Desde que se comenzó a cobrar a camiones de carga. La Fundación Salto Grande va aportando 2 millones de dólares a la región del litoral

Financiada por el aporte voluntario de los delegados de CTM

– De tanto en tanto surgen cuestionamiento en el Uruguay debido a que no existen “regalías” en nuestro país por la obra de Salto Grande, mientras que Argentina si tiene esta especie de compensación por el aporte de una región a dicha obra, se le preguntó al presidente de la CTM.
– Es verdad, pero el tema es que en Argentina hay por lo menos una ley que establece regalías para las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones a las cuales les llegaría algún derrame de lo que Salto Grande genera para Argentina. En el Uruguay esa norma no exiunnamed (37)ste. Son sistemas distintos. Lo que yo me planteo siempre que se nos plantea este tema o se nos cuestiona, es que lo veo con una mirada no tan local. Esto porque Uruguay es un país muy chico, comparable en territorio a la provincia de Entre Ríos (Argentina) y por lo tanto las regalías de Salto Grande llegan a todos los uruguayos, si uno lo mira desde el punto de vista de tener energía limpia y barata. Es una discusión que quizás con algunos salteños sea difícil de saldar porque siempre se encuentran argumentos como “a nosotros se nos robó parte de la rambla, tanto territorio y demás…” Bueno pero más allá de lo metálico ¿no hay para Salto y la región, incluyendo a Paysandú y Artigas, un retorno en lo educativo. ¿Cuánto ha tenido que ver Salto Grande en el desarrollo de carreras universitarias científico – tecnológicas que antes no estaban¿ ¿Cuánto en el impacto turístico ¿Cuanta gente de la que viene a Salto les interesa conocer o visitar la represa. Por otra parte en los últimos años nosotros hemos tratado de reforzar ese lazo social que si bien no es una regalía y que supone que si bien no le damos a la intendencia tanto dinero por mes o por año, al principio a través de la Fundación, pero son sumas discretas que salen exclusivamente de los salarios de los delegados y en los últimos diez años la Fundación ha invertido más de un millón de dólares favoreciendo a diversos proyectos.
– Precisamente hablando de la Fundación Salto Grande, ¿Cómo se financia esta, es voluntaria u obligatoria y a quienes afecta¿
– Es voluntaria y en el primer período de gobierno fue una directiva política que recibimos, de topearnos el sueldo a los delegados con el mismo sueldo que ganaban los directores de UTE, en aquel momento existía mucha diferencia. Ya en el segundo período no se mantuvo con la misma fuerza, pero en lo personal mantuve el mismo en forma voluntaria fui el único delegado que lo hizo. Ahora en este tercer período los tres delegados aportamos en forma voluntaria, incluso el delegado de la oposición también aporta. Cada uno de acuerdo a sus posibilidades. Sigue siendo voluntario, pero hemos logrado armar un sistema que nos parece muy bueno, que trata de buscar a los pequeños emprendedores que necesitan capacitación, apoyo de diversa manera.
Pero además de la Fundación estaba el aporte de los delegados que no era mucho pero siempre mediante una ingeniería presupuestal lográbamos mantener colaboraciones con escuelas, con instituciones que necesitaban la reparación de una escuela o los municipios cosas similares, ha crecido muchísmo con el aporte del peaje a los camiones. Es decir logramos autorización de ambos gobiernos para cobrar peaje a partir de fines del 2014 – 2015 los camiones de carga a efectos del mantenimiento del puente internacional y el sobrante está autorizado a apoyar diversas instituciones sociales.
Esto también fue un proceso cuando notamos un aumento sustancial del tránsito de camiones por la represa. Primero logramos evitar el tránsito de sustancias peligrosas, salvo algún caso específico cuando se trate de algún elemento que favorece algún hospital.
Entre ambas delegaciones acordamos que el excedente de este mantenimiento fuera destinado a obras sociales. Eso fue lo que nos permitió invertir por ejemplo 500 mil dólares en la emergencia pediátrica del Hospital Salto o el proyecto de seguridad vial que se firmó este año con la intendencia por cerca de 200 mil dólares o acuerdos múltiples con las intendencias de Artigas, de Río Negro, de Paysandú. Son recursos que realmente quedan en la región y que lo establecido por ambas delegaciones es en acuerdo con los responsables departamentales o locales, volcarlos a proyectos que en acuerdo impacten de alguna manera en el bienestar público.
Puede ser una biblioteca, un emprendimiento productivo o un hospital, como en el caso de Salto. Esa es una forma de regalías, quizás no la que esperaban algunos salteños, pero si uno compara eso con lo que había 15 años atrás. Por ahora se administra muy bien y hay que saber que entre el 2016, 17 y 18 se han volcado 2 millones de dólares a la región por esta vía.
– Se han firmado acuerdos con los gobiernos departamentales del litoral y con los ministerios. Con turismo y el Corredor de los Pájaros Pintados, por ejemplo, y con la OPP se han firmado algunos proyectos.
– El proyecto original de Salto Grande preveía el riego de 100 mil hectáreas en cada país. ¿Qué se ha hecho al respecto¿
– Como Salto Grande no tenemos gestión sobre proyectos de riego.
Lo que hay es que eventualmente recibimos solicitud de algún emprendimiento para usar el agua del lago para riego y además ahí interviene la CARU, porque en realidad la responsable del río Uruguay es la CARU, pero tratándose del lago de la represa siempre nos consultan.
– La conexión ferroviaria calificada como una obra de integración de los trenes desde Bolivia ha sido “congelada”.
– Si efectivamente la estructura ferroviaria existe y está pronta para utilizarse. Lo demás, que haya o no trenes no corresponde a Salto Grande