Boda Rossi Aranguren – Dondo Pereira Castro

El pasado 2 de octubre en la Basílica Catedral San Juan Bautista fue consagrada la boda de Mario Jesús Rossi Aranguren y la Esc. Gabriela Virginia Dondo Pereira Castro, siendo acompañados por múltiples familiares y amistades que con su presencia les testimoniaron su afecto.

El templo lució una delicada decoración en base a flores blancas y marfil con un toque de azul, ubicadas en importante arreglo sobre un ángulo del altar y en los cabezales de los bancos unidos con cordón de color crudo.

A bordo de un auto antiguo llegó la desposada, con los acordes de la marcha nupcial ingresó al templo del brazo de su ahijado  Guzmán González Paiva, se le adelantaron a su paso llevando los anillos y ramilletes de flores el cortejo formado por los niños: Luis Enrique Zorrilla, Micaela Fernández, Belén Pereira Castro, Vicente De Lisa y Macarena Iracche. La novia destacó vistiendo modelo de ceremonia blanco, el corsage de escote straples y manguitas realizadas con anchas puntillas antiguas y corset en piel de ángel adornado con puntillas valencianas antiguas en un tono marfil, amplia falda bien armada con doble falda de organza abierta al frente con una flor deja ver por debajo tres vuelos de puntillas anchas, de la cadera al dorso se extiende larga y amplia traine en piel de ángel culminando con trabajos de valencianas antiguas, complementó su atuendo con mitones largos, el tocado lo constituyó con coronita de strass de donde nacía el velo semi largo de tul ilusión con aplicaciones de puntillas en el reborde.

En el altar la esperaban el novio junto al sacerdote oficiante Gustavo Langone, y los restantes padrinos, Luis Orlando Rossi y Norma Aranguren, vistió elegante solero de gasa color bordeaux, falda amplia de gasa estampada, presenta sobre un costado secuencias de vuelitos de gasa lisa, dando destaque al modelo, acompañó con capa de gasa negro. La mamá de la novia Blanca Pereira Castro lució moderno modelo  de shantung labrado color oro, corsage de un solo hombro y flor dando nacimiento un chal envolvente, falda larga de línea sirena con breve traine, ancha faja drapeada envuelve la cadera y recoge en uno de los laterales con dos flores de igual tela.

Los momentos más significativos del ceremonial se oyó la voz de María Fernanda Ferreira interpretando el Ave María al momento de bendecir los anillos y el Aleluya al finalizar.

La lectura del evangelio la realizó  Mary Esther Rossi, fue secundada en las peticiones por la felicidad del nuevo hogar efectuada por Moraima Paiva, luego Maximiliano Pereira leyó una carta haciendo referencia a la amistad con la pareja y lo que ellos significan en el grupo de amistades.

Al finalizar en el atrio del templo la feliz pareja recibió las felicitaciones, posteriormente con una recepción fue celebrado el acontecimiento.

El local fue decorado en los colores blanco y dorado, al ingresar en la galería  se ubicaron dos pedestales con flores blancas y algo de follaje y decorados con piezas de gasa formando drapeados.

En el salón las mesas de los invitados fueron tendidas con mantelería blanca y cubre dorado, lucían al centro candelabros altos con velas y rosas blancas apoyados sobre media luna de espejo.

Los esposos tuvieron su mesa de honor ubicada sobre un estrado más alto de donde divisaban a todos sus invitados mientras disfrutaban de la cena romántica.

El baile comenzó al llegar los esposos e iniciaron el vals, luego intercambiaron parejas con familiares y amigos, posteriormente ritmos de moda fue toda una invitación a la danza que se prolongó por toda la madrugada, al momento de repartir el cotillón se lanzaron al aire torzadas de globos, durante la velada actuó Banda Ayuí. Todo lo que acontecía en la sala y la ceremonia del civil del día anterior junto con algunas secuencias de fotos de la ceremonia religiosa se fueron pasando sobre una pantalla gigante.

En el patio posterior se ubicó un gacebo hindú con gasas al viento, decoraban fardos revestidos de telas blancas, el conjunto fue tenuemente iluminado con antorchas.

Al momento de elevar las copas en el brindis compartido tomó mayor relevancia la mesa principal tendida con fino mantel blanco calado en ocre de procedencia español, perteneciente a la familia de la novia, sobre él se posaban las cinco tortas con forma de corazones ubicadas en diferentes planos decoradas en blanco y marfil, acompaña importante pieza antigua de plata de varios brazos y tulipas de cristal tallado elaborado con flores naturales de singular belleza.  Como muestra de afecto la pareja recibió múltiples y prácticos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.







Recepción de Avisos Clasificados