Boda Ferreira Irazábal – Cal Benítez

Gonzalo Wilson Ferreira Irazábal y la Cr. Elisa Cal Benítez recibieron la bendición a su matrimonio cristiano celebrado en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, siendo acompañados por numeroso familiares y amistades, muchos de ellos viajaron desde Montevideo.
El templo lució una destacada decoración en base a liliums y crisantemos blancos y amarillos acompañado de mucho follaje, los arreglos florales se los veía sobre el altar, en ambos costados y decorando el ambón donde se efectuaron las peticiones por la felicidad del nuevo hogar. A la hora señalada y mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial con su papá y padrino de bodas Santiago Cal Lupi vimos pasar a la novia vistiendo modelo de ceremonia interpretado en shantung tono blanco tiza, corsage ajustado de talle largo y escote cuadrado con vuelito en el bretel simulaban pequeñas manguitas, falda de suave movimiento se iba ampliando hasta formar breve traine, totalmente trabajada con varios vuelos encontrados al centro de la falda, algunos de ellos terminados con ancha puntilla, como tocado lució alhaja antigua de plata trabajada en filigrana con destellos de brillantes y perlitas que rodeaba casi toda la cabeza a modo de diadema, desde allí nacía importante tul de novia y en la mano llevó rosario de cristal de roca y plata. En el altar la esperaban el novio junto al sacerdote oficiante José María Acuña y los restantes padrinos de ceremonia que fueron: el papá y hermana del novio Gonzalo Ferreira Sienra y Victoria Ferreira Irazábal, vistió elegante solero con el corsage negro elastizado y amplia falda de caída natural de seda natural blanco con diseños estampados en negro. La mamá de la novia Miriam Benítez Tellechea, vistió modelo largo de shantung gris combinado con gasa al tono, esta tela formaban mangas alas y drapeados a los costados del corsage, esta pieza se extendía sobre la falda siendo más corta y con abertura lateral.
Durante la ceremonia Luciana Meirelles leyó la Primera Carta de San Juan, fue secundada por otras amigas en las peticiones.
Finalizado el ritual la gentil pareja fue saludada en el atrio, posteriormente con una recepción fue festejado el acontecimiento.
El día anterior en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial, siendo sus testigos: Fernando Gómez Pereira, María Ferreira, Juan Ros y José Gelpi.
La pareja recibió múltiples y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.