Boda Sobesky Guarino – Kucharsky Dos Santos

Días pasados en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen fue bendecida la boda de Jonatan Sobesky Guarino y Stefani Kucharsky Dos Santos.
El templo lució una fina decoración en base a flores blancas y amarillas, se las veía sobre el altar y ambos costados del presbiterio, bouquet colgantes en los primeros y últimos bancos del sendero principal.
A la hora señalada y mientras se oía la marcha nupcial ingresaron en primer lugar los niños  Bautista y Pía Raivas Guarino y Catalina Pereira Silva, ellos tuvieron a su cargo llevar las alianzas para que el sacerdote Fernando Pigurina les diera su bendición.
Les seguía a su paso la novia del brazo de su papá Julio Kucharsky, ella destacó su prestancia y juventud vistiendo modelo de ceremonia confeccionado en piel de ángel tono natural, revestido de encaje el corsage y los laterales de la falda de caída natural,  un cinto fino de raso sostenía al dorso la traine. En el peinado lució tocado de perlas dando nacimiento al velo largo de tul ilusión, el ramo de novia lo constituían rosa té y rosario de tradición en la familia.
En el altar la esperaban el novio junto al sacerdote oficiante y los restantes padrinos, Enrique Sobesky y Mercedes Guarino, quien vistió fino modelo de color azul ricamente bordado en piedras en degradée de color, Mónica dos Santos lució elegante vestido en tonos peltre, gris y negro, la parte superior formaban franjas en estos colores con diseños de arabescos, la falda en tres grandes franjas lisas en estos tonos.
Durante la ceremonia los momentos más significativos fueron señalados con interpretaciones a cargo de José P. Huvatt, luego familiares y amigos íntimos se fueron turnando para realizar la lectura bíblica y las peticiones.
Finalizado el ritual en el atrio la pareja recibió las felicitaciones, posteriormente con una recepción fue celebrado el acontecimiento. El local fue decorado con muy buen gusto desde el parque circundante donde se ubicaron bancos de plaza de madera y hierro forjado junto a altos faroles con tulipas de vidrio y velones encendidos adornados al medio con flores y follaje naturales.
Los manteles que cubrían las mesas donde se ubicaron los invitados lucían manteles blancos y senderos dorados, los centros de mesas eran altos soportes metalizados sosteniendo arreglos florales y caireles colgantes, varias mesas fueron dispuestas para los bocados fríos y postres, ambos decorados con importantes arreglos florales logrados con liliums blancos, rosas amarillas y color té, unidos a ilusión y follaje. El baile comenzó cuando llegaron al salón los nuevos esposos, comenzaron el vals. Luego intercambiaron parejas con sus familiares y amistades, luego el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría y diversión.
En su luna de miel visitaron Playa del Carmen.

Días pasados en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen fue bendecida la boda de Jonatan Sobesky Guarino y Stefani Kucharsky Dos Santos.

El templo lució una fina decoración en base a flores blancas y amarillas, se las veía sobre el altar y ambos costados del presbiterio, bouquet colgantes en los primeros y últimos bancos del sendero principal.

A la hora señalada y mientras se oía la marcha nupcial ingresaron en primer lugar los niños  Bautista y Pía Raivas Guarino y Catalina Pereira Silva, ellos tuvieron a su cargo llevar las alianzas para que el sacerdote Fernando Pigurina les diera su bendición.

Les seguía a su paso la novia del brazo de su papá Julio Kucharsky, ella destacó su prestancia y juventud vistiendo modelo de ceremonia confeccionado en piel de ángel tono natural, revestido de encaje el corsage y los laterales de la falda de caída natural,  un cinto fino de raso sostenía al dorso la traine. En el peinado lució tocado de perlas dando nacimiento al velo largo de tul ilusión, el ramo de novia lo constituían rosa té y rosario de tradición en la familia.

En el altar la esperaban el novio junto al sacerdote oficiante y los restantes padrinos, Enrique Sobesky y Mercedes Guarino, quien vistió fino modelo de color azul ricamente bordado en piedras en degradée de color, Mónica dos Santos lució elegante vestido en tonos peltre, gris y negro, la parte superior formaban franjas en estos colores con diseños de arabescos, la falda en tres grandes franjas lisas en estos tonos.

Durante la ceremonia los momentos más significativos fueron señalados con interpretaciones a cargo de José P. Huvatt, luego familiares y amigos íntimos se fueron turnando para realizar la lectura bíblica y las peticiones.

Finalizado el ritual en el atrio la pareja recibió las felicitaciones, posteriormente con una recepción fue celebrado el acontecimiento. El local fue decorado con muy buen gusto desde el parque circundante donde se ubicaron bancos de plaza de madera y hierro forjado junto a altos faroles con tulipas de vidrio y velones encendidos adornados al medio con flores y follaje naturales.

Los manteles que cubrían las mesas donde se ubicaron los invitados lucían manteles blancos y senderos dorados, los centros de mesas eran altos soportes metalizados sosteniendo arreglos florales y caireles colgantes, varias mesas fueron dispuestas para los bocados fríos y postres, ambos decorados con importantes arreglos florales logrados con liliums blancos, rosas amarillas y color té, unidos a ilusión y follaje. El baile comenzó cuando llegaron al salón los nuevos esposos, comenzaron el vals. Luego intercambiaron parejas con sus familiares y amistades, luego el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría y diversión.

En su luna de miel visitaron Playa del Carmen.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...