Boda Pedrozo – Garayalde

En emotiva ceremonia religiosa realizada en la Parroquia del Carmen fue consagrada la boda de Juan Andrés Pedrozo y Gisella Garayalde, siendo acompañados por múltiples amistades y familiares que con su presencia les testimoniaron su afecto.
El templo lució una esmerada decoración en base a flores en tonos pastel y follaje, muchos amigos y familiares acompañaron en la ceremonia realizada a las 16 horas, muchos de ellos viajaron desde Montevideo, lugar donde residen los noveles esposos
A la hora señalada ingresó la desposada del brazo de su hermano José Garayalde, vistió modelo de ceremonia confeccionado en organza blanco con aplicaciones de encaje y puntillas antiguas, destacando aún más la parte superior con delicados bordados de perlitas, falda de caída natural y traine, largo manto de tul con el borde de puntillas sostenido en el peinado por medio de broche de flores y perlas, en la mano llevó rosario de tradición familiar.
En el altar la esperaban el sacerdote oficiante, el novio y los restantes padres y padrinos, Angélica Constanzo vistió modelo en tonos degradée que van del celeste, calipso y azul, con el bustier y breteles drapeados, Juan Pedro Pedrozo y Mercedes Panozzo, lució solero de gasa verde luz con detalles bordados en lentejuelas de colores contrastantes señalando las mangas largas transparentes y el escote.
Al momento de bendecir los anillos se acercaron los sobrinos de la novia y se los entregaron al oficiante, en la lectura bíblica y las oraciones de los fieles se turnaron familiares y amigos íntimos de ambos.
Finalizado el ritual la gentil pareja en el atrio fue saludada. Más tarde y en un salón de fiestas ubicado camino a la represa se festejó el acontecimiento, la carpa fue decorada al estilo campestre, con los centros de mesas logrados con frascos decorados con arpilleras sosteniendo margaritas, gerberas y otras flores de estación en colores pasteles. Sector de mesas bajas con living y puf se apreciaban adentro y en el parque al frente, una coqueta mesa de postres realzaba aún más con importante arreglo floral.
Al llegar los novios iniciaron el vals, intercambiaron parejas para luego dar lugar al animado baile que se prolongó hasta altas horas de la madrugada. En su luna de miel viajaron a Mendoza y otras provincias argentinas.