Boda Da Col – Gularte

Días pasados  en el Juzgado de paz firmaron el acta que acredita su matrimonio, los jóvenes Javier Da Col Bordenave y Mónica Gularte David de Campos, siendo acompañados por familiares y amigos más allegados. Firmaron como testigos de ambos: Jean Da Col, Soledad Gularte, Eric Da Col, Verónica Gularte.
Al otro día en la Parroquia de la Santa Cruz se bendijo la boda, una fina decoración floral se apreciaba en el altar con liliums, mini rosas y gerberas blancas y amarillas con algo de follaje.
A la hora señalada mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial ingresaron al templo en primer lugar una parejita de niños llevando los anillos para bendecir, fueron ellos Ludmila Callero, Lucas y Mateo Lombardo. Les seguía la desposada del brazo de su papá Julio Gularte, vistió modelo de ceremonia blanco, confeccionado en tafetas y encaje bordado de pailletes combinados, el talle plisado retenido en un lateral con destacado bordado en pailletes, amplia falda se extiende en traine con aplicaciones de encaje bordado formando guarda en el borde y centro, corsage de amplio escote en ondas, el ramo de novia lo formaban varas de liliums color melón y rosario de plata y cristal de roca, sus cabellos peinados recogidos con chignón adornado con broche de strass dando nacimiento al velo corto de tul ilusión formado por tres capas escalonadas.
En el altar la esperaban el novia y los restantes padrinos, fueron ellos  Juan Da Col y María del Luján Bordenave, vistió elegante modelo largo de color champagne, corsage de mangas al codo de encaje bordado en dorado, falda de gasa en suave movimiento. Liliam David de Campos, lució modelo de color rosa viejo, el corsage de mangas ¾ de encaje bordadas las flores en dorado, falda larga y recta de satén al tono.
Durante la ceremonia dirigida por el sacerdote Juan Finozzi David Foucoult leyó un trozo bíblico, fue secundado en las peticiones por amigas y familiares más allegadas a la pareja.
Finalizado el ritual la gentil pareja y sus amistades se trasladaron hasta el local de Deportivo Artigas donde se celebró el acontecimiento, allí se veía detalles decorativos en los colores naranja y blanco, el ingreso fue iluminado con antorchas y bases portando ramilletes de flores, intercalados. En el recibidor estaba el cuadro de los nuevos esposos y una pecera circular para depositar las tarjetas con las firmas y mensajes de todos los que asistieron a la fiesta. En el salón alternaban bando de telas y globos en los dos colores elegidos, cada tanto resaltaba el color naranja para darle intensidad al conjunto, de este color eran los pétalos que formaban un corazón en el centro de la pista donde comenzaron el vals los novios. Los invitados disfrutaron de la reunión ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería en armonía, lucían al centro floreros de vidrio con gerberas e ilusión y escapes de follaje.
La mesa principal destacaba al presentar en lo alto dos globos recubiertos de flores, uno con gerberas naranjas y el restante ilusión de donde caían cairelles transparentes, la torta de tres pisos escalonados decorados en ambas tonalidades, cintas en la base y flores arriba, para culminar en la más alta con la parejita de novios, acompañaba destacado arreglo floral.
El baile comenzó con el vals de los novios, luego de alternar parejas un grupo en vivo animó la velada, sobre la madrugada se repartió el cotillón. Como muestra de afecto y amistad recibieron finos y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.
n

Días pasados  en el Juzgado de paz firmaron el acta que acredita su matrimonio, los jóvenes Javier Da Col Bordenave y Mónica Gularte David de Campos, siendo acompañados por familiares y amigos más allegados. Firmaron como testigos de ambos: Jean Da Col, Soledad Gularte, Eric Da Col, Verónica Gularte.

Al otro día en la Parroquia de la Santa Cruz se bendijo la boda, una fina decoración floral se apreciaba en el altar con liliums, mini rosas y gerberas blancas y amarillas con algo de follaje.

A la hora señalada mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial ingresaron al templo en primer lugar una parejita de niños llevando los anillos para bendecir, fueron ellos Ludmila Callero, Lucas y Mateo Lombardo. Les seguía la desposada del brazo de su papá Julio Gularte, vistió modelo de ceremonia blanco, confeccionado en tafetas y encaje bordado de pailletes combinados, el talle plisado retenido en un lateral con destacado bordado en pailletes, amplia falda se extiende en traine con aplicaciones de encaje bordado formando guarda en el borde y centro, corsage de amplio escote en ondas, el ramo de novia lo formaban varas de liliums color melón y rosario de plata y cristal de roca, sus cabellos peinados recogidos con chignón adornado con broche de strass dando nacimiento al velo corto de tul ilusión formado por tres capas escalonadas.

En el altar la esperaban el novia y los restantes padrinos, fueron ellos  Juan Da Col y María del Luján Bordenave, vistió elegante modelo largo de color champagne, corsage de mangas al codo de encaje bordado en dorado, falda de gasa en suave movimiento. Liliam David de Campos, lució modelo de color rosa viejo, el corsage de mangas ¾ de encaje bordadas las flores en dorado, falda larga y recta de satén al tono.

Durante la ceremonia dirigida por el sacerdote Juan Finozzi David Foucoult leyó un trozo bíblico, fue secundado en las peticiones por amigas y familiares más allegadas a la pareja.

Finalizado el ritual la gentil pareja y sus amistades se trasladaron hasta el local de Deportivo Artigas donde se celebró el acontecimiento, allí se veía detalles decorativos en los colores naranja y blanco, el ingreso fue iluminado con antorchas y bases portando ramilletes de flores, intercalados. En el recibidor estaba el cuadro de los nuevos esposos y una pecera circular para depositar las tarjetas con las firmas y mensajes de todos los que asistieron a la fiesta. En el salón alternaban bando de telas y globos en los dos colores elegidos, cada tanto resaltaba el color naranja para darle intensidad al conjunto, de este color eran los pétalos que formaban un corazón en el centro de la pista donde comenzaron el vals los novios. Los invitados disfrutaron de la reunión ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería en armonía, lucían al centro floreros de vidrio con gerberas e ilusión y escapes de follaje.

La mesa principal destacaba al presentar en lo alto dos globos recubiertos de flores, uno con gerberas naranjas y el restante ilusión de donde caían cairelles transparentes, la torta de tres pisos escalonados decorados en ambas tonalidades, cintas en la base y flores arriba, para culminar en la más alta con la parejita de novios, acompañaba destacado arreglo floral.

El baile comenzó con el vals de los novios, luego de alternar parejas un grupo en vivo animó la velada, sobre la madrugada se repartió el cotillón. Como muestra de afecto y amistad recibieron finos y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...