron llevados ante la justicia ese mismo año, estos son aquellos en los que la justicia encontró responsables para determinar en la investigación, fueron 8 casos concluidos en el juzgado penal de 2º Turno durante el 2009 y apenas 2 durante el año 2010.

En tanto, los casos concluidos para el juzgado penal de 4º Turno fueron 18 en el año 2009 y apenas 3 durante el año 2010. Importando una merma altamente significativa de los casos concluidos.

LA DURACION DE LOS CASOS

Mientras que, según informa la Suprema Corte de Justicia a través de su sitio web (www.poderjudicial.gub.uy), la duración promedio en los dos juzgados de Salto de este tipo de casos de contrabando, en el juzgado penal de 2º Turno, la duración de este tipo de casos en promedio ha sido de 22, 3 meses, la duración mínima de un caso de esta naturaleza ha sido de 13,8 meses y la máxima de casos de esta materia ha llegado a ser de 30,8 meses.

En tanto que en el juzgado penal de 4º Turno, la duración de los casos aduaneros que se dilucidaron en esa sede judicial, ha sido de 17 meses en promedio, de 19,7 meses la duración media, de 2,5 meses la mínima duración y de 28,7 meses la máxima duración de este tipo de casos entre los dos años mencionados.

AUMENTO

En tanto, en el año 2011, los casos aduaneros han tenido un leve incremento, siendo uno de los casos más conocidos, la detención de una red que se dedicaba a este tipo de delitos, los que junto a varios funcionarios públicos de las distintas reparticiones que trabajan en el lugar fueron procesados y permanecieron por más de 14 meses en prisión hasta que fueron liberados.

Asimismo, la investigación del caso continúa, ya que ahora la justicia debe probar que quienes estuvieron presos por este hecho, realmente tienen responsabilidad en los delitos que les fueron imputados, o caso contrario, deberán ser sobreseídos y les habilita a demandar al Estado por prisión indebida.

No obstante, el contrabando es una práctica habitual en la zona de frontera y como tal Salto, no está ajeno a este tipo de casos. Hace algunos meses, una embarcación que pretendía cruzar equipamiento de última generación como contrabando en una lancha, fue capturada por funcionarios de la Prefectura, al tiempo que los mismos fueron posteriormente procesados con prisión al pretender adueñarse de la mercadería y vender los objetos incautados en su provecho.

En otro caso más reciente, un contrabando de cigarrillos se pretendió ingresar al país a través de una lancha por la zona de la Piedra Alta en la Costanera Sur de nuestra ciudad, pero información recibida por la Policía le permitió actuar rápidamente en conjunto con la Prefectura, para poder frenar esta maniobra y quedarse con la mercadería.

Al ser sorprendidos por los efectivos actuantes, los responsables de estos objetos que ingresaban como contrabando, pudieron darse a la fuga, lo que no permitió a la policía poder llevar ante la justicia a los responsables para que se iniciara un procedimiento judicial.

En tanto, la mercadería que ingresa al conocido “paseo de compras” no cesa y el stock es “renovado” asiduamente, ante la queja permanente de distintos comerciantes formalmente establecidos que siguen exigiendo a las autoridades fiscales y aduaneras del país, que haya “lealtad comercial” y el mismo nivel de “formalismo” para todos.

3 Comentarios para ésta nota

  1. walter dice:

    Si un vecino va a traer algo de Concordia, tiene problemas con la aduana. pero los contrabandistas grandes , traen lo que quieren , lo que se ve en el bagashopping y otras cosas que no se venden a la vista del público.
    Es todo ” joda “.
    No somos un país en serio.
    Al que trabaja , lo ” matan ” a impuestos. El delincuente, no tiene ningún problema.

  2. robebe dice:

    Hasta que no desaparezca el bagashoping no creo en las medidas de control que hay en la frontera que permiten traer sólo un bolso. Pero de donde entra la mercadería que entra al bagashoping o a la feria del este los domingos. Despues se quiere controlar a gente que va con familia a Concordia a comprar algunas cosas. El centro comercial que no proteste tanto por el pasaje de mercaderías porque cuando les favorecía a los argentinos venir a comprar a Uruguay nadie controló a los argentinos para que no compraran en Uruguay.O sea los argentinos provocaban una demanda agregada y hacían subir los precios en Uruguay y los tenía que pagar el pueblo uruguayo. Ahí el centro comercial no protestaba porque el negocio les servía. Pero se debe ser justo.

  3. Edil Dr. Jorge Recioy Tróccoli dice:

    El artículo confunde la infracción aduanera de contrabando con el delito de contrabando. A estar a lo que surge de la información, se estaría refiriendo sólo a los delitos y no a las infracciones, pues habla de proceamientos. Puede haber infracción de contrabando sin delito, pero no puede haber delito de contrabando sin infracción. Son dos expedientes distintos; aunque la infracción aduanera de contarabando y otras de igual naturaleza se tramitan con intervención del MINISTERIO FISCAL representado por el Fiscal Letrado Departamental. En el tema de las infracciones, existen dos competencias: hasta $ 300.000 el juzgador y decisor es el Receptor de Aduanas; por encima de dicha cifra, lo es el Juzgado Letrado. Creo que el elctor se merece esta información aclaratoria.

Háganos llegar su comentario