La puesta en funcionamiento de la primera turbina

Aquel 19 de junio de 1979

A las 12 horas de Argentina, por entonces la hora 13 de Uruguay, el 21 de junio de 1979 comenzó a funcionar la primera turbina (No. 12) de la central hidroeléctrica de Salto Grande.

Los trabajos de construcción habían comenzado el 1 de abril de 1974, luego de un arduo camino de gestiones ante ambos gobiernos del Plata que insumió varias décadas e incluso una marcha a la capital uruguaya de los pueblos de Concordia (Argentina) y Salto (Uruguay).
La represa fue puesta en funcionamiento con su primera turbina, tras 1906 días de trabajo.
El acto de puesta en funcionamiento de la primera turbina dio lugar a un gran acontecimiento. La fecha fue declarada feriado no laborable para Salto en nuestro país, con la sola excepción de los comercios que expendían alimentos.
Fue presidido por quienes ocupaban las presidencias de Argentina y Uruguay en esos momentos y los delegados de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.
Las autoridades e invitados se encontraron a la hora 12 de Argentina sobre el puente internacional de Salto Grande.unnamed (36)
El acto central se cumplió frente a la sala de mando de la margen uruguaya.
Una vez cumplida la inauguración y puesta en servicio la primera turbina de la represa, las autoridades procedieron a colocar las placas en homenaje a los dos funcionarios más antiguos de la CTM de Salto Grande, el Ing. Claudio A. Viera, uruguayo; y el Sr. Juan José Herrero, argentino.
Posteriormente en el hotel Ayuí, Argentina, se procedió a la firma del acta que documentó la puesta en marcha de la primera turbina y la firma de una declaración conjunta emitida por ambos gobiernos del Plata.
Todos los detalles del acontecimiento fueron recogidos por EL PUEBLO, en un “Documento sobre Salto Grande”, de 46 páginas (92 del formato “tabloide” actual) que se vendió conjuntamente con la edición diaria y algo anecdótico, el costo al público fue de ¡2 pesos!.
Y vaya si fue capaz de documentar este acontecimiento, al punto que al releerlo hoy nos damos cuenta de cuanta expectativa, cuantos logros, pero también cuantos objetivos incumplidos, que quedaron por el camino.
Hoy al cumplirse 40 años de la puesta en funcionamiento de su primera turbina, creímos necesario rescatar la lucha de aquellos pioneros, los sueños, las expectativas que se han concretado y también las que han quedado por el camino.
Con esta entrega pretendemos satisfacer este objetivo y destacar la lucha imborrable de los pueblos de Salto y Concordia tras esta obra.