Boda Guglielmone – Muñoz

Sías pasados en Pamplona (España) contrajeron enlace el salteño Andrés Guglielmone Campanella y la española Vanesa Muñoz Arroyo.
La ceremonia religiosa se celebró en una capilla ubicada en la montaña del Valle de la Ulzama, la misma fue decorada con liliums y rosas blancas con algo de follaje realzando las imágenes.
La novia del brazo de su padrino de bodas Mario Muñoz ingresó al templo, realzó su prestancia luciendo modelo confeccionado en piel de ángel blanco, corsage straples y falda evasée se extiende al dorso en traine, la parte superior revestido en diagonal cubriendo un hombro con fino encaje español, del talle alto se abre en un lateral extendiéndose al dorso, el velo de novia señalados los bordes con guarda de encaje nacía desde la parte baja del peinado recogido, en la mano llevó frescas flores al tono y rosa.
En el altar la esperaban el novio junto a su mamá Elena Campanella  y el sacerdote Francisco Javier, recibió la canastilla con los anillos que le entregaron las dos sobrinas de la contrayente.
Durante la emotiva ceremonia tuvieron participación las hermanas del novio, dio la bienvenida Adriana, luego Silvia agradeció la presencia de todos y por la agradable estadía que los españoles brindaron a su familia. Es de destacar que toda la celebración fue acompañada por un pianista, en un momento con un acordeón interpretó un tango a modo de agasajo a los amigos rioplatenses presentes. Más tarde en el atrio con una vista maravillosa de valles y montañas los novios fueron efusivamente saludados, posteriormente en el Hotel Mirador de la Ulzama, cercano a la capilla se celebró el acontecimiento pasado el mediodía.
En la terraza se efectuó el cóctel de bienvenida, las mesas fueron tendidas con manteles blancos y al centro bouquet de rosas rosadas y perfumados alelíes. Al momento del brindis acompañaron el champagne con riquísimos postres. El baile comenzó con el tradicional vals de los novios, luego alternaron parejas para posteriormente con música rioplatense y sevillanas disfrutaron de la alegría y el encuentro, muy divertido y una novedad para los españoles fue el reparto del cotillón acompañando música carioca y cumbias. Luego de disfrutar de las instalaciones del hotel y del paisaje de montaña por varios días, los invitados fueron regresando a sus lugares y países, los nuevos esposos con sus amigos viajaron por todo el norte de España hasta llegar a Barcelona, lugar de residencia de la pareja.
Para acompañar al novio viajaron desde Barcelona los tíos Kike y Agui, de Buenos Aires veinte amigos y de nuestra ciudad su mamá Elena, las hermanas Adriana y Silvia Guglielmone Campanella, los tíos  Rosario Campanella y José Ariel Díaz, el primo Marcelo Neron.

Sías pasados en Pamplona (España) contrajeron enlace el salteño Andrés Guglielmone Campanella y la española Vanesa Muñoz Arroyo.

La ceremonia religiosa se celebró en una capilla ubicada en la montaña del Valle de la Ulzama, la misma fue decorada conAndrés Guglielmone Campanella - Vanesa Muñoz Arroyo - boda en España (1)liliums y rosas blancas con algo de follaje realzando las imágenes.

La novia del brazo de su padrino de bodas Mario Muñoz ingresó al templo, realzó su prestancia luciendo modelo confeccionado en piel de ángel blanco, corsage straples y falda evasée se extiende al dorso en traine, la parte superior revestido en diagonal cubriendo un hombro con fino encaje español, del talle alto se abre en un lateral extendiéndose al dorso, el velo de novia señalados los bordes con guarda de encaje nacía desde la parte baja del peinado recogido, en la mano llevó frescas flores al tono y rosa.

En el altar la esperaban el novio junto a su mamá Elena Campanella  y el sacerdote Francisco Javier, recibió la canastilla con los anillos que le entregaron las dos sobrinas de la contrayente.

Durante la emotiva ceremonia tuvieron participación las hermanas del novio, dio la bienvenida Adriana, luego Silvia agradeció la presencia de todos y por la agradable estadía que los españoles brindaron a su familia. Es de destacar que toda la celebración fue acompañada por un pianista, en un momento con un acordeón interpretó un tango a modo de agasajo a los amigos rioplatenses presentes. Más tarde en el atrio con una vista maravillosa de valles y montañas los novios fueron efusivamente saludados, posteriormente en el Hotel Mirador de la Ulzama, cercano a la capilla se celebró el acontecimiento pasado el mediodía.

En la terraza se efectuó el cóctel de bienvenida, las mesas fueron tendidas con manteles blancos y al centro bouquet de rosas rosadas y perfumados alelíes. Al momento del brindis acompañaron el champagne con riquísimos postres. El baile comenzó con el tradicional vals de los novios, luego alternaron parejas para posteriormente con música rioplatense y sevillanas disfrutaron de la alegría y el encuentro, muy divertido y una novedad para los españoles fue el reparto del cotillón acompañando música carioca y cumbias. Luego de disfrutar de las instalaciones del hotel y del paisaje de montaña por varios días, los invitados fueron regresando a sus lugares y países, los nuevos esposos con sus amigos viajaron por todo el norte de España hasta llegar a Barcelona, lugar de residencia de la pareja.

Para acompañar al novio viajaron desde Barcelona los tíos Kike y Agui, de Buenos Aires veinte amigos y de nuestra ciudad su mamá Elena, las hermanas Adriana y Silvia Guglielmone Campanella, los tíos  Rosario Campanella y José Ariel Díaz, el primo Marcelo Neron.