Boda Rodríguez – Ferre Panizza

Días pasados en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús (Cerro) fue bendecida la boda del Alférez Jorge Rodríguez Márquez y Catherine Ferre Panizza, siendo acompañados por un nutrido grupo de familiares y amistades testimoniándoles su afecto.
El antiguo templo fue decorado con flores amarillas y algo de follaje, lució sobre el altar un bouquet donde sobresalían dos velas blancas, los bancos fueron destacados en sus cabezales con  ramilletes de flores y moños con lazos largos.
A la hora señala y mientras se oían los acordes de la marcha nupcial vimos pasar  a la ahijada del novio Nicol Rodríguez llevando la canastilla con los anillos, unos pasos más atrás del brazo de su papá Luis Ferre le seguía la novia, vistió modelo nupcial blanco, satén revestido de gasa, el corsage presenta aplicaciones de flores y los breteles pasaban detrás del cuello, amplia falda se prolonga en traine bordada con canutillos y mostacillas  y el zócalo destacado con puntilla igualmente bordada, como tocado lució una flor de la misma tela del vestido, el ramo de novia lo constituían orquídeas blancas.
En el altar le aguardaban el novio vestido con su traje de gala, el  oficiante Padre Senón y los restantes padrinos que fueron María del Carmen Panizza, vistió modelo de gasa negro con mangas cortas y abiertas, el corsage hasta la media falda bordada en pailletes al tono y de allí continuaba lisa y larga con movimiento. Oscar Rodríguez y Celia Márquez, lució tailleur de chaqueta y pantalón de tafeta color gris platino.
Durante la ceremonia Daniel Rovelli leyó un trozo bíblico versando en él su homilía el oficiante, lo secundaron en las oraciones de los fieles las amigas de la novia Alexandra Elhordoy, Eliana López y Leticia Márquez.
Finalizado el ritual la gentil pareja se ausentó hasta el atrio donde fueron efusivamente saludados, su salida fue acompañada por la guardia de honor formada por compañeros de armas del contrayente.   Posteriormente con una reunión social fue festejado el acontecimiento, el local fue decorado en los colores blanco y amarillo.
En el recibidor se apreciaban  varios helechos colgantes los que eran destacados con piezas de telas blancas formando un traillage de fondo.
En el salón las mesas de los invitados fueron tendidas con manteles blancos y senderos amarillo oro, al medio lucían altos candelabros con un velón y bouquet de flores amarillas.
Todo el techo fue surcado con piezas de telas blancas.
Al llegar los noveles esposos comenzaron con los giros del vals alternando parejas con familiares y amistades, muchas de ellas llegadas desde otros departamentos, luego ritmos de moda invitaron a que toda la concurrencia disfrutara del animado baile, sobre la madrugada se repartió el colorido y variado cotillón.
Al momento de elevar las copas en el brindis compartido tomó mayor relevancia la mesa principal donde estaba la torta de bodas decorada en filigrana blanca, a su lado sobre copón de plata destacaba soberbio arreglo de flores en blanco y amarillo.
El  día anterior en el Juzgado de Paz firmaron el acta matrimonial siendo sus testigos: Alexandra Elhordoy, Nancy Galli, Daniel Rovelli y Carolina Meirelles.
Recibió esta pareja múltiples y prácticos obsequios que pasaron a alhajar el nuevo hogar.