Boda Cuinat Tenca – Bistolfi Lagaxio

Días pasados fue consagrada la boda de Víctor Cuinat Tenca y Andrea Bistolfi Lagaxio siendo acompañados por un grupo importante de amistades y familiares que con su presencia testimoniaron su afecto hacia los contrayentes.
El templo Catedral fue decorado muy sobrio y delicado lo que daba realce a las líneas naturales del edificio. Con la marcha nupcial ingresó la novia del brazo de su papá Fernando Bistolfi, vistió modelo de encaje la parte superior y espalda baja, la falda doble de gasa de seda natural con traine, complementó su atuendo con ramo de flores naturales realizado por la tía Angélica y rosario de tradición en la familia, el tocado familiar fue el que usara su mamá el día de su casamiento, de igual forma su hermana y ahora Andrea siempre adaptado al modelo, una obra artesanal hermosa de nácar y perlas.
En el altar la esperaban el novio junto al sacerdote oficiante Fernando Pigurina y los padrinos que eran los padres de ambos. Laura Lagaxio lució vestido de chiffon de seda natural color fucsia oscuro. Daniel Cuinat y Ana Tenca vistió modelo de gasa en los tonos de verde con el corsage de encaje.
Al momento de la ceremonia el sobrino del novio entregó los anillos al sacerdote, una amiga de la familia cantó durante la ceremonia. Finalizada la misma, con sus amistades se trasladaron hacia La Calandria donde se festejó el acontecimiento. La decoración igualmente sobria, en la carpa se ubicaron los sillones y puf, las mesas en cuyo centro había dos arreglos centrales que se iban intercalando, uno eran floreros con flores naturales y el otro ramas blancas secas con caireles y candelabros. Dos elegantes mesas fueron dispuestas para los fríos y luego los postres decorados ambas con copones recubiertos de flores, en el exterior se ubicaron los juegos de living propicios para una charla más íntima, luego de la cena por una pantalla se pasaron secuencias de fotos y videos donde ambos contrayentes recordaron cómo se conocieron. El baile comenzó con el vals, luego de alternar parejas el baile se generalizó con música moderna, la velada transcurrió muy divertida por largas horas. Recibieron múltiples, finos y prácticos obsequios los que pasaron alhajar el nuevo hogar.