Boda Keuerk – Benelli

SEn la Parroquia Nuestra Señora del Carmen fue consagrada la boda del Dr. Stephan Keuerk Baccaro y María Susana Benelli Lluveras, siendo acompañados por familiares y amistades que colmaron las naves del templo.

Una fina decoración se apreciaba sobre el altar y en el presbiterio sobre altos pedestales había enormes ramos de claveles blancos y amarillos con variado follaje natural.

Con los acordes de la marcha nupcial del brazo de su papá Luis Benelli ingresó la novia vistiendo elegante modelo blanco, de línea solero con breteles muy finos, de gasa el bustier presenta drapeados verticales, hasta el talle continuaba larga  gasa bordada en plateado y perlitas con aplicaciones de pequeñas flores de satén, falda amplia de suave movimiento con zócalo de vuelos, sobre falda de organza abierta sobre un lateral delineada con guarda bordada y aplicada de flores se extiende por la breve traine, el ramo de novia lo constituían rosas blancas, en el peinado lució tiara igualmente bordada.

Se le adelantaron a su paso en primer lugar un cortejo de ocho damas de honor vestidas de satén rosa intenso, más atrás les seguían dos niños llevando los anillos para ser bendecidos, fueron ellos  Sophía Benelli y Elías Benelli Vignolo.

En el altar esperaban el novio junto al sacerdote oficiante y los restantes padrinos que fueron: Juan Carlos Keuerk y Ana Baccaro, lució moderno diseño de gasa color uva, escote abierto hacia los hombros presenta guarda drapeada que sobre las mangas y al frente drapeaba por medio de barritas bordadas en pailletes al tono, falda larga con godets sobre la parte media aportaba movimiento.

Susana Lluveras de Benelli vistió modelo largo de gasa negro, mangas alas de largo ¾, corsage de escote en V y falda amplia con godets, en ambos presenta al frente delicados bordados lineales formando flores y hojas en gris con algo de pailletes en plata.

Durante la emotiva ceremonia Mauro Keurk Baccaro leyó un versículo de Mateo 19 fue secundado por amistades más allegadas a los novios en las lecturas bíblicas y el novio cantó acompañado de guitarra “Conociéndote”.

Finalizado el ritual la gentil pareja se ausentó hasta el atrio donde fueron efusivamente saludados, posteriormente con una recepción se festejó el acontecimiento. 

El  recibidor fue destacado con un decorado simulando un cuadro iluminado desde la base tapizado con tela blanca y otra en diagonal drapeada de color fucsia para culminar en ambos extremos con delicados bouquet de flores, entre las que se veían rosas, tulipanes, liliums y gerberas dobles, en otro sitio del salón se repetían estas flores, formaban dos enormes ramos con marco tapizado de rojo y colgados en diagonal sobre banners de tela blanca. Para llegar al salón el sendero fue iluminado con antorchas resguardadas las llamas con tulipas de vidrio, se intercalaban soportes con bouquet floral y follaje en cascada. El salón principal fue decorado con profusión de luces y muchas flores en destacados arreglos colgantes y ubicados sobre medias columnas o soportes metalizados. Sobre la pista de baile se dispusieron veintitrés globos espejados, se entrecruzaban telas color marfil, rosa y fucsia, todo el conjunto iluminado con luz negra.

Para comodidad de los jóvenes se habilitó una carpa la que fue decorada con muchas telas y globos transparentes, bellos bouquet colgantes de tulipanes rosados daban un toque delicado al ambiente.

Los muchos invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno a mesas tendidas con manteles composée de color, lucían al medio suspiros de tonalidad verde muy suave contenían varas secas y otras con pequeñas florcitas artesanales sobre base de marmolina blanca. Una barra de tragos fue habilitada durante toda la madrugada y el conjunto Wanco se presentó en dos actuaciones siendo estos momentos una explosión de alegría, disfrutando todos de la alegría y reparto del colorido cotillón. Luego de la cena sobre una pantalla se pasaron secuencias de fotos y videos de ambos contrayentes desde muy pequeños hasta las actuales, como ser las del día anterior en la ceremonia civil.

Llegado el momento del brindis tomó mayor relevancia la mesa principal donde estaba la torta de bodas de cuatro pisos decorada en filigrana blanca culminando con la parejita de novios, acompañaba destacado arreglo floral multicolor. Como muestra de afecto recibieron múltiples y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.







Recepción de Avisos Clasificados