Boda Ferreira Gallino – Meirelles Perdomo

Días pasados en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial los jóvenes Mauricio Ferreira Gallino y Sabrina Meirelles Perdomo, siendo acompañados por familiares más allegados. Firmaron como testigos por ambos: María Renée Gallino, Silvana Meirelles, Olga Perdomo y Nelson Gallino.
En horas de la noche en un salón social fue celebrado el acontecimiento; los colores blanco y salmón fueron los elegidos para la decoración, telas en ambos colores formaban techo de carrusel para culminar sobre la pista de baile con secuencia de globos espejados, guías de globos nacarados color champagne delineaban los ventanales.
Las mesas fueron dispuestas con manteles en armonía de colores, al centro habían burbujas de vidrio con velones amarillos rodeados de flores naturales y algo de follaje.
En la entrada al salón había un panel donde cada invitado dibujaba una línea en los colores rosa, simbolizando el amor, violeta color referente al perdón y verde que simboliza la constancia.
Un sitio fue decorado con arco de cañas enlazadas con telas blancas, a su frente una alfombra roja y almohadones de raso blanco para reclinarse, en este lugar se desarrolló la bendición de bodas por el Pastor Evangélico Heber Vega Bravo.
Al oírse un solo de saxo con un tema melódico, del brazo de su papá Carlos Meirelles ingresó la novia, quien vistió elegante modelo nupcial de color marfil, corsage de amplio escote en V abierto hacia los hombros y espalda baja confeccionado en raso revestido de tul bordado en pedrería, talle largo dando origen a la amplia falda de raso liso, al dorso por medio de tres rosas Dior nacía larga traine. En el peinado lució pequeñas flores de strass, en la mano tres rosas tono salmón.
En la ceremonia la mamá de la novia Ana Perdomo leyó una leyenda de dos pájaros que volaban juntos, al finalizar los esposos completaron el cuadro iniciado por sus invitados a la fiesta, ellos agregaron dos pájaros volando juntos. La madrina lució vestido largo color bordó, falda de crep satén y corsage de mangas al codo de encaje al tono, le acompañaba el pa drino del novio Walter Ferreira. La fiesta comenzó con el vals de los novios, intercambiaron parejas y luego ritmos de moda fueron una invitación al animado baile. En la madrugada se repartió el cotillón, posteriormente se efectuó el brindis compartido y se cortó la torta de bodas, dos pisos blancos y de azúcar salmón,  acompañaban copones con cucharitas de mar y veloncitos encendidos enmarcaban bouquet floral natural en los colores de la fiesta.  Como muestra de afecto y amistad la pareja recibIó  múltiples y prácticos obsequios los que pasaron alhajar el hogar. En reconocimiento Mauricio y Sabrina repartieron los souvenirs, eran corazones con la foto de ambos y bolsita de tul con vela aromática donde se adhería la tarjeta de agradecimiento por haberlos acompañado.

Días pasados en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial los jóvenes Mauricio Ferreira Gallino y Sabrina Meirelles Perdomo, siendo acompañados por familiares más allegados. Firmaron como testigos por ambos: María Renée Gallino, Silvana Meirelles, Olga Perdomo y Nelson Gallino.

En horas de la noche en un salón social fue celebrado el acontecimiento; los colores blanco y salmón fueron los elegidos para la decoración, telas en ambos colores formaban techo de carrusel para culminar sobre la pista de baile con secuencia de globos espejados, guías de globos nacarados color champagne delineaban los ventanales.

Las mesas fueron dispuestas con manteles en armonía de colores, al centro habían burbujas de vidrio con velones amarillos rodeados de flores naturales y algo de follaje.

En la entrada al salón había un panel donde cada invitado dibujaba una línea en los colores rosa, simbolizando el amor, violeta color referente al perdón y verde que simboliza la constancia.

Un sitio fue decorado con arco de cañas enlazadas con telas blancas, a su frente una alfombra roja y almohadones de raso blanco para reclinarse, en este lugar se desarrolló la bendición de bodas por el Pastor Evangélico Heber Vega Bravo.

Al oírse un solo de saxo con un tema melódico, del brazo de su papá Carlos Meirelles ingresó la novia, quien vistió elegante modelo nupcial de color marfil, corsage de amplio escote en V abierto hacia los hombros y espalda baja confeccionado en raso revestido de tul bordado en pedrería, talle largo dando origen a la amplia falda de raso liso, al dorso por medio de tres rosas Dior nacía larga traine. En el peinado lució pequeñas flores de strass, en la mano tres rosas tono salmón.

En la ceremonia la mamá de la novia Ana Perdomo leyó una leyenda de dos pájaros que volaban juntos, al finalizar los esposos completaron el cuadro iniciado por sus invitados a la fiesta, ellos agregaron dos pájaros volando juntos. La madrina lució vestido largo color bordó, falda de crep satén y corsage de mangas al codo de encaje al tono, le acompañaba el pa drino del novio Walter Ferreira. La fiesta comenzó con el vals de los novios, intercambiaron parejas y luego ritmos de moda fueron una invitación al animado baile. En la madrugada se repartió el cotillón, posteriormente se efectuó el brindis compartido y se cortó la torta de bodas, dos pisos blancos y de azúcar salmón,  acompañaban copones con cucharitas de mar y veloncitos encendidos enmarcaban bouquet floral natural en los colores de la fiesta.  Como muestra de afecto y amistad la pareja recibIó  múltiples y prácticos obsequios los que pasaron alhajar el hogar. En reconocimiento Mauricio y Sabrina repartieron los souvenirs, eran corazones con la foto de ambos y bolsita de tul con vela aromática donde se adhería la tarjeta de agradecimiento por haberlos acompañado.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...