Ana Paula cumplió 15 años

Días pasados los esposos Luis Alfonso Barrios y Laura Echagüe ofrecieron una linda fiesta agasajando a su hija Ana Paula al cumplir quince años.
El salón del club Deportivo Artigas fue decorado con detalles festivos en colores celeste, turquesa, plateado y blanco, el caminero de ingreso fue delineado con fanales iluminados por velas hasta llegar hasta donde se habían ubicado varios juegos de living con puff blancos y mesas ratonas. La puerta de ingreso fue adornada con arco de trenzas de globos combinando los colores, y a ambos lados habían grupos de globos inflados con helio y decorados con estrellitas plateadas. El techo del salón fue cubierto con ambos detalles formando guardas intercaladas, se unían al centro de la pista de baile con enorme racimo de globos. Los invitados a medida que iban llegando dejaban sus firmas y mensajes en el borde del cuadro de firmas, luego eran acompañados por los anfitriones a sus respectivos lugares. Estas mesas fueron tendidas con manteles de base blanco y se iban cambiando los cubre manteles o senderos en los colores de la fiesta, al centro habían delicados cisnes de vidrio encerrando una rosa blanca.
La quinceañera llegada las 23 horas llegó al salón vistiendo modelo de baile interpretado el corset en raso blanco con detalles bordados en canutillos plateados y rositas de tela aplicadas, amplia falda con pliegues sostenidos por rositas y centros bordados. En  el peinado juvenil lució tiara de strass.
La recibieron sus padres, juntos llegaron hasta el centro de pista de baile comenzando con los giros del vals, primero con su papá, luego fue alternando con otros familiares y amistades.
Luego ritmos de moda se fueron sucediendo durante toda la velada contando con la participación de un grupo de vivo en la animación.
Un lugar relevante fue la mesa de las golosinas y la principal donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos bañados de fondant blanco, acompañaba destacado arreglo floral con rosas blancas y azules y algo de follaje, donde emergían las quince delgadas velitas del centro de la felicidad.
La quinceañera contó con la presencia de los abuelos: Irma Medina, Diego Echagüe, Luis Barrios y Rubí Pignataro, los padrinos: Carina Prado y Oscar Barrios.
Muchos y finos obsequios recibidos fueron otro motivo de alegría.

Días pasados los esposos Luis Alfonso Barrios y Laura Echagüe ofrecieron una linda fiesta agasajando a su hija Ana Paula al cumplir quince años.

El salón del club Deportivo Artigas fue decorado con detalles festivos en colores celeste, turquesa, plateado y blanco, el caminero de ingreso fue delineado con fanales iluminados por velas hasta llegar hasta donde se habían ubicado varios juegos de living con puff blancos y mesas ratonas. La puerta de ingreso fue adornada con arco de trenzas de globos combinando los colores, y a ambos lados habían grupos de globos inflados con helio y decorados con estrellitas plateadas. El techo del salón fue cubierto con ambos detalles formando guardas intercaladas, se unían al centro de la pista de baile con enorme racimo de globos. Los invitados a medida que iban llegando dejaban sus firmas y mensajes en el borde del cuadro de firmas, luego eran acompañados por los anfitriones a sus respectivos lugares. Estas mesas fueron tendidas con manteles de base blanco y se iban cambiando los cubre manteles o senderos en los colores de la fiesta, al centro habían delicados cisnes de vidrio encerrando una rosa blanca.

La quinceañera llegada las 23 horas llegó al salón vistiendo modelo de baile interpretado el corset en raso blanco con detalles bordados en canutillos plateados y rositas de tela aplicadas, amplia falda con pliegues sostenidos por rositas y centros bordados. En  el peinado juvenil lució tiara de strass.

La recibieron sus padres, juntos llegaron hasta el centro de pista de baile comenzando con los giros del vals, primero con su papá, luego fue alternando con otros familiares y amistades.

Luego ritmos de moda se fueron sucediendo durante toda la velada contando con la participación de un grupo de vivo en la animación.

Un lugar relevante fue la mesa de las golosinas y la principal donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos bañados de fondant blanco, acompañaba destacado arreglo floral con rosas blancas y azules y algo de follaje, donde emergían las quince delgadas velitas del centro de la felicidad.

La quinceañera contó con la presencia de los abuelos: Irma Medina, Diego Echagüe, Luis Barrios y Rubí Pignataro, los padrinos: Carina Prado y Oscar Barrios.

Muchos y finos obsequios recibidos fueron otro motivo de alegría.