Boda Maidana – Larrosa

El pasado fin de semana en la Catedral San Juan Bautista fue bendecida la boda de Luis Augusto Maidana Silva y Gabriela Eloísa Larrosa Burgos.
El templo lució una delicada decoración en base a calas y varas de coronita de novia ubicadas sobre un ángulo del altar y en el presbiterio adornando enormes ánforas, el primer tramo de bancos fue igualmente adornado sobre los cabezales y cintas plateadas.
A la hora señalada y mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial por el sendero alfombrado de rojo avanzó la novia del brazo de su papá Enrique Larrosa, se adelantaron a su paso la parejita de niños formada por Maximiliano Perdomo y Camila Basualdo, llevaba la canastillascon los anillos para ser bendecidos. La novia destacó vistiendo modelo de satén blanco, la parte superior corset  totalmente drapeado retomado sobre un lateral del talle con flores plateadas, del lado contrario igual detalle formaban el bretel, la falda muy amplia revestida de organza cristal platinada, presentaban sobre la media falda drapeados retomados con pequeñas flores, en la mano llevó ramo de rosas blancas naturales y de tocado guía de coronita de novia adornando el peinado semi recogido sobre un costado del rostro.
En el altar la esperaban el novio junto a los restantes padrinos, fueron ellos: Luis Maidana y Gladys Silva, vistió modelo largo de satén plateado, complementó con chal de igual tela. María Burgos de Larrosa, lució solero largo de satén azulino, la parte superior revestido de gasa bordada, de igual tela era la torerita de mangas largas. Durante la ceremonia presidida por el Diácono Martín Miranda, se acercó al ambón Elsa Silva leyendo un trozo bíblico, fue secundada por otros familiares y amigos más allegados quienes realizaron las peticiones.
Finalizado el ritual la gentil pareja en el atrio recibió los saludos y felicitaciones, posteriormente con una reunión social fue festejado el acontecimiento. El ingreso fue cubierto con alfombra roja, en los costados se ubicaron fanales con velones encendidos, en el recibidor había un cuadro con la foto de ambos durante la ceremonia civil. El salón fue decorado con telas y globos de colores blancos, verde manzana y plateado.
Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno mesas tendidas con mantelería blanco, cubre verde suave y senderos plateados, al centro había delicados arreglos florales combinando los tres colores de la fiesta.
El baile comenzó con el vals de los novios, luego de intercambiar parejas por varios minutos con ritmos de moda el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría, sobre la madrugada se repartió el cotillón.
Antes del brindis sobre una pantalla se pasaron secuencias de fotos de cada uno de los contrayentes, luego videos de ambos con amigos y en diferentes etapas de sus vidas. Al momento de elevar las copas tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de bodas, eran tres piezas separadas y ubicadas en diferentes planos, decoradas de filigrana con detalles de cintas de organza y calitas, en la más alta tenía la parejita de novios.  El mismo día en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial, fueron sus testigos: Marcela Ferreira, Pablo De Cuadro, Luciana Maidana y Luis Perdomo.
Como muestra de afecto y amistad recibieron múltiples y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.

El pasado fin de semana en la Catedral San Juan Bautista fue bendecida la boda de Luis Augusto Maidana Silva y Gabriela Eloísa Larrosa Burgos.

El templo lució una delicada decoración en base a calas y varas de coronita de novia ubicadas sobre un ángulo del altar y en el presbiterio adornando enormes ánforas, el primer tramo de bancos fue igualmente adornado sobre los cabezales y cintas plateadas.

A la hora señalada y mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial por el sendero alfombrado de rojo avanzó la novia del brazo de su papá Enrique Larrosa, se adelantaron a su paso la parejita de niños formada por Maximiliano Perdomo y Camila Basualdo, llevaba la canastillascon los anillos para ser bendecidos. La novia destacó vistiendo modelo de satén blanco, la parte superior corset  totalmente drapeado retomado sobre un lateral del talle con flores plateadas, del lado contrario igual detalle formaban el bretel, la falda muy amplia revestida de organza cristal platinada, presentaban sobre la media falda drapeados retomados con pequeñas flores, en la mano llevó ramo de rosas blancas naturales y de tocado guía de coronita de novia adornando el peinado semi recogido sobre un costado del rostro.

En el altar la esperaban el novio junto a los restantes padrinos, fueron ellos: Luis Maidana y Gladys Silva, vistió modelo largo de satén plateado, complementó con chal de igual tela. María Burgos de Larrosa, lució solero largo de satén azulino, la parte superior revestido de gasa bordada, de igual tela era la torerita de mangas largas. Durante la ceremonia presidida por el Diácono Martín Miranda, se acercó al ambón Elsa Silva leyendo un trozo bíblico, fue secundada por otros familiares y amigos más allegados quienes realizaron las peticiones.

Finalizado el ritual la gentil pareja en el atrio recibió los saludos y felicitaciones, posteriormente con una reunión social fue festejado el acontecimiento. El ingreso fue cubierto con alfombra roja, en los costados se ubicaron fanales con velones encendidos, en el recibidor había un cuadro con la foto de ambos durante la ceremonia civil. El salón fue decorado con telas y globos de colores blancos, verde manzana y plateado.

Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno mesas tendidas con mantelería blanco, cubre verde suave y senderos plateados, al centro había delicados arreglos florales combinando los tres colores de la fiesta.

El baile comenzó con el vals de los novios, luego de intercambiar parejas por varios minutos con ritmos de moda el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría, sobre la madrugada se repartió el cotillón.

Antes del brindis sobre una pantalla se pasaron secuencias de fotos de cada uno de los contrayentes, luego videos de ambos con amigos y en diferentes etapas de sus vidas. Al momento de elevar las copas tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de bodas, eran tres piezas separadas y ubicadas en diferentes planos, decoradas de filigrana con detalles de cintas de organza y calitas, en la más alta tenía la parejita de novios.  El mismo día en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial, fueron sus testigos: Marcela Ferreira, Pablo De Cuadro, Luciana Maidana y Luis Perdomo.

Como muestra de afecto y amistad recibieron múltiples y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.