Boda Soto – González

En la Capilla Don Bosco (Bº Cien Manzanas) el cura párroco Walter Rodríguez bendijo la boda de los jóvenes Jorge Soto Perera y Luciana González Ruella, viéndose acompañados por múltiples amistades y familiares.
El templo destacó sus líneas con destacados arreglos florales blancos con algo de amarillo y variado follaje, se los veía sobre un ángulo del altar y en los dos primeros bancos al ingreso.
La novia llegó al templo a bordo de un auto de colección, la esperaba su papá Firmo González, con quien ingresó, siendo muy ponderada a su paso hacia el altar.
Luciana vistió modelo de ceremonia blanco, realizado en piel de ángel con detalles de aplicaciones de encaje ricamente bordado en perlas y cristales, el bordado se extendía del escote hasta el talle largo, corset destacado el corte imperio con ancho vuelo de igual tela, falda de suave movimiento con godets al dorso se prolonga en breve traine. El hermoso ramo de novia lo constituían varas de liliums blanco e ilusión, mientras que en el peinado recogido hacia el costado lució tocado metalizado trabajado con perlitas y cristales.
En el altar esperaban el novio, el sacerdote oficiante y los restantes padrinos que fueron, el hermano y mamá del contrayente: César Soto Perera y Ema Perera, vistió elegante modelo largo de color verde mar, falda evasée de suave movimiento confeccionado en shantung y corsage revestido de gasa ricamente bordada en pailletes, acompañó con bolerito de mangas ¾ en transparencia. La mamá de la novia Mirian Ruella, vistió modelo largo de shantung color azul petróleo, corsage solero de breteles anchos, uno de ellos revestido de vuelos continúan luego sobre un lateral de la falda evasée.
Durante la emotiva ceremonia se oyó la voz y guitarra de Gandhi Sánchez entonando melodías acordes al acontecimiento que se celebraba. Las peticiones las efectuaron amigas de ambos, de parte de la familia del novio la tía Laura Perera realizó una petición especial y resaltó algunos pasajes del noviazgo de los contrayentes.
Al momento de bendecir los anillos se acercaron los ahijados de ambos con la canastilla, fueron ellos Agustín Saavedra y Mateo Serebinskiej.
Finalizado el ritual la gentil pareja fue saludada en el atrio posteriormente en Haras de Salto se festejó el acontecimiento. Allí familias salteñas sociabilizaron con familias procedentes de Young de donde es oriunda la novia, de Flores, Montevideo y Paysandú donde actualmente están radicados.
El espacioso salón fue decorado con motivos en los colores negro, blanco y rojo, enmarcaban la entrada y luego se repetían en el recibidor, esferas colgantes recubiertas de follaje salpicadas de margaritas y felpillas blancas. Es de destacar que las mesas fueron iluminadas con veladoras alargadas de vidrio esmerilado blancos que colgaban del techo, las mesas donde fueron deferentemente atendidos los invitados lucieron manteles negros y cubre rojos lucían al centro altos suspiros con rosas mexicanas de color rojo punzo y escapes de follaje. Al centro del salón había una larga mesa decorada al medio con destacado arreglo tropical multicolor  con frutas y flores exóticas donde se sirvieron los platos fríos y ensaladas, luego se exhíbía la variedad de postres que acompañó el momento del brindis.
La gentil pareja llegó pasando por el sendero iluminado con antorchas, inmediatamente comenzaron con el vals, intercambiaron parejas con familiares y amigos y antes de comenzar el animado baile ingresaron los compañeros de equipo ciclistas del club Porongos, en sus bicicletas de competencias, a modo de homenaje a su compañero de rutas, repartieron stikers y camisetas del club y competencias ya realizadas.
En la madrugada un conocido grupo en vivo deleitó a la concurrencia y animó la velada para posteriormente con la batucada repartir el cotillón, para culminar tan linda y divertida fiesta ya sobre el amanecer.  La pareja disfruta su luna de miel en Playa del Carmen.

En la Capilla Don Bosco (Bº Cien Manzanas) el cura párroco Walter Rodríguez bendijo la boda de los jóvenes Jorge Soto Perera y Luciana González Ruella, viéndose acompañados por múltiples amistades y familiares.

El templo destacó sus líneas con destacados arreglos florales blancos con algo de amarillo y variado follaje, se los veía sobresoto - gonzález un ángulo del altar y en los dos primeros bancos al ingreso.

La novia llegó al templo a bordo de un auto de colección, la esperaba su papá Firmo González, con quien ingresó, siendo muy ponderada a su paso hacia el altar.

Luciana vistió modelo de ceremonia blanco, realizado en piel de ángel con detalles de aplicaciones de encaje ricamente bordado en perlas y cristales, el bordado se extendía del escote hasta el talle largo, corset destacado el corte imperio con ancho vuelo de igual tela, falda de suave movimiento con godets al dorso se prolonga en breve traine. El hermoso ramo de novia lo constituían varas de liliums blanco e ilusión, mientras que en el peinado recogido hacia el costado lució tocado metalizado trabajado con perlitas y cristales.

En el altar esperaban el novio, el sacerdote oficiante y los restantes padrinos que fueron, el hermano y mamá del contrayente: César Soto Perera y Ema Perera, vistió elegante modelo largo de color verde mar, falda evasée de suave movimiento confeccionado en shantung y corsage revestido de gasa ricamente bordada en pailletes, acompañó con bolerito de mangas ¾ en transparencia. La mamá de la novia Mirian Ruella, vistió modelo largo de shantung color azul petróleo, corsage solero de breteles anchos, uno de ellos revestido de vuelos continúan luego sobre un lateral de la falda evasée.

Durante la emotiva ceremonia se oyó la voz y guitarra de Gandhi Sánchez entonando melodías acordes al acontecimiento que se celebraba. Las peticiones las efectuaron amigas de ambos, de parte de la familia del novio la tía Laura Perera realizó una petición especial y resaltó algunos pasajes del noviazgo de los contrayentes.

Al momento de bendecir los anillos se acercaron los ahijados de ambos con la canastilla, fueron ellos Agustín Saavedra y Mateo Serebinskiej.

Finalizado el ritual la gentil pareja fue saludada en el atrio posteriormente en Haras de Salto se festejó el acontecimiento. Allí familias salteñas sociabilizaron con familias procedentes de Young de donde es oriunda la novia, de Flores, Montevideo y Paysandú donde actualmente están radicados.

El espacioso salón fue decorado con motivos en los colores negro, blanco y rojo, enmarcaban la entrada y luego se repetían en el recibidor, esferas colgantes recubiertas de follaje salpicadas de margaritas y felpillas blancas. Es de destacar que las mesas fueron iluminadas con veladoras alargadas de vidrio esmerilado blancos que colgaban del techo, las mesas donde fueron deferentemente atendidos los invitados lucieron manteles negros y cubre rojos lucían al centro altos suspiros con rosas mexicanas de color rojo punzo y escapes de follaje. Al centro del salón había una larga mesa decorada al medio con destacado arreglo tropical multicolor  con frutas y flores exóticas donde se sirvieron los platos fríos y ensaladas, luego se exhíbía la variedad de postres que acompañó el momento del brindis.

La gentil pareja llegó pasando por el sendero iluminado con antorchas, inmediatamente comenzaron con el vals, intercambiaron parejas con familiares y amigos y antes de comenzar el animado baile ingresaron los compañeros de equipo ciclistas del club Porongos, en sus bicicletas de competencias, a modo de homenaje a su compañero de rutas, repartieron stikers y camisetas del club y competencias ya realizadas.

En la madrugada un conocido grupo en vivo deleitó a la concurrencia y animó la velada para posteriormente con la batucada repartir el cotillón, para culminar tan linda y divertida fiesta ya sobre el amanecer.  La pareja disfruta su luna de miel en Playa del Carmen.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...