Boda Márquez – Gorcés

En el Juzgado de Paz firmaron el acta que acredita su matrimonio, los jóvenes Gabriel Márquez Farinha y Fiorella Gorcés Mori, fueron testigos: María Cristina Branca, Jacinta Alfonso, Daniela Márquez y Ángel Márquez.
En horas de la noche en la parroquia de la Santa Cruz fue bendecida la boda, siendo acompañados por múltiples familiares y amigos, los que admiraron la fina decoración del templo logrado con flores blancas y amarillas combinando naturales y secos.
A la hora señalada y mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial en primer lugar ingresó un cortejo de niños llevando los anillos y esparciendo pétalos de rosas, fueron ellos Ema Soler, Thiago Piastri, Candela Molina, Thiago Castro.
Unos pasos más atrás del brazo de su papá Gustavo Gorcés iba la novia, vistió modelo de gasa blanco, corset de un solo bretel revestido de flores aplicadas, cruza en diagonal, falda con movimiento se extiende en traine, en el peinado lució iguales flores ubicadas en un lateral, el ramo de novia lo constituyeron liliums rosados e ilusión.
En el altar la esperaban el novio y los restantes padrinos, la abuela de la novia Jacinta Alfonso, el papá y hermana del novio Ángel Márquez y Daniela Márquez Farinha.
Durante la ceremonia Alfredo Márquez leyó un trozo bíblico, versando en él su homilía el oficiante padre Juan Finozzi, fue secundado en las oraciones de los fieles por amistades más allegadas a los contrayentes.
Posteriormente en el atrio recibieron las felicitaciones, más tarde con una reunión social fue festejado el acontecimiento.
Los dos salones del Salto Polo club fueron decorados con telas de colores natural y verde oliva, en los ángulos laterales había enormes racimos de globos combinados, en la entrada el caminero fue delineado con fanales rústicos que iban a culminar con el cuadro de firma. Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería en composée de color combinadas algunas con arpilleras, lucían al centro esferas de rafia iluminada con un veloncito.
El baile comenzó con el tradicional vals, luego de intercambiar parejas el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría y reparto del colorido cotillón. En la madrugada ambas familias se acercaron donde estaba la torta de bodas de dos pisos bañados de blanco decorados con cintas de satén verde, culminando con la parejita de novios, esta estaba apoyada sobre sendero de igual color y mantelería blanco, acompañaba original arreglo floral logrado con liliums rosados, ilusión y varitas de sauce eléctrico. En el sector de livings y puff en un costado estas flores adornaban dos ánforas artesanales realizadas con raíces secas.
Como muestra de afecto y amistad los noveles esposos recibieron lindos y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.

En el Juzgado de Paz firmaron el acta que acredita su matrimonio, los jóvenes Gabriel Márquez Farinha y Fiorella Gorcés Mori, fueron testigos: María Cristina Branca, Jacinta Alfonso, Daniela Márquez y Ángel Márquez.

En horas de la noche en la parroquia de la Santa Cruz fue bendecida la boda, siendo acompañados por múltiples familiaresboda márquez - gorcés - foto Ruétalo y amigos, los que admiraron la fina decoración del templo logrado con flores blancas y amarillas combinando naturales y secos.

A la hora señalada y mientras se escuchaban los acordes de la marcha nupcial en primer lugar ingresó un cortejo de niños llevando los anillos y esparciendo pétalos de rosas, fueron ellos Ema Soler, Thiago Piastri, Candela Molina, Thiago Castro.

Unos pasos más atrás del brazo de su papá Gustavo Gorcés iba la novia, vistió modelo de gasa blanco, corset de un solo bretel revestido de flores aplicadas, cruza en diagonal, falda con movimiento se extiende en traine, en el peinado lució iguales flores ubicadas en un lateral, el ramo de novia lo constituyeron liliums rosados e ilusión.

En el altar la esperaban el novio y los restantes padrinos, la abuela de la novia Jacinta Alfonso, el papá y hermana del novio Ángel Márquez y Daniela Márquez Farinha.

Durante la ceremonia Alfredo Márquez leyó un trozo bíblico, versando en él su homilía el oficiante padre Juan Finozzi, fue secundado en las oraciones de los fieles por amistades más allegadas a los contrayentes.

Posteriormente en el atrio recibieron las felicitaciones, más tarde con una reunión social fue festejado el acontecimiento.

Los dos salones del Salto Polo club fueron decorados con telas de colores natural y verde oliva, en los ángulos laterales había enormes racimos de globos combinados, en la entrada el caminero fue delineado con fanales rústicos que iban a culminar con el cuadro de firma. Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería en composée de color combinadas algunas con arpilleras, lucían al centro esferas de rafia iluminada con un veloncito.

El baile comenzó con el tradicional vals, luego de intercambiar parejas el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría y reparto del colorido cotillón. En la madrugada ambas familias se acercaron donde estaba la torta de bodas de dos pisos bañados de blanco decorados con cintas de satén verde, culminando con la parejita de novios, esta estaba apoyada sobre sendero de igual color y mantelería blanco, acompañaba original arreglo floral logrado con liliums rosados, ilusión y varitas de sauce eléctrico. En el sector de livings y puff en un costado estas flores adornaban dos ánforas artesanales realizadas con raíces secas.

Como muestra de afecto y amistad los noveles esposos recibieron lindos y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...