Los fines iniciales y las etapas de la construcción

Corresponde señalar que el proyecto primario del aprovechamiento de los rápidos de Salto Grande para la generación de energía y son estos: 1) Fines domésticos y sanitarios 2) navegación 3) Producción de energía 4) Riego.
Desde el punto de vista antropológico, es un área muy rica, producto de asentamientos humanos sucedidos a través de milenios en la región. El Centro de Investigaciones Regionales de Concordia, sobre la margen derecha y la misión de la UNESCO por Uruguay han exhumado restos óseos y líticos y muestra de industria alfarera en la zona que posteriormente ocupada por el lago, rescatando así un importante patrimonio cultural y de estudio para ambas naciones. Testigos de estos descubrimientos se encuentran en el Museo del Hombre y la Tecnología Néstor Minutti Migliaro de Salto.
Se realizó el desmonte de la franja fluvial y en el plan BECON Convenio del Ministerio de Obras Públicas a través de INVE y la CTM se construyeron viviendas nuevas en Belén y Constitución, para realojar aquellas familias cuyas casas quedaban bajo las aguas. También se trasladaron las ciudades de Federación y Santa Ana en la provincia argentina de Entre Ríos. Estas tareas demandaron el nuevo trazado de la ruta 3, “Gral. Artigas en ROU y la 14 en la República Argentina y de los nuevos puentes, además de la línea férrea llamada “El Precursor” para el traslado del portland desde Paysandú – desde la planta de ANCAP – del portland para el hormigonado de la obra. Este ramal continúa hoy tendido sobre el puente de Salto Grande.
En cuanto a la construcción, como represa de llanura, fue realizada en tres etapas con ajustado programa de trabajos, contemplando los contratos, de cada especialidad. La primera etapa comenzó en margen izquierda (de acuerdo a como corre el río), o margen uruguaya, aunque en Salto Grande no se utiliza uruguaya y argentina, sino derecha e izquierda.
Las ataguías o murallones de piedra hechos para represar el río, fueron construidos por los enormes camiones Terex, con capacidad de carga de hasta 70 toneladas. La piedra fue extraída de las canteras de El Terrible, distante 10 Km de la represa, cantera que jugó un rol fundamental para abaratar el costo de construcción de la represa.
En la segunda etapa se invierte la construcción de la ataguía, desde costa argentina hasta el centro del río donde las ataguías habían dejado paso a la obra de cemento y al medio las tablestacas “tubos” (cofferdam) de acero de 20 metros de altura y el río corre por el vertedero y los descargadores de fondo ya construidos.
En la tercera etapa se finaliza la obra civil completando la construcción de los puentes de servicio de aguas debajo de la presa y otro al lado del puente internacional que corona la represa.
EL PRIMER EJE DE TURBINA: TODO UN ACONTECIMIENTO
Como dato interesante, el 13 de agosto de 1978 llegó al puerto de Salto el eje de la primera turbina, el elemento más pesado de las máquinas, con 95 toneladas de peso, 11 metros de largo y 1,50 de diámetro, lo que hacía indispensable su traslado por agua – no existen carreteras capaces de soportar ese peso – y el puerto volvió a revivir sus horas más esplendorosas. Este elemento es de origen ruso quienes realizaron el montaje de las 14 turbinas.
Se lo llevó por la calle camino del Exodo y el Martín José. Para ello hubo que reforzar los puentes y el traslado del primer eje insumió varias horas, mientras que el último se lo llevó tengo entendido en una hora y poco.
En todas estas actividades intervinieron 14 países apoyando con una total coordinación de tecnología de diversos orígenes aportada a través de distintos contratos. Quienes allí trabajamos, operarios, técnicos, ingenieros, personal administrativo, etc. tuvimos la oportunidad poco frecuente de vivir de cerca esta experiencia de convergencia, sincronización y complementación.
Los países intervinientes fueron: Uruguay, Argentina, Alemania Federal, Austria, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Suiza y Rusia (todos ellos asociados a empresas de Uruguay y Argentina)
(En base a la disertación de la Prof. Susana Tafernaberry en Casa de Salto (Montevideo) el 16 de abril de 2013.